‘Ayudamos a los grandes para que apoyen a los pequeños’

“Si estamos preparados para pensar como empresarios y fortalecemos las pymes, crearemos ventanas de oportunidad en medio de adversidades”. El gerente de Fundes, Mauricio Cano, habla de la celebración de los 30 años de Fundes y del foro sobre negocios con aliados de menor tamaño.

Mauricio Cano, gerente general de Fundes.

Archivo particular

Mauricio Cano, gerente general de Fundes.

Empresas
POR:
octubre 21 de 2014 - 01:54 a.m.
2014-10-21

En 1984 nació Fundes, una organización que busca ofrecer soluciones para integrar a los grandes actores económicos con aquellos que apenas se están posicionado en el mercado. Desde entonces han trabajado con 80 multinacionales en América Latina, han convertido en sus mejores aliados a 10 gobiernos de la región y han intervenido a más de 300 mil mipymes.

Su gerente general para Colombia, Mauricio Cano, habló con Portafolio en el marco de la celebración de los 30 años de Fundes. La próxima semana realizarán un foro en el que participarán ejecutivos de toda América Latina para discutir cómo hacer grandes negocios junto a aliados pequeños.

¿Cómo llegó Fundes a Colombia y en qué están trabajando ahora?

Iniciamos hace 30 años como una fundación que otorgaba garantía de crédito para aquellos empresarios pequeños que no tenían acceso al financiamiento pero rápidamente nos dimos cuenta que eso no era suficiente y entonces comenzamos a promover el surgimiento y posicionamiento competitivo de micro, medianas y pequeñas empresas en diferentes zonas del país.

¿Y las grandes compañías sí han apoyado decididamente a las pequeñas empresas a través de los proyectos de Fundes?

Cada vez las grandes empresas se dan más cuenta de que su propio éxito empresarial depende de los buenos resultados de estos aliados pequeños que hacen parte de la cadena de valor comercial.

Como diría Michael Porter, queremos que se pueda hacer negocios exitosos en Colombia a la vez que se genera un impacto social positivo y lo estamos logrando.

Eso suena bien en la teoría, ¿pero qué casos de éxito han tenido que demuestren los resultados de su gestión?

Mire: trabajamos desde hace unos años con la cervecera SAB Miller. Alrededor del 60 por ciento de la distribución de su producto se hace a través de las tiendas de barrio.

Con la asesoría de Fundes hemos logrado un impacto positivo diseñando programas orientados al apoyo empresarial de estos microempresarios. Las ventas de los pequeños han aumentado y eso redunda en el éxito de la multinacional, pero además se está generando mayor fidelidad y recordación de marca.

¿Pero todo eso no lo hacen ya los departamentos de responsabilidad social de las grandes compañías?

Fíjese que cada vez hablamos más con el área de proveeduría o con el área comercial que con los departamentos de responsabilidad social. El modelo ha crecido y hemos logrado demostrarle a los grandes empresarios que cuando se deciden a jugársela por los que apenas están surgiendo, hacen la mejor inversión de todas.

Ahora que se habla del compromiso de los empresarios con la paz, ¿es posible llevar este tipo de proyectos a zonas de conflicto en Colombia?

Sí. Y mientras algunos dicen que no se puede, nosotros ya lo estamos haciendo. Con Alquería y gracias al apoyo de recursos internacionales estamos en el departamento del Meta en municipios como Vista Hermosa y Santo Domingo que han tenido problemas de seguridad muy graves. Hasta allá hemos llegado con un proyecto que busca impulsar a las asociaciones de proveedores de leche locales que quieren salir adelante pero que en ese contexto encuentran muchas dificultades. Les hemos llevado herramientas de gestión empresarial y ha sido una experiencia que demuestra que cuando se quiere, se puede.

Hay incertidumbre en la economía nacional. ¿No temen que las más afectadas sean las pymes?

Para nada. Al contrario, cuando hay crisis económicas las grandes empresas comienzan a desvincular personas y surge el fenómeno del emprendimiento por necesidad. Si estamos preparados para pensar como empresarios y cogemos a los pequeños para fortalecerlos, crearemos ventanas de oportunidad en medio de las adversidades.

El gran reto es que nos volvamos el mejor aliado de los gobiernos y las grandes empresas y el mayor experto en el desarrollo empresarial de las pequeñas compañías.

EL FUTURO DE FUNDES

Usted es hijo del exministro y codirector del Banco de La República, Carlos Gustavo Cano. ¿En qué se parecen y en qué toman distancia?

Yo creo que los dos tenemos una fuerte vocación hacia el servicio por los demás.

Mi desarrollo académico y profesional ha sido inspirado en él.

Ahora bien, nos separamos en que él escogió canalizar ese servicio a través del sector público y yo lo hago desde el sector privado.

José Manuel Acevedo
Especial para Portafolio