Azteca casi triplica el número de clientes durante el 2017

Nibaldo Toledo, presidente de la compañía en Colombia, afirma que este nivel de crecimiento llevó a la empresa a separar la operación de las relaciones institucionales.

Nibaldo Toledo Takahashi, se desempeña ahora como presidente de la compañía Azteca en Colombia.

Nibaldo Toledo Takahashi, se desempeña ahora como presidente de la compañía Azteca en Colombia.

Cortesía: Azteca

POR:
Portafolio
noviembre 27 de 2017 - 09:03 p.m.
2017-11-27

Azteca empezó el 2017 con menos de 7.000 clientes empresariales, y cerrará con más de 20.000 en todo el país. Esta cosecha es el resultado del lanzamiento de la red más grande de Colombia. Aún así el presidente de la compañía, Nibaldo Toledo Takahashi, cree que ahora el reto es prestar la mejor atención a todos, lo cual genera nuevas obligaciones y responsabilidades. Incluso, la empresa tuvo que ser sometida a una reestructuración para atender los desafíos de la nueva masa crítica de clientes.

La compañía de telecomunicaciones le apuesta al crecimiento digital del país a través de la estrategia denominada ‘Propseridad Incluyente’ y la prestación de nuevos servicios, especiales para empresas pequeñas sin tener que hacer grandes inversiones.
Nibaldo Toledo, cabeza de la organización en Colombia habló con Portafolio sobre la coyuntura del sector y de la empresa, dedicada al suministro de conexiones de cable submarino en el país.

¿En qué consistió la reestructuración?

Separamos la operación de las relaciones institucionales de la compañía. Yo dejé el cargo de CEO y pasé a ser el presidente.

Hoy tenemos nuevas responsabilidades porque contamos con 150.000 hogares conectados a internet mediante el servicio de fibra óptica, 20.000 empresas y 1.700 kioscos de Vive Digital, en un contrato que acabamos de renovar con el Gobierno.

¿Cuál es la estrategia de la empresa?

El Grupo comenzó a aplicar el concepto de ‘prosperidad incluyente’ en todas sus operaciones. Es decir, que participa socialmente en un negocio, donde espera resultados en ambos sentidos.

¿Qué tiene de incluyente el negocio de Azteca?

Nosotros conectamos todas las viviendas de interés prioritario. Un estudio reciente contratado con la firma Yanhas demuestra que estos hogares no tienen capacidad para pagar más de $20.000 mensuales por el servicio de internet. Solamente el 40% puede pagar eso. Otros no alcanzan ni siquiera ese monto y algunos no tienen ninguna opción de pagar un solo pesos por acceder a la conexión.

Nosotros tendemos las líneas de fibra óptica sin costo, a través del programa que adelantamos con el Gobierno. Hoy, estos hogares navegan más de tres horas diarias, en promedio. Estas personas están usando la red especialmente en educación, en capacitación de adultos y en emprendimientos y trabajo. Eso reduce la brecha de acceso a la tecnología.

¿En qué estamos en cobertura en Colombia en cobertura de banda ancha?

Hoy el país tiene una cobertura de entre el 50% y el 60%. Pero si se sacan las grandes ciudades, la media del país no llega a más del 30%. Medellín tiene casi el 100%, pero hay municipios que apenas llegan al 10% de acceso a banda ancha.

Y, ¿cuál es la velocidad promedio?

Colombia está entre cinco y siete megas. Pero la gran mayoría está en una mega, porque las autoridades definen la banda ancha a partir de una mega. Afortunadamente, el Gobierno expidió recientemente un decreto, que indica que a partir del 1 de enero del 2019 no podrá llamar banda ancha a quienes tengan menos de 25 megas.

¿Eso qué implica?

La idea es atacar el indicador de la velocidad. Una cosa es si los hogares tienen conexión y otro es de qué calidad es esa conexión. La idea es crecer en el internet de negocios que sea productivo.

¿Qué es el internet productivo?

Es aquel que se usa para promover el desarrollo, personal, profesional y de negocios. Es usar la red de manera estratégica, como su nombre los indica, para generar progreso y bienestar social y económico. Está demostrado que la tecnología y las telecomunicaciones son dos de las herramientas más valiosas para reducir las brechas sociales.

¿Qué tecnología se recomienda para mejorar la cobertura nacional?

Es necesario que convivan todas las tecnologías. En la zona rural es muy difícil y costoso llevar el cable, y en ese caso se requiere de la opción satelital. El problema es que el país tiene una zona rural muy extensa y dispersa, y por eso es necesario hacer uso de los dos mecanismos.

¿Qué planes de inversión tienen en Colombia?

Para el próximo año tenemos planeada una inversión de 40 millones de dólares, en el robustecimiento disponibilidad de servicio y conexión de usuarios. Nosotros ya contamos con la mayor red de conexión de usuarios corporativos, y de hogares (en los programas en los que está involucrado el Gobierno). Este año llevamos el cable de fibra óptica a ciudades como Ibagué, Villavicencio, Bucaramanga y parte de Barranquilla.
Todas las ciudades grandes del país tienen redes urbanas de fibra óptica.

Ahora se está trabajando es en la conexión corporativa y de los hogares. Esta última labor la cumplen empresas particulares que nos compran servicios a nosotros en todas las regiones del país, creando grandes oportunidades de negocios y de generación de empleo.

¿Quién paga la red?

Esta fue construida con un contrato denominado de aporte. El Gobierno puso un dinero y Azteca uno superior. La obligación de aumentar la red es de nosotros. Hoy hemos invertido más de 500 millones de dólares y seguimos creciendo, porque tenemos la responsabilidad de conectar a Colombia con el mundo.

Siga bajando para encontrar más contenido