Banca privada, un negocio clave para Citi en Colombia

Peter Charrington, líder de este segmento a nivel global, dice que los inversionistas están buscando opciones alternativas para administrar sus recursos.

Peter Charrington, líder global del segmento de Banca Privada del Citi.

Archivo particular

Peter Charrington, líder global del segmento de Banca Privada del Citi.

Empresas
POR:
febrero 11 de 2015 - 01:34 a.m.
2015-02-11

Al igual que en otras regiones, en América Latina ha aumentado la riqueza y por eso cada vez más entidades ofrecen alternativas de inversión a sus clientes.

Citibank quiere expandirse en este segmento en el mercado colombiano por medio de su unidad de banca privada, aprovechando el conocimiento global y el potencial del país.

Sobre este y otros temas, Peter Charrington, líder global del área de banca privada del Citi, habló con Portafolio.

¿Cuál es el perfil del cliente de banca privada?

Personas naturales, familias y fundaciones, pero especialmente dueños de negocios de distintas industrias que manejan altos volúmenes de recursos. En la medida en que se es más acaudalado, las necesidades de inversión van cambiando, y cuando uno mira este tipo de clientes, sus intereses son más globales. No es un negocio de altos volúmenes como la banca minorista, sino que en este segmento hay menos clientes pero son más sofisticados. Aquí la idea es ofrecer valor y ayudarles a crecer y a expandir sus negocios.

¿Cómo está el segmento en Colombia?

La idea es visitar a nuestros clientes, en América Latina hay una base importante y particularmente Colombia es un país muy interesante desde el punto de vista del Citi, que en el país tiene banca minorista e institucional, y en particular de la banca privada, que hace parte del segundo. Hemos visto un negocio creciente en los últimos años, y queremos seguir expandiéndonos a futuro. Por lo pronto, estamos enfocados hacia Bogotá, Medellín y Cali.

¿Cuál es su visión sobre Colombia?

El país va bien a pesar de los retos en materia económica, cuando uno observa las tasas de crecimiento se percibe una desaceleración pero la economía está fuerte. Hay una gran cantidad de empresarios y dueños de negocio que no solo operan localmente, sino que exportan o tienen planes de expansión fuera; y hay también clientes internacionales con presencia en Colombia y esos usuarios son nuestro foco.

¿Qué tipo de servicios se ofrecen en este segmento?

La banca privada busca como manejar el dinero e invertir en todo el mundo, darle ideas globales y en general apoyarlos en cómo ampliar los negocios con alternativas en todo el mundo.

Por ejemplo...

Por el hecho de ser banco, ofrecemos los productos tradicionales de crédito. En inversiones, las clasificamos en dos tipos. Uno es el clásico, que incluye acciones y activos de renta fija. El otro son inversiones alternativas en el sector inmobiliario, fondos de capital privado, entre muchas otras opciones. También hacemos operaciones en moneda extranjera para que haya coberturas frente a la tasa de cambio, también derivados de acciones y exposición a materias primas. El objetivo es encontrar la mejor forma de darle valor agregado a los portafolios y darle acceso a los clientes a alternativas a nivel global.

¿Cuáles son las claves para atender a este tipo de clientes?

Es un segmento muy competitivo, hay jugadores locales, regionales e internacionales que son muy buenos. De todas formas, la presencia global es cada vez más importante para ofrecer más y mejores alternativas a los clientes. Otro tema clave es que hay que dar asesoría objetiva dependiendo de las metas de inversión. En general, hay que entender que es un negocio diferente, no es simplemente corretaje, sino que es necesario crear relaciones de largo plazo. Después de la crisis, muchas personas perdieron la confianza, pero hemos trabajado en eso y ahora estamos viendo un gran apetito por ubicar el dinero en inversiones alternativas, en especial el sector inmobiliario en Norteamérica. Hay clientes latinos invirtiendo en Miami, y asiáticos en la costa oeste del país.