‘Ajustamos nuestra estrategia
para crecer más en Colombia’

La presidenta del Citi para América Latina insistió en que el objetivo
es enfocar inversiones a temas como el apoyo al sector corporativo.

Jane Fraser, presidenta del Citi en América Latina, explicó los detalles de la decisión.

Jane Fraser, presidenta del Citi en América Latina, explicó los detalles de la decisión.

Archivo particular

Empresas
POR:
Luisa Gómez R.
febrero 28 de 2016 - 07:00 p.m.
2016-02-28

La salida del negocio de banca de consumo en Colombia le da al Citi más espacio para crecer en el mercado local, atendiendo a las multinacionales que operan en el país, así como a las firmas locales que se están expandiendo.

Este giro en la estrategia de la entidad norteamericana se está ejecutando desde hace meses en distintas partes del mundo, y este año le tocó el turno a Colombia.

En entrevista con Portafolio, Jane Fraser, presidenta del Citi para Latinoamérica, explica los planes de la entidad en el país, y reitera que “el compromiso con Colombia no ha cambiado”.

¿Cuál es su visión sobre la economía local?

Nosotros percibimos a través de los ojos de nuestros clientes. Al ver las multinacionales y los clientes corporativos del país, vemos que los fundamentales son muy fuertes, ahorita el ciclo económico es diferente, pero al margen de eso el talento humano es impresionante y eso es una fortaleza enorme. Creo además que la sensación de transparencia y de confianza que da la economía se traduce en inversionistas que quieren invertir aquí. Mientras que en el mundo hay déficit de confianza, los inversionistas creen en Colombia y en sus fundamentales.

¿Qué representa Colombia para Citi?

Es para nuestros clientes el octavo mayor mercado en el mundo. Las multinacionales siempre habían estado volcadas a China, India y Brasil, pero ven a Colombia como un mercado importante, mientras que la mayoría de las multilatinas que están en Colombia y que son clientes nuestros reconocen el rol del país en la región y ahora con la Alianza del Pacífico. Cuando le quitamos el impacto de la desaceleración de China, de la caída de las materias primas y el ciclo en el que está la economía mundial, Colombia es uno de los mejores países para estar, y eso es lo que nos transmiten los clientes.

¿Les ha impactado la desaceleración?

Nuestros clientes crecen al ritmo de la economía, cuando las cosas van bien es fácil que las empresas crezcan, pero en esta coyuntura, un 2 por ciento de crecimiento en el PIB es el nuevo 7 por ciento. Lo que estamos viendo es que ahora las compañías tienen que enfocarse más en la eficiencia, porque hay menos capital a nivel global. Pero Colombia, Chile y Perú tienen un desempeño mejor que los otros países de la región. Todo esto es una transición a una economía enfocada a que sus ingresos provengan más de las exportaciones y del desarrollo de nuevas industrias. En el caso de Colombia, el programa de las vías 4G es clave, pues la infraestructura es un tema crítico para las ventas externas y para su habilidad de diversificar.

¿Hay algo que le preocupe en la región?

El fuerte ajuste que se está dando ante la situación de China, los precios de las materias primas y en general a todo lo que está pasando, porque impactó al sector minero-energético y a la tasa de cambio, pero ahora está golpeando a la situación fiscal y a la economía real, que se está enfriando y la clase media también tendrá que ajustarse. Sabemos que esos temas no son fáciles de manejar.

"Pese a la coyuntura, la sensación de nuestros clientes es que Colombia es
uno de los mejores países para estar".

COMPARTIR EN TWITTER


¿Por qué salir de la banca de consumo?

Estamos cumpliendo 100 años en Colombia y mi trabajo es asegurar nuestra presencia en los siguientes 100 años. Somos un banco local y también global, por eso hay que tomar las decisiones de largo plazo sobre en qué vamos a invertir y en dónde tendrán más impacto. Estamos comprometidos con Colombia, aquí queremos crecer, es un país en el que la inversión va a aumentar y por eso hemos cambiado nuestra estrategia. En ese contexto, desde el punto de vista corporativo y de banca de inversión, hay un montón de recursos que se necesitan, pues tenemos clientes multinacionales que están invirtiendo en Colombia para el largo plazo y empresas colombianas que se están expandiendo fuera. Eso nos exige inversiones en tecnología, en talento humano, para enfocarnos realmente en ese segmento institucional.

¿Qué causó ese giro?

Cuando miramos la banca minorista, los competidores locales son muy fuertes y han hecho bien su trabajo. Nos gusta lo que tenemos, pero mantener una propuesta de valor y garantizar su desarrollo necesita mucha inversión. Creemos que hacer este cambio en nuestra estrategia de negocio nos hará más fuertes y efectivos para lo que el país necesita más, somos únicos para el segmento corporativo, y aquí hay jugadores que pueden hacer una tarea mejor en banca de consumo en los próximos años. Fue una decisión difícil, pero para continuar invirtiendo y aumentando nuestra presencia aquí, definimos que sería mejor enfocarnos en una sola franquicia.

¿Qué viene en el proceso?


Quisimos ser transparentes con el anuncio, en estos días hemos trabajado con nuestro personal que está involucrado en el proceso, y ya estamos preparando los documentos financieros y todo el material para cuando empiecen los acercamientos. Esto toma tiempo, no será una venta rápida porque queremos encontrar un buen comprador, que invierta en este segmento y lo ayude a crecer. Tenemos que asegurarnos de que se tomó la mejor decisión para los clientes y para todos.

Completada la venta, ¿qué viene para la operación local?

Queremos que la transición sea lo más suave posible para todos. El año entrante vamos a intensificar el trabajo y las inversiones en banca corporativa, nuestros planes estarán alineados con la dirección que tomen los clientes. Los colombianos seguirán jugando un rol local importante y en la región, y las empresas internacionales vendrán a invertir y a participar en el desarrollo del país en todos los sectores, aunque tenemos buenas perspectivas frente a las exportaciones, por la mayor diversificación que ayudará al país a ser más competitivo. Habrá un centro de servicios importante en Colombia, porque es un ‘hub’ para los clientes y una base importante para prestar servicios desde aquí.

Luisa Gómez R.
Subeditora de Portafolio