Banco Colpatria incursionará en el segmento del microcrédito

La entidad financiera impulsará también la oferta de servicios para clientes corporativos aprovechando la experiencia de su socio Scotiabank, y busca crecer en libranzas para personas naturales. Portafolio habló con su presidente, Santiago Perdomo.

Santiago Perdomo, presidente del Banco Colpatria.

Archivo particular

Santiago Perdomo, presidente del Banco Colpatria.

Empresas
POR:
septiembre 11 de 2014 - 12:46 a.m.
2014-09-11

El Banco Colpatria está trabajando en ampliar su oferta tanto para las personas naturales como para las empresas.

Por un lado, traerá la experiencia de su socio Scotiabank en Perú para operar el segmento de microfinanzas y ampliarán su presencia en las libranzas.

En el tema corporativo, fortalecerán la tesorería y recientemente retomaron la licencia de comisionista de bolsa.

Sobre este y otros temas, el presidente del Banco Colpatria, Santiago Perdomo, habló con Portafolio.

¿Qué ha pasado desde que entró el Scotiabank como socio?

Estratégicamente, ellos eligieron cuatro mercados para crecer: Colombia, México, Perú y Chile. La alianza estratégica, sellada en febrero del 2012, ha traído un cambio silencioso, pero profundo. Hemos incursionado en el segmento corporativo y en el negocio de tesorería, pues Scotia es fuerte en este tema, ya tenemos trading para atender a nuestros clientes. También, hemos implementado sus políticas de riesgo para dar cumplimiento a los estándares de Basilea III.

¿Cuál es su balance del primer semestre?

En utilidades, el margen ha bajado en el sistema, la competencia es muy fuerte y por ende la rentabilidad se ha impactado. En el mercado colombiano ya no hay muchas opciones para crecer con adquisiciones, hay que hacerlo orgánicamente y, cuando hay participantes de la calidad de los que existen, no es tan sencillo. En cuanto a la cartera de crédito, el crecimiento ha sido de 15 por ciento y ha aumentado en todos los segmentos.

En ese escenario, ¿cuál va a ser el foco?

En personas, nuestro producto estrella es la tarjeta Crédito Fácil Codensa, donde hay casi un millón de clientes y esta es la apuesta para los segmentos no bancarizados. Aparte de Codensa, ya trabajamos con Enertolima, Enerpereira y estamos buscando alianzas con otras empresas de servicios públicos.

También queremos orientarnos al segmento medio y crecer en libranzas, un mercado de 22 billones de pesos. En corporativo, atendemos a grandes y medianas empresas, y ahora vamos a entrar al microcrédito.

¿Por qué incursionar en ese segmento?

Muchos microempresarios tienen que sufrir mucho para obtener créditos y por eso es importante llegar a un segmento que no está siendo bien atendido por el sistema tradicional. La idea es empezar en octubre: habrá un comienzo tímido, pero en la medida en que conozcamos el mercado la idea es crecer. Traeremos las buenas prácticas del Scotiabank en Perú.

¿Cómo ve la creación de las Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos Electrónicos?

Estamos viendo si solicitamos esas licencias, que tienen grandes limitaciones porque solamente pueden recibir dinero, pero no prestar. De todas formas, es interesante que exista competencia y podrían llegar otros jugadores como los servicios de giros y las empresas de telecomunicaciones.

¿Cuál va a ser la apuesta para el segmento corporativo?

Las empresas necesitan financiamiento para sus planes de ensanche, hay segmentos muy atractivos como los proyectos 4G y queremos financiarlos con los demás bancos, pues moverán 40 billones de pesos y ahí debemos estar. El negocio de tesorería es muy importante y, además, el mes pasado reactivamos la licencia de comisionista de bolsa (Scotia Securities), que es un vehículo perfecto para la entrada de inversión de portafolio, pues atenderá al mercado institucional y a los inversionistas extranjeros. Además, la fiduciaria será para fondos de inversión colectiva y fiducia de construcción.

¿Hay planes de unificar la marca?

No por ahora, en red la marca más fuerte es Colpatria, pero para atender al segmento institucional se usa Scotiabank.

¿Cómo ve la dinámica de la economía?

Creo que los resultados son muy buenos y más si se compara con otros países de la región, pero hacia adelante vemos el déficit fiscal creciendo y un déficit en la cuenta corriente. El país tiene que hacer una serie de reformas y tener más seguridad jurídica y atracción de capitales. Entre las reformas están la de justicia y la pensional, pero también incluye el desarrollo de la infraestructura. Si perdemos este cuarto de hora nos quedamos atrasados.

¿Cómo analiza la propuesta de reforma tributaria?

La entiendo, es la reforma fácil que es caerle a los que siempre pagamos impuestos. Tanto el 4 por mil como el impuesto al patrimonio son muy inconvenientes, pero no veo fácilmente otra opción, habría que hacerse una reforma estructural que amplíe la base de contribuyentes y combata la evasión. De aprobarse, se obtendría la plata para financiar el déficit fiscal, lo negativo es inseguridad fiscal y jurídica.

¿Qué otra cosa podría hacerse?

Sigo insistiendo en la propuesta de reducir el efectivo en la economía. En todas las actividades ilícitas, el común denominador es el efectivo (contrabando, lavado, evasión) y por eso hay que hacer un propósito nacional, para que todos aporten. Al Gobierno le compete crear las normas para no estimular el uso del efectivo, se debería prohibir en ciertas transacciones, porque aquí se hacen operaciones de alto monto en efectivo. De nuestra parte, hay que proveer mecanismos de transacción electrónica en todo el país, y menores costos en ciertas operaciones.

luicon@eltiempo.com