Banco japonés financiará vías 4G

La entidad financiera asiática está interesada en los nuevos proyectos de infraestructura.

Clemente Del Valle, presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).

Archivo particular

Clemente Del Valle, presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).

Empresas
POR:
julio 25 de 2014 - 04:51 a.m.
2014-07-25

La Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) anunciará la próxima semana la entrada de un banco asiático al abanico de fuentes de financiamiento del programa de cuarta generación de concesiones viales.

Aunque el nombre del nuevo jugador se mantiene en secreto, Colombia desde hace varios años ha sembrado confianza con los japoneses de Mizuho Bank, Sumitomo Mitsui, Banco de TokioMitsubishi y el Banco de Cooperación Internacional de Japón (JBIC, según sus siglas en inglés), por lo que no se descarta que se trate de alguno de ellos.

Clemente Del Valle, presidente de la FDN, le había contado a Portafolio que desde que empezó el proceso han venido trabajando con varias entidades asiáticas, principalmente con los “dos bancos líderes del Japón para hacer una alianza muy similar como la que se ha venido haciendo con los bancos nacionales”.

La noticia se une a los resultados de una agresiva campaña que está realizando el Gobierno Nacional para promocionar y buscar más recursos para los nuevos proyectos de infraestructura, valorados en 47 billones de pesos.

La semana pasada, el presidente Juan Manuel Santos viajó a Miami (Estados Unidos) para presentarles los proyectos viales a inversionistas. En los próximos meses, la campaña se extenderá a otras ciudades de Europa, Asia y Estados Unidos.

El foco en el coloso del norte es atraer el mercado de capitales, para lo cual se tiene como aliado principal a Goldman Sachs, con el cual la FDN desde hace varios meses está trabajando en la estructuración de un bono.

“Venimos trabajando en un bono que se movilizaría en moneda local, pero que permitiría también atraer inversionistas internacionales. Hay aún detalles por resolver. Lo cierto es que se podría ofrecer desde la parte inicial como una alternativa adicional a los recursos que se movilizarán a través de los bancos”, explicó Del Valle.

Este es tan solo uno de los tres productos que está estructurando la entidad.

Los otros dos son un bono que no entraría a financiar la etapa de construcción de las carreteras, pero se desembolsaría desde el comienzo para refinanciar a los bancos y, el tercero, lo asumirían los créditos que ofrecerían los nuevos fondos de deuda.

“Este es un semestre clave para que los concesionarios ganadores dejen armada la estrategia que se va a utilizar, cuánto crédito local e internacional, cuánta deuda subordinara o bonos, para luego ir concretando las fuentes”.

Christian Pardo Q.
chrpar@eltiempo.com