Banco de Occidente abre línea de crédito para vivienda

La sexta entidad entidad financiera (por tamaño) en el país, espera seguir creciendo en financiación para personas y medianas empresas.

Empresas
POR:
diciembre 22 de 2014 - 02:44 a.m.
2014-12-22

Una de las estrategias del Banco de Occidente, la sexta entidad por tamaño del país, es aumentar su participación en los dos grandes segmentos que opera, que son el financiamiento a medianas empresas y consumo.
Justamente, el presidente del Banco, Efraín Otero, considera que si bien se ha ganado terreno en la modalidad de crédito de consumo, “aún falta un camino largo por recorrer”.
El directivo explicó que han ganado una cuota importante en productos como vehículos, libranzas y créditos de libre asignación.
De hecho, la participación de mercado en la modalidad de consumo está en 6,2 por ciento, y la idea es que pueda aumentar al menos un punto, para que sea prácticamente el mismo nivel con el que participan en el crédito en general.
Por ahora, para complementar el portafolio que se ofrece a las personas naturales, desarrollarán el área de créditos para la compra de vivienda, en el cual incursionaron este año.
Al mismo tiempo, seguirán profundizando su presencia en el segmento preferencial, es decir de personas con ingresos medios y altos.
Por otra parte, el segmento fuerte para la entidad es el crédito para medianas empresas, en el cual esperan crecer por encima del sistema (más de 13 por ciento).
Al cierre de octubre, el saldo de cartera del Banco de Occidente superó los 20,3 billones de pesos, según cifras de la Superintendencia Financiera.
En cuanto al comportamiento de la cartera este año, Otero considera que si bien se ha racionalizado la dinámica, lo cierto es que este año no se ha visto un deterioro.
“Como pasa siempre, hay a quienes les va bien y otros a los que no tanto, hay estabilidad en el consumo y no hay sectores que específicamente tengan un deterioro”.
A octubre, el Banco obtuvo utilidades por 424.298 millones de pesos, y sus activos superaron los 30 billones de pesos.