Banco Sabadell es la nueva ‘joya de la corona’ para Gilinski

Los resultados de la entidad española en el primer trimestre dan buenas señales sobre su operación local, y para el mediano plazo se esperan los frutos de su estrategia de expansión internacional.

Solo 25 accionistas concentran el 42 % de la propiedad del Banco Sabadell de España.

Archivo

Solo 25 accionistas concentran el 42 % de la propiedad del Banco Sabadell de España.

Empresas
POR:
abril 27 de 2015 - 01:27 a.m.
2015-04-27

Todo apunta a que el banco español Sabadell, cuyo mayor accionista individual es el colombiano Jaime Gilinski, fue una apuesta segura para el banquero, y que ya está dando resultados.

No se trata solo de la fuerte estrategia de expansión local e internacional, cuyos beneficios son de mediano y largo plazo, sino que las cifras de la entidad en el arranque del año dan buenas señales.

El viernes, la entidad informó que en el primer trimestre sus utilidades comparables crecieron 75,1 por ciento, al ubicarse en 142,1 millones de euros. Es más, si se tuvieran en cuenta los aportes al fondo de garantía de depósitos, el crecimiento habría estado por encima del 115 por ciento.

De cualquier manera, ese resultado surge de una mejora significativa en la gran mayoría de indicadores de la entidad financiera.

Por un lado, el aumento en la dinámica del crédito –en especial para las empresas– y menores costos de los recursos, presionaron una mejora de 21 por ciento en sus ingresos por concepto de intereses.

Lo mismo ocurrió en el frente de las comisiones, impulsadas por el aumento en la suscripción de fondos de inversión y en general en los servicios.

Igualmente, los analistas destacaron que el Sabadell logró reducir la morosidad en más de 1.000 millones de euros, con lo cual la tasa de créditos colgados bajó dos puntos porcentuales, a 11 por ciento.

De todas formas, el incremento en la cartera de crédito en distintas modalidades, principalmente hipotecario, no ha llegado a los niveles que tenía antes de la crisis.

EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Aunque hay analistas que consideran que las movidas de la banca española en el exterior estarían reflejando la necesidad de diversificar ante un panorama menos alentador en la península, la realidad es que la expansión en otros países va mucho más allá de la coyuntura.

Lo que viene haciendo el Sabadell, cuya movida más reciente fue su entrada al Reino Unido, está en línea con la estrategia de Gilinski por ampliar su negocio bancario.

Cabe recordar que en el 2012 el GNB Sudameris adquirió parte de las operaciones del HSBC en América Latina, lo que incluyó a Colombia, Perú y Paraguay, y posteriormente hizo otra adquisición en Miami.

Su llegada a Sabadell se produjo en el 2013, cuando adquirió el 5 por ciento de las acciones por unos 272 millones de euros. Hoy, tiene el 7,5 por ciento de los títulos, que a precios de mercado son más de 720 millones de euros.

Y no fue solo el mercado español, pues Gilinski se convirtió en el primer banquero colombiano que llega al competido mercado británico, pues Sabadell anunció la compra del TSB, un banco mediano con casi 35.000 millones de euros en activos, y que automáticamente puso a la entidad española en el sexto puesto de las entidades en el Reino Unido.

Y muy seguramente el tema de la expansión internacional no va a terminar ahí. De hecho, todo apunta a que América Latina no será ajena a dicho proceso.

En diciembre pasado, el Banco anunció planes de abrir este año oficinas de representación en Colombia y Perú, pues la expectativa en este lado del mundo es crecer de manera orgánica, dijo en su momento Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell.

Incluso, señaló que en otras latitudes quiere ampliar la presencia que ya tiene, como es el caso de Polonia en Europa, y Singapur en Asia.