Banqueros del país, con poco margen para hacer más compras

En seis años, la inversión en entidades financieras del exterior ha superado los 11.000 millones de dólares. Gilinski ya es dueño del HSBC Colombia.

Banqueros del país, con poco margen para hacer más compras

Diego Caucayo

Banqueros del país, con poco margen para hacer más compras

POR:
febrero 22 de 2014 - 10:29 p.m.
2014-02-22

Las adquisiciones de bancos en el exterior por parte de inversionistas colombianos estarían llegando a su fin, por cuenta del esfuerzo económico realizado en los últimos dos años para expandir sus operaciones en Centro y Suramérica.

Los millonarios recursos destinados a esa carrera -más de US$ 4.500 millones, unos $ 9 billones-, el golpe de esas inversiones a sus balances, la obligación que tienen las administraciones de alinear con sus matrices las nuevas adquisiciones y el hecho de que cada vez es más difícil encontrar buenas entidades a precios ‘razonables’, son razones que reducen hoy la posibilidad de nuevas compras.

Un informe de la calificadora de riesgos FitchRating sobre la expansión de la banca colombiana en el exterior indica que dada la magnitud y la velocidad desarrollada en este proceso, hoy queda “poco espacio para adquisiciones adicionales en el corto plazo”. Aunque el informe se refiere solo a las compras de los dos últimos años adelantadas por tres de los principales bancos del país, Davivienda, Bogotá y Bancolombia, esta expansión se viene dando desde el 2007 e involucra también al Grupo Sura y al GNB Sudameris, con lo cual se eleva el monto total de la inversión a cerca de 11.000 millones de dólares.

La calificadora destaca que mientras las primeras entidades adquiridas por los banqueros colombianos en el exterior presentaban buenos índices de rentabilidad y de capital, similares o incluso superiores a los de los bancos colombianos, en algunas compras recientes, como las filiales del HSBC, compradas por Davivienda y Bancolombia, al parecer no se dieron esas buenas condiciones.

La situación de BBVA (Panamá) y del Grupo Reformador de Guatemala, adquiridos por el Grupo Aval, así como el Banco Agromercantil, cuyo 40 por ciento es hoy propiedad de Bancolombia, se encontraban en mejor situación financiera cuando fueron comprados, “aunque no tan rentables como sus contrapartes colombianas”, precisa Fitch.

Pero donde más ha ‘pesado’ esta expansión es en el nivel de capitalización de los bancos colombianos. Incluso, menciona la calificadora en su informe, que en algunos casos han llegado a cifras de un dígito, sin mencionar casos específicos. “Sin nuevas adquisiciones, las entidades tardarán en recuperar sus niveles de capitalización entre 18 y 24 meses”, estima.

Algunos analistas creen que esto se dará en un menor plazo, pues varios se han capitalizado.

Siga bajando para encontrar más contenido