Bavaria entregará Peroni, Grolsch y Miller a Molson Coors, pero se las seguirá produciendo

Las cesiones oficiales de los sellos Miller Genuine Draft y Miller Lite las hará el próximo trimestre. Sin embargo, Bavaria las maquilará por 3 años.

Bavaria

Archivo Portafolio.co

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 06 de 2017 - 12:14 p.m.
2017-03-06

Tras las desinversiones que tuvo que hacer la belgo brasileña Anheuser Busch InBev (AB InBev), con el fin de obtener las aprobaciones de las autoridades de competencia mundiales y poder fusionarse con la sudafricana SABMiller, en una transacción que se estima en 108.000 millones de dólares, la marca de cerveza Miller Genuine Draft, Miller Lite, Grolsch y Peroni cambiaron de manos, y esto ya empieza a reflejarse en Colombia.

(Lea: Bavaria, con un gran portafolio). 

Sin embargo, las dos primeras seguirán siendo producidas por Bavaria en el país durante un tiempo, al cabo del cual habrá abierto sus puertas la Central Cervecera de Colombia (CCC).

Como se recuerda, como parte de los condicionamientos a AB InBev, las marcas Miller fueron adquiridas por la cervecera norteamericana Molson Coors, y Grolsch y Peroni por la japonesa Asahi.

Estas firmas se encuentran tras la gigante en capacidad instalada, pero son jugadores globales de bebidas igualmente destacados.

Al respecto, acaba de conocerse el cronograma de Bavaria, la subordinada de AB InBev en Colombia, para desprenderse de Miller Genuine Draft y Miller Lite.
Entre tanto, Grolsch y Peroni las importa, respectivamente, de Holanda e Italia.

Así las cosas, las cesiones oficiales de los sellos Miller Genuine Draft y Miller Lite las hará Bavaria el próximo trimestre, y las de Grolsch y Peroni en el último.

No obstante, se conoció que Bavaria maquilará por 3 años más a Miller Genuine Draft y Miller Lite, a través de un contrato que empezó a contarse a partir de la fecha del cierre de la fusión AB InBev SABMiller, que fue el 10 de octubre del año pasado.

(Bavaria sube el precio de la cerveza). 

Por tanto, le soluciona a Molson Coors una barrera de entrada al mercado local como es no contar con una gran cervecería para producir dichas marcas, a pesar de que es probable que luego pasen a ser elaboradas o importadas por la propia CCC.

Lo anterior debido a que Molson Coors ya tiene un convenio para comercializar la referencia Coors Light en el mercado local con CCC
, cuyos dueños son el grupo colombiano Postobon y el chileno CCU.

Los nuevos importadores de Grolsch y Peroni aún no han sido dados a conocer, pero deben, al parecer, revelarse antes del plazo fijado por Bavaria para ceder los derechos.

Como se sabe, CCC prevé abrir una planta en el país que vale 400 millones de dólares, y que también fabricará, entre otros, el sello holandés Heineken.


Al aprobar en 2016 los efectos locales de la fusión AB InBev - SAB Miller , la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) consideró que con las ventas de marcas propuestas, Bavaria bajaba su participación de mercado de 98,91 por ciento a 98,90.

Empero, la razón de fondo fue que la posición previa de dominio de Bavaria en el mercado existía desde antes de anunciarse la transacción de AB InBev y SAB Miller.
Según agregó la entidad , a través de la resolución 24.329 del 2016, existe también un agente (CCC), con la suficiente capacidad financiera y con una red de distribución sólida y posicionada a lo largo y ancho del país, que le otorgaría un poder significativo para contrarrestar restricciones a la competencia causadas por los efectos locales de la fusión AB InBev SAB Miller.

La SIC impuso, como condicionamiento clave , la presentación, por parte de Bavaria, durante los próximos 5 años, de reportes periódicos sobre la inversión en publicidad, discriminados por marca y medio de comunicación.

La entidad consideró además que Postobon, dueña del 50 por ciento de CCC, podría contrarrestar eventuales restricciones de distribución de la pola, a través de su red de venta y de frío (neveras) en el país.

PRODUCCIÓN RÉCORD

De otra parte, el 2016 resultó uno de los mejores en materia financiera para Bavaria, pues sus ventas consolidadas en volumen en Colombia, en cuanto a cervezas y maltas, subieron el 1,2 por ciento, frente al 2015, a 24,9 millones de hectolitros.

Los documentos de la empresa también dan cuenta un record histórico mensual de producción durante diciembre en sus plantas de Barranquilla, Valle del Cauca y Tocancipá (Cundinamarca).

El año pasado Bavaria produjo a nivel consolidado 25,27 millones de hectolitros de cerveza y malta (Pony Malta).

No obstante, la cifra del segundo semestre del 2016, comparada contra la de igual periodo del 2015, indica que las ventas en volumen disminuyen el 0,7 por ciento, a 13,3 millones de hectolitros, principalmente por la menor colocación en la categoría de cervezas, la cual bajó 1,5 por ciento en lo que se refiere al segmento ‘mainstream’ (masivo).

“Esta disminución en las ventas obedece principalmente a la desaceleración general del consumo como consecuencia de la presión inflacionaria sobre los precios y bajos niveles de confianza del consumidor, así como las condiciones climáticas desfavorables”, indican los informes de Bavaria.

No obstante, en todo el 2016 las ventas netas consolidadas en Colombia de la compañía crecieron 11 por ciento, al ubicarse en 6,33 billones de pesos.

El crecimiento de la facturación consolidada de Bavaria estuvo, entre otros, asociado a la estacionalidad de las ventas y el en precios, que a su vez tuvieron que ser reajustados debido al efecto inflacionario del dólar sobre las materias primas.

El aumento de provisiones y depreciaciones de equipos -por las políticas de AB InBev- , entre otros, hicieron que la utilidad neta consolidada de Bavaria bajara 34,8 por ciento el año pasado, a 1,32 billones de pesos, luego de registrar 2 billones de pesos en el 2015.

En cuanto a dividendos, el nuevo dueño también resultaría conservador y solo repartiría en efectivo el 1,3 por ciento de las utilidades que obtuvo Bavaria en el segundo semestre del año pasado, que sumaron 404.852 millones de pesos. Es decir pagaría únicamente 5.200 millones en dividendos a los socios minoritarios.El resto de recursos iría las reservas.

La asamblea de accionistas es el próximo 28 de marzo en Bogotá, y allí debe avalarse esta y otras propuestas de la junta directiva contrario, cuando estaba en manos de SABMiller, esta era más generosa a la hora de remitir utilidades a la casa matriz en Londres.

Rolando Lozano Garzón 
Economía y Negocios