Hojaldres y pan congelado, las nuevas apuestas de Bimbo

La firma inaugura el lunes una nueva planta en el municipio de Tenjo con una inversión de US$86 millones.

Fernando López, gerente General de Bimbo Colombia.

Fernando López, gerente General de Bimbo Colombia.

Rodrigo Sepúlveda /Portafolio

POR:
Portafolio
agosto 30 de 2017 - 09:54 p.m.
2017-08-30

Bimbo Colombia se propone ampliar su cuota en el segmento de la panificación industrial con los hojaldres, y ‘morder’ algo del mercado de las panaderías con la oferta de un pan congelado que se pueda hornear en restaurantes, hoteles y tiendas de conveniencia.

El primer producto será una de las líneas que estrenar con la planta que inaugura este lunes con una inversión de US$86 millones.

El desarrollo del negocio del pan congelado es otro paso en el mercado local, gracias a la compra de Panettiere, dice el gerente General de la firma, Fernando López.

¿Cómo es la nueva planta?

Bimbo rearfirma la confianza y el compromiso con Colombia a través de una inversión de US$86 millones, montando una nueva planta en Tenjo, junto con un centro de distribución.

Tiene una capacidad de 8 toneladas por hora y cuatro líneas.

En la inauguración vamos a tener dos de ellas funcionando, una de pan de hamburguesa y la otra de hojaldre. Las otras dos las operaremos desde comienzos del próximo año. En su momento, les diremos de qué se trata. Va a generar 270 nuevos empleos directos y ayudaremos al desarrollo de la comunidad. Esta nueva planta es amigable con el ambiente.

Pero tienen otra en Tenjo

La nueva está a un kilómetro de la primera, Tenjo I, que instalamos hace 21 años acá. Aprovechamos las sinergias que da la distribución y la logística. Esta es la número seis que tenemos en el país. Reconociendo que el territorio es amplio, en el 2000 tuvimos nuevas instalaciones en Jumbo. Allí se produce pan tajado, pan de hamburguesa y el pan tostado.

Después, montamos la de Barranquilla que se adquirió en el 2005 y la abrimos con la marca ‘Lalo’. En el 2006 compramos otra en Itagüí, que nos permitió sumar ‘Mama Ines’. Y en el 2009, en Bogotá, adquirimos Guadalupe. Y recientemente compramos una planta pequeña de pan congelado, Pane-ttiere. Ha sido una constante dinámica de crecimiento y de ir expandiendo las posibilidades de participación de la empresa en los mercados del pan.

¿Entran al mercado de hojaldres?

Es una nueva categoría. Hoy tienen más presencia en las panaderías tradicionales. Creemos que aquí hay posibilidades de desarrollo, trayendo algunos productos, viendo la oferta local para replicarla a nivel industrial y aprovechando la dinámica que tenemos. Es una categoría interesante.

¿Dónde tienen más participación hoy?

Somos líderes en el mercado industrial de pan tajado blanco, pan tajado especial y pan tostado.

¿Cuál es la intención con el pan congelado?

Panettiere tiene una planta local, con varios productos y 7 locales en Bogotá. Se fabrica el producto y luego de un proceso se congela, con lo que se frena el posible deterioro que tiene si estuviera fresco. Eso permite manejarlo hacia otras ciudades e incluso a otros países. Hoy llega alguna oferta de Europa y Estados Unidos.

Entonces, se trata de ir encontrando esas oportunidades que ofrece el mercado para atender a otros clientes y enseñarles a consumir el pan congelado. Consideramos que en tiendas de conveniencia, restaurantes y hoteles existen oportunidades.

¿Van a crecer en puntos propios?

No. Ese es un mercado de prueba e innovaciones.

¿Los colombianos siguen prefiriendo el pan de las panaderías de barrio?

Siempre, en todos los países el pan tradicional de panadería es el segmento más grande, salvo en los más desarrollados donde la mano de obra es muy cara como en Estados Unidos. Se dice que el mercado total del pan en Colombia está entre US$1.300 y US$1.500 millones. La parte más relevante es el tradicional con más de dos terceras partes.

¿Hay margen para más adquisiciones?

Siempre estamos en una búsqueda constante y evaluamos los negocios. En este momento, nos sentimos cómodos con la cantidad de marcas y categorías que tenemos. Por el momento, no tenemos nada en mente.

¿Qué significa Colombia para Bimbo?

Es una fuente importante de crecimiento y es donde queremos aumentar ventas a doble digito todos los años. El Grupo Bimbo es muy grande y somos una parte pequeña, pero con mucho potencial.La organización espera que incluyamos nuevas categorías y que lleguemos a más clientes porque no estamos en todas las tiendas, especialmente en las regiones más alejadas. Incluso en las principales capitales nos falta trabajo.

¿Cómo han enfrentado la coyuntura?

Nosotros, por tantas oportunidades que tenemos, hemos logrado crecer por encima de lo que se espera para la economía en general y estamos cerca a los dos dígitos. El ritmo sí nos bajó un poco, pero no a nivel preocupante, todavía nos quedan cinco meses del año y creemos que si capitalizamos todas las opciones que tenemos, vamos a llegar nuevamente esos dos dígitos.

¿Cuánto venden al año?

El año pasado facturamos $540.000 millones y crecimos alrededor de 13%.

congom@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido