Bogotá volverá a los troles y alista sistema híbrido

Desde diciembre operarán 200 buses a diésel y eléctricos por la séptima. TransMilenio prepara la salida de 500 articulados.

Bogotá volverá a los troles y alista sistema híbrido

Archivo Portafolio.co

Bogotá volverá a los troles y alista sistema híbrido

POR:
septiembre 25 de 2013 - 12:28 a.m.
2013-09-25

Bogotá comienza a acelerar en la implementación de transportes menos contaminantes. El próximo15 de diciembre entrarán 200 buses denominados ‘padrones’, que usan diésel y motor eléctrico, para prestar el servicio por la carrera séptima hasta la calle 100, desde el portal del 20 de julio.

Así lo indicó el gerente de TransMilenio, Fernando Sanclemente, al señalar que estos vehículos harán uso de los carriles exclusivos de TransMilenio, hasta llegar al centro, y allí pasan a la carrera séptima. Por ello vienen dotados con cuatro puertas, dos para las estaciones de TransMilenio y las otras para que puedan operar en los paraderos normales.

Sanclemente explicó que ello supone que empezarán a salir de circulación 38 rutas de los servicios de buses y colectivos tradiconales por la séptima, y la contaminación se reducirá entre un 30 y un 35 por ciento.

Para alistar la llegada de las nuevas máquinas, el próximo 15 de octubre comenzará a operar la estación del sistema en el Museo Nacional.

Con la entrada del transporte más limpio por la séptima también se le quita presión a la troncal de la Caracas, pues para parte de los viajeros va a resultar más práctico usar la nueva ruta. De hecho, el tráfico techo de la Caracas es de 51.000 pasajeros por hora en cada sentido, y hoy se acerca a los 48.000 pasajeros hora por sentido, con lo cual se espera que baje la presión en esa troncal.

De hecho, el directivo indicó que un grupo de empresarios, conformado por cinco operadores, presentó una propuesta de alianza público-privada por 3,6 billones de pesos para reemplazar 1.200 buses de TransMilenio por flotas eléctricas e hibridas que operarían 94 kilómetros de troncales.

Al margen de la propuesta, TransMilenio avanza en la estructuración de la troncal de la avenida Boyacá, que partirá en Yomasa, al sur de la ciudad e ira hasta la autopista norte.

Se espera que el proyecto, en el que ya se trabaja en estudios y prefactibilidades del proceso, tenga buses híbridos y eléctricos.

Sobre el particular, Fernando Sanclemente agrega que está troncal será electrificada para que pueda arribar al país la más reciente tecnología de troles. El gerente explica que la troncar va requerir 360 buses que se serán biarticulados. Paulatinamente se busca pasar de buses de dos vagones a máquinas de tres vagones, que hacen más eficiente el transporte para el sistema y más rentable la operación para los privados. Estos vehículos tienen capacidad para 360 pasajeros, frente a las 170 personas que transportan los carros de dos vagones.

MÁS CAMBIOS

Pero no son los únicos cambios en el sistema. Sanclemente dijo que al final de este año comenzará el overhaul (repotenciación) en 500 articulados de TransMilenio, que les darán unos meses más de vida útil, aunque luego serán cambiados esos articulados por haber cumplido su vida útil.

El funcionario dijo que trabajan en varios frentes para optimizar la flota que hace 500 millones de viajes al año y que en 109 kilómetros de vías transporta cerca de 225 millones de viajeros por año.

EN PLENO MOVIMIENTO

La entidad TransMilenio también proyecta una reestructuración que la haga más ágil.

En las próximas semanas, la administración del alcalde Gustavo Petro llevará al Consejo un proyecto de reestructuración de TransMilenio.

El desafío de la Administración es crear un holding que gestione todas las áreas del transporte público de la ciudad.

Además de las troncales y los buses articulados, Bogotá entró en el Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp), que avanza en su integración a la red de TransMilenio y los buses alimentadores; pero además vienen los cables para los barrios de montaña en la ciudad.

Según lo explica el gerente de TransMilenio, Fernando Sanclemente, también llegan los proyectos del metro ligero y el metro pesado, y la ciudad debe tener un organismo capaz de planear, gestionar y administrar el sistema. Cada línea de servicio funcionaría como una empresa distinta y la holding sería el administrador central.

Mientras tanto, hoy TransMilenio trabaja para actualizar las estaciones del sistema en las fases uno y dos.

De hecho, parte del cupo de endeudamiento que el Concejo le entregó a la Alcaldía será para invertir en mejoras al sistema.

César Giraldo

Subeditor Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido