Brasil, un mercado pendiente para el Grupo Nutresa

El directivo, que lideró el plan de expansión más ambicioso del conglomerado hasta el momento, se despide de su cargo y habla de lo que vendrá para quien asuma la presidencia del mismo.

Brasil, un mercado pendiente para el Grupo Nutresa

Archivo Portafolio.co

Brasil, un mercado pendiente para el Grupo Nutresa

POR:
enero 30 de 2014 - 01:05 a.m.
2014-01-30

La búsqueda de la realización personal motivó a Carlos Enrique Piedrahíta a retirarse de la presidencia de Nutresa. En sus 14 años al frente del grupo empresarial, este economista de la Universidad de Keele (Inglaterra) con un máster en finanzas del London School of Economics multiplicó por 18 el valor del conglomerado en la Bolsa de Valores de Colombia, y lo convirtió en uno de los embajadores del país en 70 mercados.

En entrevista con Portafolio, el directivo (quien estará en su cargo hasta finales de marzo) habló sobre sus motivaciones, lo que deja atrás y lo que vendrá para su sucesor, quien tendrá la tarea de mantener su legado y seguir liderando el crecimiento de uno de los grupos empresariales insignia de Latinoamérica pues, según el presidente, “nunca pararán”.

¿Por qué tomó una decisión tan inesperada?

La venía considerando hace meses. Le he dado mucha importancia a vivir un equilibrio de vida, pero las responsabilidades que me correspondían requieren una excesiva dedicación de tiempo a lo profesional, y llega un momento en que hay que darle más tiempo a eso que he querido vivir. Dentro de un mes cumplo 60 años y llegó el momento de buscar ese equilibrio y hacer eso a lo que quiero dedicarle más tiempo.

¿Qué quiere hacer?

Quiero dedicar más tiempo a asuntos y temas familiares, intelectuales, a mi hobby que es la navegación a vela. Quiero navegar más, quiero estudiar, quiero también enseñar, voy a participar dictando algunos cursos en universidades del país, ya he hablado con algunas de ellas. También puedo decir a qué no me voy a dedicar: no voy a manejar negocios familiares, porque no tengo ninguno; no voy a hacer asesorías de empresas ni a participar de juntas directivas.

Después de tantos años de trayectoria, ¿no será difícil alejarse de este mundo?

Lo que uno vive en este mundo es de la empresa, no es mío, y por lo tanto me parece delicioso seguir la vida con lo que ya es personal, una vida común y corriente.

¿Cómo recibieron su renuncia?

Con sorpresa, aunque yo había dado mensajes desde hace un tiempo. Me han asombrado las expresiones de cariño y admiración de la junta directiva, de mis colegas y de mis compañeros de trabajo.

¿Cómo era la compañía cuando llegó a la presidencia y cómo es ahora?

Cuando llegué trabajábamos 3.500 personas y hoy somos más de 36.000; cuando eso, muy pocos trabajaban fuera de Colombia, hoy más de 12.000 personas lo hacen; en ese momento, en la Bolsa de Valores la empresa valía 0,6 billones de pesos y hoy vale más de 11, o sea que su valor se multiplicó más de 18 veces; en ese entonces estábamos en Colombia, Venezuela y Ecuador, y hoy estamos en 16 países, que van desde Estados Unidos hasta Chile, y en Malasia; y nuestros productos llegan a 70 países.

¿Cuáles fueron sus mayores logros en estos años?

Creo que es muy difícil hablar de logros personales, son de todo un equipo y una empresa. Diría que lo más destacable en la evolución del Grupo Nutresa en estos 14 años ha sido su expansión, particularmente a nivel internacional.

¿Algún momento que haya sido particularmente desafiante a nivel profesional?

Sí, muchas transformaciones empresariales. Este grupo se ha reinventado varias veces: hemos pasado por 5 fusiones, 2 cesiones, 18 adquisiciones de empresas, muchas en otros países. Todo eso tiene retos permanentes en temas culturales, de visión de negocio, operativos, pero ante todo son desafíos de trabajar con seres humanos, y lo que nos ha permitido afrontarlos es el entendimiento de que trabajamos con personas.

¿Cuál fue su mayor aprendizaje en el cargo?

Son innumerables, además que los he disfrutado plenamente. Esta ha sido la mejor época de mi vida profesional.

¿Algún mercado al que le habría gustado llegar?

Eso nunca para, y los planes de expansión seguirán. Por ahora, hemos llegado a los que eran prioritarios, hemos mirado mucho a Brasil, donde aún no estamos presentes, y a futuro es un mercado de interés, indudablemente.

Fueron 14 años de muchos éxitos pero, ¿tuvo alguna frustración?

La verdad no. Podría decir que en eso he sido afortunado: no me llevo ninguna frustración en mis memorias, sino cantidades de eventos y avances gratificantes que me acompañarán toda la vida.

¿Qué le deja a su sucesor?

Llegará a dirigir una gran empresa con un gran equipo humano, con una cultura única, con unas bases muy sólidas en cuanto a la estructura de organización, a los procesos, y con unas prácticas de clase mundial en los temas de desarrollo sostenible.

¿Cuáles serán los retos para el nuevo presidente?

Estarán muy asociados a las tendencias del consumidor. Estas empresas han estado muy alineadas con las expectativas y sueños de nuestros consumidores, y por lo tanto hemos sido muy dinámicos y flexibles. Debe también estar cerca de las comunidades con una gran responsabilidad social.

¿Qué consejo le daría?

Le compartiría cuál ha sido mi énfasis, aunque respeto el que traiga: mi énfasis ha estado en las personas, en el talento humano, en la cultura, en estimular la innovación, en desafiar a la gente y el avance en el desarrollo sostenible.

¿Ya han pensado en alguien para reemplazarlo?

Ya comenzó el proceso y va a incluir candidatos internos y externos.

Cristina Bustamante

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido