‘Es un buen momento para estar en Colombia'

En los próximos años, la multinacional invertirá en América Latina más 14.000 millones de dólares en plantas y distribución, como parte de su estrategia de duplicar el negocio entre el 2010 y el 2020.

Muhtar Kent, presidente mundial de Coca Cola.

Aana María García

Muhtar Kent, presidente mundial de Coca Cola.

POR:
marzo 05 de 2014 - 01:52 a.m.
2014-03-05

Coca-Cola es una de las multinacionales más extendidas en el mundo, con presencia en más de 207 países. A esa escala son los desafíos para Muhtar Kent, presidente de la compañía desde el 2009.

El directivo, que comenzó hace más de 30 años trabajando en los camiones repartidores, enfrenta el reto de duplicar el tamaño del negocio entre el 2010 y el 2020.

Aunque tiene a favor la recuperación de las economías y el crecimiento de la clase media, no pierde de vista la necesidad de trabajar en pro del consumo saludable y el trabajo social y medioambiental con las comunidades en las que operan.

Sobre este y otros temas, el directivo habló con Portafolio.

¿Considera que la crisis ya está quedando atrás?

Creo que el significado de salir de la crisis está cambiando. En el pasado, había una crisis y una recuperación, pero ahora el tema no es tan cíclico. La razón está en la tecnología, por la forma en que ha cambiado la conducta, el consumo, las actitudes y la definición del trabajo. De alguna manera, el mundo es un lugar mejor, porque ya no hay tanta ansiedad de que el sistema colapse, como ocurría en 2008.

¿Cuáles son los principales riesgos?

Los niveles de desempleo son extremadamente altos, y es algo con lo que hay que lidiar. El tema es más crítico para los jóvenes, pues en buena parte del mundo supera el 20 por ciento. Por primera vez, la nueva generación tendrá menos oportunidades de crear valor en comparación con sus padres, incluso en países como EE. UU., caracterizados por su prosperidad en el sentido de que las nuevas generaciones tienen más posibilidades que sus predecesores. Son más o menos 100 millones de jóvenes que se están insertando a la fuerza laboral sin encontrar oportunidades.

En el caso de Coca-Cola, en los últimos meses se ha desacelerado el crecimiento…

Nada en la vida es lineal, algunos ejemplos son el matrimonio, la vida personal, las profesiones, los deportes… no se puede dibujar el crecimiento con una regla. Pero cuando hay una desaceleración, hay que entender por qué ocurrió y ver cómo volvemos a tomar impulso de manera sostenible. En nuestro caso, creemos que las marcas son fuertes y que las inversiones se están haciendo en el lugar correcto. Lógicamente, el desempeño del negocio hoy no tiene que ver con las inversiones que estamos haciendo, sino de lo que ya hicimos, y por eso los planes que estamos ejecutando tendrán impacto en los próximos 10 años.

¿Cuáles son los retos para la compañía?

Debemos tener la habilidad de encontrar la fórmula para seguir creciendo. En la atmósfera pasa que a medida que vas subiendo el aire disminuye, y eso aplica para los negocios. Hace más o menos seis años, vendíamos 1.400 millones de unidades por día, hoy son 1.900 millones. Esos niveles son desafiantes y nos obligan a hacer el álgebra y encontrar la fórmula para crecer.

¿Y cuál es la fórmula que están aplicando?

Tenemos la convicción de que estamos desarrollando los programas correctos, hay definidas las prioridades y contamos con buenos socios. Una de las mejores cosas que describe a esta empresa es el poder de las alianzas, bien sea con los accionistas, los embotelladores, los clientes, las ONG. Pero el crecimiento debe ser sostenible e ir de la mano con las comunidades.

¿Qué papel juega América Latina en este punto?

En los próximos años invertiremos 14.000 millones de dólares, que incluyen plantas, equipos, neveras, distribución, camiones, capital humano y mercadeo, entre otros. Eso generará crecimiento, empleo, sostenibilidad y conexión con la comunidad.

¿Cuál es su visión sobre Colombia?

Había venido hace cuatro años, y lo que en general he encontrado es un mayor dinamismo. Creo que es un buen momento para estar en Colombia, hay planes muy ambiciosos para que la clase media se expanda, y de hecho nosotros tenemos un plan de inversión de 1.500 millones de dólares para el país, y queremos aumentarlo.

¿Cómo ha cambiado la relación con el consumidor?

Antes solo teníamos buena publicidad y buenos productos que colocábamos a buen precio y era suficiente, porque los anuncios creaban impresiones positivas del producto. Pero ahora, el consumidor no quiere que le digan qué hacer ni que la comunicación vaya en una sola vía, quiere diálogo. Por eso, hay que aprovechar las redes sociales para comunicarnos y crear expresiones, pues nuestro trabajo ya no es impresionar. Por ejemplo, en Bogotá estamos creando un centro de interacción con el consumidor, en el que se puede tener ese diálogo.

EL DESAFÍO DE LOS HÁBITOS SALUDABLES

Uno de los temas que han tenido que enfrentar las compañías de alimentos y bebidas en todo el mundo es la necesidad de combatir los problemas de salud derivados del consumo excesivo de azúcares y grasas.

El presidente mundial de Coca-Cola, Muhtar Kent, señala que la empresa ha adoptado cuatro compromisos globales en este frente.

Por ejemplo, ha hecho que en cada una de las marcas más vendidas haya por lo menos una bebida sin calorías, y que en las etiquetas de todos los productos haya información sobre el contenido calórico, pero también que ninguna publicidad o campaña de mercadeo esté orientada a menores de 12 años.

Igualmente, se han establecido alianzas con entidades del gobierno y del sector privado para programas que ayuden a desarrollar estilos de vida saludables.

Por otro lado, la compañía trabaja en otro tipo de iniciativas de apoyo a las comunidades, orientadas a combatir la desnutrición infantil, hacer mejor uso del agua, darle empoderamiento económico a las mujeres y motivar la actividad física.

“No podemos resolver todo el tema del azúcar en el mundo, en nuestro portafolio de 3.500 productos en 500 marcas hay espacio para lo saludable, pero las personas tienen la responsabilidad de cuidarse a sí mismas”, dice Kent.

Luisa Gómez R.

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido