‘Es un buen momento para los joyeros’

El gremio habla de encarecimiento de las esmeraldas al 300 % por la violencia en Boyacá.

Camilo Liévano, presidente del Círculo Colombiano de Joyerías destaca que crecerán por encima de la inflación.

Archivo Portafolio

Camilo Liévano, presidente del Círculo Colombiano de Joyerías destaca que crecerán por encima de la inflación.

Empresas
POR:
octubre 09 de 2014 - 12:46 a.m.
2014-10-09

El gremio joyero del país espera que su negocio crezca este año por encima de la inflación, que está estimada en 3 por ciento.

El mercado de los relojes y alhajas mueve actualmente entre un billón de pesos –según el Círculo Colombiano de Joyerías (CCJ)– y cerca de 3,8 billones de pesos –de acuerdo con cifras de Fenalco–. Además, genera 100.00 empleos.

Camilo Liévano, presidente del CCJ, opina que el actual es un buen momento para esta industria.

“Afortunadamente, en Colombia hemos tenido las ganas de comprar joyería de tiempo atrás y cuando ha habido algo de crisis la gente que puede comprar joyas también las adquiere para sentirse bien”, dijo, aunque admitió que la crisis del 2008 produjo un cambio, pues a partir de ahí se empezaron a fabricar joyas de igual calidad pero con menos peso en oro para disminuir el valor.

Añadió que, aunque “las ganas de adornarse y sentirse bien con una joya son permanentes, la competencia de nuevos elementos que generan prestigio en el mundo moderno, como los teléfonos móviles y los viajes, sí desvían el gasto de la gente y les quitan mercado a su industria.

El dirigente sostuvo que la inestabilidad de la seguridad que se vive en la zona esmeraldera de Boyacá ha provocado que el precio de estas gemas se haya incrementado en un 300 por ciento en los últimos cinco años, si bien la oferta no ha bajado.
El CCJ reúne a 12 joyerías, casi todas nacionales, las cuales poseen 42 puntos de venta en el territorio nacional.

En opinión de Liévano, la llegada de jugadores foráneos en vez de afectar, motiva a los colombianos a profesionalizarse para enfrentar la competencia.

“Ellos traen una joyería de muy buen acabado, pero nosotros también podemos hacerla acá con muy buenos precios y muy buenos terminados”, puntualizó el dirigente gremial.

PIDEN QUE EL BANCO DE LA REPÚBLICA ABRA LA VENTANILLA

Liévano se queja de los efectos negativos que ha provocado para el gremio el cierre, desde principios del año pasado, de la ventanilla por la que el Banco de la República compraba y vendía oro.

“Ese oro era comprado directamente de las minas del país, aseguraba que se pagaran regalías, lo entregaban granulado y garantizaba una pureza de 99,99 %, así como un precio de paridad internacional y la entrega inmediata porque tenían inventario constante, pero hoy día no hay quien lo venda con esas características”, anotó.