Las buenas noticias para el Grupo Argos

Su presidente, José Alberto Vélez, dice que el 60 % del cemento -su principal negocio- se vende en monedas afines a la divisa. Ya es el principal proveedor de varias ciudades norteamericanas.

Grupo Argos

Archivo Portafolio

Grupo Argos

Empresas
POR:
marzo 02 de 2015 - 12:58 a.m.
2015-03-02

El jueves pasado el Grupo Argos informó que en el 2014 tuvo ingresos por 8,9 billones de pesos (con un crecimiento de 17%) y utilidades por 1,3 billones (24% más que en el 2013). Y estas son apenas parte de las cifras positivas. Según le dijo a Portafolio su presidente, José Alberto Vélez, el buen momento es parte del cumplimiento de una estrategia de largo plazo y de factores coyunturales como el crecimiento de la economía de Estados Unidos y el alza del dólar.

¿Qué oportunidades ve con la revaluación del dólar y la recuperación de la economía de EE. UU.?

Es importante porque ya casi el 60 por ciento de los ingresos por cemento se dan por fuera de Colombia y en monedas relacionadas con el dólar. Puede que no sean economías dolarizadas, pero sus monedas van muy a la par con este. La otra parte sí tiene que ver con el crecimiento de la demanda, especialmente en Estados Unidos y Panamá.

Por otra parte, en energía, por ejemplo, como ya empieza a pensarse en Panamá y Costa Rica, o en el negocio portuario, que es muy internacionalizado, nuestra ventaja es que exportamos e importamos pocas materias primas y producto terminado. El hecho de estar en economías muy grandes nos da también una gran ventaja.

¿Esta coyuntura los hará acelerar inversiones?

Más que tomar decisiones por la coyuntura de la tasa de cambio, tal vez lo más interesante es seguir una estrategia: en el caso del cemento –y lo queremos hacer también en energía– lo importante fue ver regiones como Centroamérica y el Caribe, y países como México y Estados Unidos. En Centroamérica solo estamos en Honduras y Panamá, pero vivimos pendientes de más oportunidades. Incluso, cuando Cuba restablezca relaciones completamente con EE. UU. puede ser interesante.

¿En qué partes de EE. UU. están?

Ya estamos en los mejores estados del sur: Texas, Florida y Georgia, y somos líderes. Somos la empresa de concretos de mayor participación de mercado en las ciudades más grandes de esa zona, como Atlanta, Houston y Dallas.

¿Si bien los planes de Argos son a largo plazo, cuál será su eje en el 2015?

El negocio más importante que el grupo hizo el año pasado fue el fondo inmobiliario con Conconcreto, donde vamos 50-50. Este se inicia con activos para la venta cercanos a 1,3 billones de pesos, entre centros comerciales, centros de logística, plantas industriales, edificios de oficinas y algunos hoteles, y debe terminar en 3 a 4 años en el doble. En dos o tres meses terminaremos la valoración y el due dilligence de los activos, y esperamos consolidarlo.

Ese ‘bebé gigante’, ¿qué porcentaje de sus negocios representará a futuro?

La ventaja que tienen cemento y energía es muy grande y no es fácil desatrasarla, ni se pretende. Pero fácilmente en unos cinco años el negocio portuario e inmobiliario podrían ser una tercera parte de nuestras inversiones.

¿Qué otros planes hay?

Por ejemplo, en el cementos, la expansión de la planta de Sogamoso, agregándole una capacidad instalada de 2,3 millones de toneladas al año; es un proyecto de unos 500 millones de dólares. Lo otro es terminar expansiones y mejoras en la planta de Río Claro, por 90 millones de dólares.

En energía, lo más importante será asumir los activos que se compraron en Centroamérica y seguir con la expansión, porque el negocio de energía está regulado y, por tanto, estar expuesto solo a una geografía es arriesgarse a un solo esquema regulatorio, que si varía negativamente para la organización es muy malo. Otro proyecto pendiente de licencia es Porvenir II, una hidroeléctrica utilizando el caudal del río Samaná en Antioquia para producir 250 a 380 megavatios. Cuesta 800 a 900 millones de dólares.

Los proyectos en puertos pueden significar este año una inversión de 50 a 60 millones de dólares nuestros y el socio pone otro tanto.

EL GRUPO AVANZA EN SU RELEVO GENERACIONAL

Recientemente se anunció la salida de Juan Guillermo Londoño como presidente de Celsia, que se hará efectiva desde el 31 de mayo.

Y aparte de este cambio, hay otros que se están dando en empresas del Grupo Empresarial Antioqueño: la renuncia de Hernando Yepes a la junta de Sura por cumplir la edad de retiro y de Armando Montenegro, tras su nombramiento como presidente del Consejo directivo de la Junta de BTG Pactual. “Él consideró que había conflicto de intereses”, dice José Alberto Vélez. Además, explica que el sistema de gobierno corporativo de la organización empresarial establece el retiro a los 72 años para miembros de junta y de 65 años para los presidentes.

“No necesariamente los sucesores son personas del interior nuestro. En su momento, la junta directiva es la que designa al presidente y se apoya en un comité de nombramientos. Muy seguramente cuando uno anuncia el retiro ese comité se empieza a reunir y a buscar hojas de vida y a hacer un listado amplio de acuerdo al perfil que se trace. En algunos casos nos apoyamos en firmas internacionales cazatalentos”, añadió. Se sabe que él mismo cumple este año la edad definida para los CEO, pues nació en 1950, pero todavía no se ha anunciado si recibirá o no el 2016 como presidente del Grupo Argos.

Néstor Alonso López

Redacción Portafolio