¿Burbuja inmobiliaria? Sí, en los estratos altos

Los precios de la vivienda de este segmento crecieron 16,6 por ciento, según el Dane. Expertos dicen que es necesario tomar medidas preventivas.

¿Burbuja inmobiliaria? Sí, en los estratos altos

Archivo Portafolio.co

¿Burbuja inmobiliaria? Sí, en los estratos altos

POR:
septiembre 22 de 2013 - 10:46 p.m.
2013-09-22

Los primeros síntomas de una burbuja inmobiliaria se estarían evidenciando en los estratos altos, aunque allí la oferta de vivienda representa poco más del 2 por ciento del mercado total de Bogotá.

La advertencia la hizo el director de estudios macroeconómicos de la Secretaría Distrital de Planeación, Armando Palencia, al señalar que “en el mercado de los estratos altos hay burbuja…”.

La afirmación fue recibida con reserva por una parte de los asistentes al foro organizado por la Universidad Sergio Arboleda y la Alcaldía Mayor, en Bogotá. Aun así, reconocieron que la alarma está prendida, pero sin mayores riesgos.

“Los inmobiliarios, el sector financiero y los constructores tenemos el freno puesto a fondo, y somos cautos en las decisiones”, dijo el presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, Jorge Enrique Gómez.

“Hoy los recursos de la compra están administrados en un fideicomiso y solo se empieza a construir al lograr el punto de equilibrio, lo que significa que el inventario se controla”, agregó el directivo, para quien “no hay burbuja”.

Frente a lo manifestado por Palencia, anotó que la vivienda de este rango apenas supera el 2 por ciento de la oferta total de la ciudad, aunque reconoció que “hay casos de precios altos muy puntuales que no distorsionan el mercado global”.

Pero el representante de la Secretaría Distrital de Planeación justificó su afirmación con la evidencia de que los valores en este nivel no responden a sus fundamentales: los precios del suelo y el desempeño económico.

Para el funcionario, esto se resume en que la tasa de crecimiento del valor del suelo es mayor que la de la vivienda, a lo que le suma que el precio de esta crece a un ritmo más fuerte que el de la economía.

Con este panorama, la necesidad de monitorear ese segmento estaría respaldada con el reporte del índice de precios de la vivienda nueva del Dane presentado hace cuatro días, el cual lo ubica con el mayor incremento del país durante el segundo trimestre del año: 15,4 por ciento en el total y 16,6 por ciento en el estrato alto.

Para Martha Moreno, gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) regional Bogotá y Cundinamarca, este crecimiento responde a elementos objetivos asociados a una demanda fortalecida y una oferta escasa. Además, reiteró que el nivel de los precios de vivienda en la ciudad no refleja una situación de burbuja inmobiliaria. “No existen indicios de especulación en el mercado inmobiliario ni de sobreendeudamiento hipotecario”, anotó.

El consultor Hugo Torres, especialista en economía urbana, reconoció que los precios están disparados, pero en zonas específicas de alta capacidad de pago; también, con base en los estudios de diferentes entidades, no advierte señales que generen inquietud en la cartera y el endeudamiento.

Aun así, y dados los costos sociales de la situación en el mercado inmobiliario, Torres dijo que “será necesario tomar medidas preventivas que, para el caso de Bogotá, implican controles y monitoreo de usos del suelo, los fundamentales del precio de los inmuebles, así como implementar políticas firmes de cobro de cargas y recuperación de rentas”.

Gabriel E. Flórez G.

Redacción Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido