Buscan acuerdo para terminar en un año el túnel de La Línea

La ministra de Transporte y el contratista se reunirán hoy para evaluar las salidas jurídicas, técnicas y financieras que eviten confirmar la caducidad del contrato.

Buscan acuerdo para terminar en un año el túnel de La Línea

Archivo Portafolio

Buscan acuerdo para terminar en un año el túnel de La Línea

Empresas
POR:
febrero 03 de 2015 - 01:16 a.m.
2015-02-03

Una semana después de la declaratoria de caducidad del contrato del túnel de La Línea, Gobierno y contratista buscan cómo salir del laberinto.

Este martes en la tarde, la ministra de Transporte, Natalia Abello Vives, recibirá en su despacho al ingeniero Carlos Collins Espeleta, representante del grupo encargado desde el 2008 de la construcción de 27 kilómetros de obra, 23 puentes y 19 túneles, uno de ellos de 8,6 kilómetros.

Durante varias horas evaluarán los diferentes caminos jurídicos, técnicos y financieros para concluir el proyecto que, según el Gobierno, tiene un avance del 75 por ciento pese a haber conseguido 19 meses más de plazo para la etapa de construcción.

“Vamos a mirar las distintas alternativas, diferentes a la caducidad, que sean más convenientes para el país en términos de tiempo y dinero”, explicó Collins.

La propuesta que llevará el contratista a la mesa de negociación será la de terminar las obras que faltan “en un año, a partir de la firma del acuerdo, y la excavación del túnel principal, en la primera semana de marzo próximo”.

Collins Espeleta asegura que cuenta con todo para continuar: “el ánimo, los recursos y la capacidad empresarial para llevar a feliz término las obras”.

La caducidad del contrato de obra pública no está en firme. El Invías, como entidad que adjudicó el megaproyecto, está estudiando los cinco recursos interpuestos por los abogados de las firmas de la UTSC, luego de ser notificados de la terminación unilateral del contrato.

Entre los reparos jurídicos que han expresado los abogados a la decisión del Invías, hay varios relacionados con el debido proceso que surgieron al no determinar cuál de las firmas incurrió en incumplimiento y no practicar las pruebas solicitadas por los constructores.

También se habla de una pérdida de competencia de la entidad tras someter en octubre del año pasado a un juez de la justicia arbitral a decidir el futuro del proyecto. Por lo pronto, solo queda esperar que el Invías decida poner en firme la caducidad o anunciar la negociación de un acuerdo.

SE NECESITA 400.000 MILLONES PARA TERMINAR 

El representante de la Unión Temporal Segundo Centenario (UTSC) aseveró: “nunca he dicho que el Vicepresidente de la República esté interesado en quitarme el contrato”. 

Al contrario, que tanto él como el Gobierno buscan evitar un pleito que perjudique el megaproyecto.
Si no hay acuerdo y queda firme la caducidad, la ministra de Transporte dijo que hay un plan de contingencia por $400.000 millones para acabar la obra.

Christian Pardo Q.
chrpar@eltiempo.com