‘Estamos buscando proyectos desde la Patagonia hasta Alaska’

Andrés Restrepo, presidente Mineros S.A., dice que la empresa tiene la capacidad de hacer dos compras similares a la de Hemco, en Nicaragua, que representó una inversión de 95,4 millones de dólares.

Andrés Restrepo cumple tres meses y medio como presidente de Mineros S.A.

Archivo particular

Andrés Restrepo cumple tres meses y medio como presidente de Mineros S.A.

Empresas
POR:
agosto 13 de 2015 - 02:37 a.m.
2015-08-13

Desde el primero de mayo de este año el ingeniero Andrés Restrepo tomó las riendas de la mayor productora de oro del país: Mineros S.A., una compañía en plena transformación que produce en Colombia y en Nicaragua (país que ya representa el 37 por ciento de su producción).

En entrevista con Portafolio, el ejecutivo explica cuáles son las proyecciones de Mineros, y por qué la caída de los precios del oro no lo trasnocha.

¿De qué manera se está ajustando Mineros a la nueva coyuntura de precios del oro?

Primero que todo lo que hay que aclarar es que los precios en Colombia, para nosotros, no son malos. Cuando se tiene una onza a US$ 1.200 dólares y un dólar de 2.000 pesos, la onza de oro vale 2.400.000 pesos; mientras que si usted tiene una onza a US$ 1.100, como está hoy, con un dólar de 2.800 pesos, la onza es de 3.080.000 pesos. Es un nivel muy bueno, porque la mayoría de nuestros costos son en pesos, en Colombia.

¿Y en Nicaragua?

Allí la situación es distinta, porque no se ha presentado la devaluación que se ha dado en Colombia. En Nicaragua sí se baja el margen de la mina. Allí la respuesta a su primera pregunta es simple: hay que manejar los costos, tenemos que buscar siempre formas más económicas de producir y en eso nos ocupamos.

¿Es posible aumentar producción?

Sí es posible, estamos en Nicaragua cercanos a las 70.000 onzas y nuestra meta es llegar en unos cuatro o cinco años a 120.000 onzas. En Colombia, en la operación aluvial en El Bagre, no tenemos planes de aumentar la producción.

¿Cuál es la proyección a largo plazo de la operación en El Bagre?

En El Bagre tenemos reservas para más o menos 16 años. Esto no debe generar ninguna situación de pánico en el municipio, es necesario que las autoridades entiendan que los recursos que llegan por la minería son finitos y que en la medida en que se haga una inversión eficiente en obras que generen desarrollo económico el municipio va a estar en una mejor situación.

En general, en el sector minero se ha visto una contracción de la actividad exploratoria. ¿Cuál es el caso de Mineros?

En este momento está muy reducida también. Entonces hoy estamos en una situación en la que, en lugar de hacer exploración, se buscan proyectos que estén en una fase avanzada y que requieran inversiones para empezar en su factibilidad o entrar en producción.

Y su filial de exploración, ¿en dónde está enfocada?

Básicamente a fusiones y adquisiciones y a la exploración en Nicaragua. A buscar proyectos como los que comenté.

En Colombia, ¿tienen proyectos que les parezcan interesantes para invertir?

Hemos mirado, pero en este momento no tenemos nada específicamente.

¿Cómo están las relaciones con las autoridades ambientales?

En general la relación con la autoridad ambiental es buena. Nosotros hacemos minería a gran escala, sostenible, respetuosa con el medioambiente y cumplimos todas las normas.

Esto no quiere decir que el ambiente para hacer minería sea bueno, si uno compara a Colombia con la región, son países que son más amigables con la actividad minera, eso no es un secreto.

¿Usted considera que el cambio que se le hizo al trámite de las licencias ambientales ha mejorado el proceso?

Es muy prematuro para decirlo, los proyectos mineros son a largo plazo, los tiempos en minería son muy largos, entonces uno lo que podría decir es que se ve una voluntad en el Gobierno de estimular la actividad, y eso es positivo, pero seguimos teniendo un marco regulatorio y jurídico muy complicado y esto no se limita solo a la actividad minera, sino a la actividad empresarial en general.

Si en Nicaragua el plan es crecer y en Colombia no. ¿quiere decir que de aquí a unos años el país no será la principal fuente de ingresos para Mineros?

Mineros está haciendo una transición de ser una mina en el Bagre a ser una empresa minera con operaciones en diferentes lugares.

Desde esa perspectiva, hay una producción que va a existir en el Bagre durante los próximos 16 años, tenemos también una mina subterránea en Zaragoza (Antioquia) y en las operaciones en Nicaragua. De dónde provenga el oro que produzcamos, va a depender de dónde encontremos proyectos en qué invertir. Es muy difícil anticipar, estamos buscando en Colombia pero por fuera también, desde la Patagonia hasta Alaska.

¿Los negocios en Perú estaban bien identificados?

Sí, pero no se ha firmado ninguno, estamos mirando en Chile, en Ecuador, en Brasil, en Centroamérica, donde vemos proyectos interesantes los analizamos, en este hemisferio.

¿Y cómo es el plan de inversión para estas futuras nuevas adquisiciones?

Tenemos la posibilidad de gestionar recursos para hacer dos compras similares a las de Nicaragua. Proyectos entre 50 y 100 mil onzas con potencial de crecimiento.

Estamos contentos, tenemos buenas posibilidades de crecer y los números son buenos.

MEJOR CLIMA PARA LOS NEGOCIOS

De acuerdo con el presidente de Mineros, en Colombia se ha dado un cambio de percepción con respecto a la inversión y a la industria.

“La actividad empresarial en el país ya no necesariamente se ve como algo que deba ser protegido, cuidado. Esa nueva percepción es mala para el país en el largo plazo”, señaló.

Asegura que como empresario colombiano su ideal es poder invertir en el país, sin embargo advierte que cada vez es más difícil.

“El país tiene que generar un clima propicio para los negocios, es importante tener reglas de juego estables y permanentes para todos”, asegura.

Nohora Celedón

@NohoraCeledon