Bussié apoya a la fundación del quemado

De 254 pacientes que se quemaban en festividades de fin de año en la década de los 90, ha descendido a solo cinco pacientes el año pasado.

POR:
septiembre 14 de 2011 - 05:09 p.m.
2011-09-14

 

Desde hace 10 años Laboratorios Bussié viene destinando recursos al Fondo de Solidaridad de La Fundación del Quemado, ya que el 20% de la población que ha sufrido quemaduras en cara y cuerpo son menores de 18 años y el 48% se encuentra en la edad más productiva de la vida, entre los 19 y 40 años.

Los aportes de Laboratorios Bussié S.A. han contribuido para que La Fundación del Quemado subsidie entre el 60% y 100% de las intervenciones de las personas que han sufrido algún tipo quemadura, cuyo promedio anual es de 1732 atenciones a la población más vulnerable de Colombia, destacó la Doctora Linda Guerrero Serrano, Médica Cirujana Plástica Maxilofacial y Directora Ejecutiva de La Fundación del Quemado.

La mayoría de quemaduras requiere prolongados y complejos procedimientos reconstructivos y de rehabilitación integral que deben realizarse a lo largo de la vida, principalmente cuando la afectada es la población infantil, incurriendo en grandes costos que no están cubiertos en el Sistema de Seguridad Social.

Según el más reciente estudio epidemiológico de La Fundación del Quemado, el  67% de las secuelas por quemaduras tienen compromiso de cara, cuello y extremidades superiores, lo que les produce una discapacidad social y laboral severa.

La Fundación del Quemado y sus investigaciones han hecho aportes importantes al país como: la fundación del primer Banco de Piel; la asesoría permanente del Banco Público de Piel de la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá; ser la primera institución  en Colombia en utilizar los homoinjertos de Banco de Piel, en aplicar regeneradores tisulares de piel sintética, auto cultivo de células epiteliales, utilización de láser, entre otras;  y el liderazgo de la campaña contra la no pólvora en Colombia, apoyando iniciativas en el Congreso de La República para prohibir su uso en manos inexpertas en todo el territorio nacional.

De 254 pacientes que se quemaban en festividades de fin de año en la década de los 90, ha descendido a solo cinco pacientes el año pasado, destacó Guerrero.

Siga bajando para encontrar más contenido