Cafeteros marcharon por crisis que vive el sector

Cultivadores del grano de Risaralda, Caldas y Quindío piden más ayuda del Gobierno Nacional.

Más de 300 caficultores marcharon por las calles del municipio de La Virginia, Risaralda.

Archivo Portafolio.co

Más de 300 caficultores marcharon por las calles del municipio de La Virginia, Risaralda.

POR:
octubre 10 de 2012 - 12:56 a.m.
2012-10-10

Más de 2.000 caficultores del Eje Cafetero se movilizaron ayer en diferentes partes de Risaralda, Caldas y Quindío, como parte de la marcha nacional que se realizó en diez departamentos para protestar ante la crisis cafetera y exigir soluciones al Gobierno.

En Caldas, la jornada inició hacia las 9 de la mañana en tres puntos de encuentro: la vía que de Manizales conduce hacia Medellín, en el sector conocido como ‘El Palo’; en la vía Manizales-Bogotá, en el municipio de Fresno (Tolima), y en el municipio de Varsovia, en la carretera hacia Filadelfia.

En ‘El Palo’, cerca de mil personas levantaron su voz para exigir la presencia del Estado en los problemas que hoy tienen en jaque al gremio cafetero, tales como la revaluación del peso y la alarmante disminución en la producción de café, a causa de las condiciones climáticas y la aparición de plagas.

El coordinador nacional del Movimiento por la Defensa y la Dignidad Cafetera, Óscar Gutiérrez, dijo que las concentraciones buscaban reiterar el pliego de peticiones que el gremio expuso desde el pasado 13 de agosto por medio de una marcha en Manizales, y del que aún no tenían una respuesta.

Simultáneamente, en La Virginia (Risaralda), 300 campesinos de los municipios de La Celia, Balboa, Apía, Belén de Umbría y San José (Caldas) expresaron su inconformidad ante las pocas respuestas del Gobierno.

El coordinador del Movimiento por la Defensa y la Dignidad Cafetera en Risaralda, Duberney Galviz, explicó que la presencia de tan pocas personas en la marcha también dio cuenta de la gravedad del problema, “porque muchos no vinieron pero porque no tenían cinco mil pesos para transportarse”, indicó.

De la misma forma, se movilizaron en el municipio de Quinchía y en Calarcá. En este último, marcharon por lo menos 400 caficultores de los departamentos del Quindío y Norte del Valle. Rubén Darío Salazar, alcalde del municipio de Buenavista, acompañó la jornada.

“No vemos justo que estén pagando 58.500 pesos a nuestros caficultores por una arroba de café, mientras que la arroba de abono vale 80 mil pesos.

No hay equidad con el precio”, explicó el Alcalde.

Salazar no ocultó su preocupación por la situación que enfrenta su municipio, pues cerca del 90 por ciento de la población se ve beneficiada con los cafetales de la zona cordillerana.

Siga bajando para encontrar más contenido