La calle 26 es la ‘niña bonita’ del mercado inmobiliario

Las inversiones en locales comerciales y oficinas están en su mejor momento, afirma un experto.

La calle 26 es la ‘niña bonita’ del mercado inmobiliario

Mauricio Moreno/Portafolio

La calle 26 es la ‘niña bonita’ del mercado inmobiliario

POR:
abril 03 de 2013 - 12:43 a.m.
2013-04-03

Hoy día, en Bogotá, la zona más apetecida para oficinas y vivienda es, sin lugar a dudas, la calle 26 o avenida El Dorado.

Así lo afirma Rodrigo Quijano, gerente comercial de Century 21 Metroin, al referirse a las mejores inversiones en materia inmobiliaria.

“Hoy día las mejores inversiones en finca raíz son oficinas en la zona de la 93, Unicentro y las personas piden la calle 26. Aunque en la carrera séptima con 157 se han construido unas torres que han resultado un excelente mercado para quienes quieren estar más cerca de su casa o tienen plantas en las afueras de Bogotá”, dice Quijano.

Pero la otra oportunidad está en los locales en centros comerciales, pues en el caso de Bogotá la ciudad es deficitaria en estos complejos. Ello sumado a que es la mayor rentabilidad en el segmento y que los contratos son a largo plazo garantizan mejores flujos de caja.

El experto señala que en el caso de la vivienda también “la niña bonita de la ciudad es la calle 26”, y en el caso de Bogotá hay mucho dinamismo en ventas en estratos 3 y 4, aunque si lo que se desea es rentar, las opciones en estrato 6 son hoy muy buenas, por la cantidad de personas del extranjero que toman Bogotá como centro de operaciones para la región.

Respecto a los rumores de la llegada de una burbuja inmobiliaria, el directivo afirma que en el caso de Bogotá el tema no aplica. “En el caso de ventas y arrendamientos, definitivamente no. Pero en el caso de los constructores, lo que pasa es que el mercado se volvió muy exigente. El cliente sabe de espacios, de especificaciones técnicas, de terminados y de precios, entonces les está obligando a ser más creativos y ha ajustar sus precios, por lo cual se están experimentando cambios, pero positivos para todos”, concluye Rodrigo Quijano.

Siga bajando para encontrar más contenido