Canacol Energy adquirió la compañía Shona Energy

La transacción se hará mediante un intercambio de acciones ordinarias de Canacol Energy, más dinero en efectivo.

Canacol Energy

Archivo particular

Canacol Energy

Empresas
POR:
octubre 16 de 2012 - 02:19 p.m.
2012-10-16

Shona Energy es una compañía de exploración y producción de petróleo y gas con operaciones enfocadas en Colombia y Perú.

Además, tiene participaciones en cinco bloques y reservas netas probadas más probables de 15,8 millones de barriles de crudo y una producción diaria de 2.300 barriles.

Tras integrarse, las compañías tendrán reservas netas por unos 32 millones de barriles que valen 736 millones de dólares (antes de impuestos), así como participaciones en 29 contratos de exploración y producción.

Shona Energy es socia del Bloque Esperanza, ubicado en la Cuenca del Valle Bajo del Magdalena, el cual tiene cuatro campos que producen gas.

Bajo los términos del acuerdo, cada acción ordinaria de Shona será intercambiada por 0,0896 dólares canadienses en efectivo y 1,0573 de acciones de Canacol y cada acción preferencial de Shona será transferida por 100 dólares americanos en efectivo.

Canacol prevé emitir 246’007.577 títulos para los socios de Shona, propietarios de acciones ordinarias de esta compañía.

De otra parte, Altenesol LNGColombia, subsidiaria de la estadounidense Iahl Corporation, suscribió un contrato a 10 años con la firma Geoproduction Oil& Gas Company of Colombia, que es subsidiaria de Shona Energy Company.

Mediante el contrato, que vale 260 millones de dólares, Geoproduction Oil & Gas Company of Colombia le proveerá a Altenesol LNG Colombia 17 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, para una planta que está construyendo en la Costa Atlántica, llamada Nataly 1.

Aunque una parte del gas se usará para generar electricidad en la planta, Altenesol LNG Colombia espera generar ingresos anuales por unos 65 millones de dólares por la venta del combustible a clientes residenciales.

El gas natural será procesado para convertirse en Gas Natural Licuado (GLN), lo que reduce su volumen, y puede transportarse en tanques, por cualquier medio de transporte, al usuario final.

La conversión del gas bajo este sistema facilita la venta en sitios donde no hay gasoductos o donde no es económicamente viable tender tuberías.

“Esperamos que a Nataly 1 le sigan cinco plantas más en Colombia dentro de los próximos siete años", dijo Nelson De La Nuez, director general de Iahl.

REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS