Caño Limón - Coveñas ya lleva casi seis meses fuera de operación

Ecopetrol no tiene una estimación de cuándo reanudará el servicio, paralizado desde hace 170 días, por ataques del Eln.

Atentado Caño Limón Coveñas

Las tareas de reparación han sido muy complejas porque se han encontrado nuevas válvulas ilícitas.

Cortesía Ecopetrol

POR:
Portafolio
junio 27 de 2018 - 10:00 p.m.
2018-06-27

La operación del oleoducto Caño Limón - Coveñas sigue en jaque, ya que lleva más de 170 días sin servicio para transportar el crudo desde los campos de Arauca.

Su parálisis, desde el pasado 10 de enero, se debe a los frecuentes ataques de la guerrilla del Eln, a lo que se suma el robo de petróleo con válvulas ilegales.


Y lo que más llama la atención del caso es que Ecopetrol no tiene una fecha exacta, a corto o mediano plazo, de cuándo reanudará la operación.

(Lea: Colombia, otra vez en el mapa mundial de riesgo petrolero)

Así, el citado oleoducto, cuya longitud es de 773 kilómetros, atraviesa por la parálisis más larga de su historia desde que comenzó la operación en diciembre de 1985. En lo corrido del año, no solo ha sido blanco de 53 ataques atribuidos al Eln, sino que además las autoridades han encontrado 23 conexiones ilícitas para la sustracción de crudo.

“La reanudación del bombeo por el sistema dependerá de verificar las afectaciones reportadas y que se puedan hacer las reparaciones del caso”, precisó un vocero de Ecopetrol.

(Lea: Millonarias pérdidas para Ecopetrol por atentados y saboteos

Agregó que la empresa y su filial Cenit (dueña del oleoducto), “han venido trabajando sin descanso, utilizando todos los recursos posibles para superar esta situación y restablecer el servicio lo más pronto posible, con el acompañamiento de la fuerza pública y las autoridades”.

En casi seis meses de suspensión, las tareas de reparación por parte de los técnicos de Ecopetrol y Cenit han sido complejas, pues una vez la fuerza pública asegura las áreas, se han encontrado nuevas válvulas ilícitas y, en otros tramos del tubo, abolladuras y orificios causa de los atentados.

(Lea: Vandalismo y sabotajes afectan la operación de Ecopetrol en el Meta

En los últimos 30 años, el oleoducto Caño Lmón - Coveñas, que tiene la capacidad de transportar 200.000 barriles diarios de crudo de los campos de Arauca, ha sido objeto de poco más de 1.500 atentados, lo que ha generado 3,7 millones de barriles derramados.

Y desde 1986, año en que se intensificaron los ataques por parte de la guerrilla, el sistema ha estado fuera de servicio el equivalente a más de 10 años de operación.
Sin embargo, la parálisis del bombeo no ha afectado la producción de los campos de Caño Limón en Arauca debido a que el petróleo se está evacuando por el oleoducto Bicentenario que empata con el tubo de Ocensa.

Con respecto al robo de crudo en el citado sistema con la instalación ilegal de válvulas, datos de Ecopetrol reportan que se han sustraído poco más de 300.000 barriles desde el 2016 a la fecha.

“Este sistema, junto con el oleoducto Transandino,es uno de los más afectados por estas ‘chuzadas’ ilegales”, señaló el vocero de Ecopetrol.

Además, indicó que justo por donde pasa, en la zona del Catatumbo, es en donde se presentan los mayores números de válvulas ilegales, más exactamente en las líneas de flujo que llevan el crudo desde los pozos de producción hasta los tanques de almacenamiento.

“En lo corrido del años se han detectado en esa zona 23 válvulas con sus respectivas líneas de flujo”, explicó la fuente de la petrolera.

Pero más allá de los impactos económicos, los atentados y el robo de crudo genera una grave afectación ambiental. Las bandas criminales solo usan el 38% del producto. El 62% restante es desechado en ríos y zonas verdes.

En el caso de Caño Limón-Coveñas, por cuenta de las válvulas ilícitas, se han contaminado 14.980 metros cuadrados de tierra, y ha sido afectados 72 kilómetros de caños y ríos en Arauca, Norte de Santander y Boyacá.

“Además, estas perforaciones ilegales que hacen delincuentes para robar crudo, no solo es con el fin de comercializarlo a través de estructuras ilegales, sino que lo utilizan para el procesamiento de la hoja de coca”, reiteró el vocero.

Cabe resaltar que si bien el Eln mantiene una negociación de paz con el Gobierno y declaró dos ceses del fuego unilaterales y temporales por la elección presidencial, no ha pactado una nueva suspensión bilateral de hostilidades y continúa con sus ataques.

S&P MANTIENE CALIFICACIÓN

A través de un comunicado, la petrolera Ecopetrol informó que la agencia calificadora de riesgos Standard & Poor’s (S&P) mantuvo la calificación internacional de largo plazo en BBB-, con perspectiva estable y la calificación de crédito individual (Stand-Alone) en 'bb+'.

“S&P resaltó en su reporte los sólidos resultados financieros con unas métricas crediticias fortalecidas gracias a la disciplina de Capital y a las eficiencias implementadas”, señala un comunicado de la compañía.

La calificadora destaca el buen desempeño de los segmentos de refinación y transporte, resaltando los resultados operativos de la refinería de Cartagena (Reficar) en su etapa de estabilización.

A su vez S&P reconoció el foco de Ecopetrol en el incremento de reservas con resultados positivos en el balance 2017.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido