Caracol Radio y Caracol Televisión buscan
terminar su conflicto

El miércoles habrá una reunión entre altos directivos de los grupos Santo Domingo y Prisa. La SIC se tardaría mínimo seis meses para emitir un fallo.

Selección Colombia

Carlos Bacca abrió el marcador en el primer tiempo y puso a soñar al país. La dupla que crearon con James Rodríguez fue implacable.

Reuters

Empresas
POR:
Portafolio
abril 04 de 2016 - 06:29 a.m.
2016-04-04

Aunque las posiciones parecen irreconciliables, Caracol Televisión y Caracol Radio podrían ‘fumar la pipa de la paz’, luego de una disputa que salió a relucir en Semana Santa, cuando la primera le negó a la segunda la posibilidad de transmitir los partidos de fútbol de las selecciones nacionales de mayores y Sub23.

En efecto, Portafolio conoció que esta semana, muy seguramente el miércoles, Caracol Radio le presentaría una propuesta a la cadena de televisión sobre la forma cómo le devolvería la emisora HJCK, el eje de la controversia.

De acuerdo con las averiguaciones hechas por Portafolio, al parecer, la cadena radial diseñaría un plan para mover de ese dial a Los 40 principales.

Una opción que se baraja sería ocupar el que tiene Radioactiva, y que esta última pase a Internet. Para ello, sería necesario un proceso técnico y comercial que requiere un plazo determinado que, seguramente, es el que deberán negociar.

Por su parte, Caracol Televisión estaría en disposición de cesar otras acciones jurídicas en curso. Una de ellas, relacionadas con la cortinilla del compositor Jaime Valencia, por la cual también reclama a la firma de Prisa.

Estos acercamientos que han logrado entre las partes, son fruto de reuniones que directivos de ambas empresas han hecho de forma discreta y sin declaraciones públicas, en vista de que quieren bajarles el tono a las diferencias y llegar a un acuerdo pronto.

Por Caracol Televisión, del Grupo Santo Domingo, han estado al frente del tema Jorge Martínez, directivo de la compañía, y el abogado Ramiro Bejarano. Y en el caso de Caracol Radio, Christian Diep, de Prisa Colombia y el exfiscal Alfonso Gómez Méndez.

En lo que, definitivamente, las empresas protagonistas de esta controversia coinciden es que seguirán compartiendo el nombre de Caracol, como lo acordaron en el momento en que el conglomerado colombiano le vendió a los españoles.

El camino recorrido
La historia comenzó en 1950 cuando le fue otorgada una frecuencia a la sociedad Radial Bogotá, que creó la emisora HJCK. En el 2005, la sociedad, liderada por la familia Castaño Valencia arrendó la emisora a Caracol Radio, que montó allí Las 40 Principales, en tanto que HJCK pasó a emitirse por internet.

El contrato de arrendamiento se hizo por 10 años, pero contemplaba una opción de compra por parte de Caracol Radio.

Se dice que las dos empresas habían acordado incluso la fórmula que se aplicaría para fijar el precio que pagaría la cadena radial del Grupo Prisa.

Sin embargo, en noviembre de 2015, cuando Caracol Radio fue a hacer efectiva la opción de compra, se encontró con que la Sociedad Radial Bogotá, concesionaria de la frecuencia, había sido vendida, por esos días, al Grupo Santo Domingo (léase BluRadio).
Esto dejó desconcertado a Caracol Radio y la reacción fue pedir una prórroga del contrato para mantener la operación de Las 40 principales.

Portafolio conoció que la cadena radial invocó el derecho establecido en el Código de Comercio, para tener una extensión del contrato. Es más, Caracol Radio sigue pagando el canon de arrendamiento en un depósito judicial tras considerar que están en su derecho legítimo de una renovación del contrato.

Mientras tanto, Caracol Televisión pedía la devolución de la Emisora. En este tire y afloje se realizaron dos audiencias de conciliación, pero fue imposible llegar a un acuerdo.
Las cosas se fueron complicando entre el Grupo Santo Domingo, propietario de Caracol Televisión y el Grupo español Prisa, dueño de Caracol Radio desde el 2001.

El escándalo, que hasta ese momento se había manejado con bajo perfil, estalló cuando Caracol Televisión, que tiene los derechos sobre las transmisión de los partidos de la Selección Colombia de Fútbol, para la Eliminatoria a Rusia 2018, y de la Selección Nacional Sub23, para el repechaje con Estados Unidos, con miras a un cupo a los Olímpicos de Río de Janeiro, le notificó a la cadena radial, que no podía transmitir esos partidos.

Portafolio también conoció que además de suspender los derechos de transmisión del fútbol, Caracol Televisión solicitó medidas cautelares ante la Superintendencia de Industria y Comercio, por tratarse de la máxima autoridad en materia de libre competencia, al tiempo que suspendió las negociaciones de los derechos de transmisión del fútbol con la cadena radial básica.

Caracol Radio reaccionó haciendo lo propio ante la Superindustria, por considerar que se violó la libre competencia.

En medio del pulso y del cruce de reclamaciones, el enfrentamiento fue subiendo de tono. Incluso ha habido recriminaciones en torno a la propiedad del logo y la fanfarria (música característica de la marcha Caracol), a pesar de que estos temas están plenamente establecidos desde el 2001, cuando Caracol Radio fue adquirido por el Grupo Prisa.

Mientras el pleito sigue su marcha, Caracol Radio sigue haciendo las cuentas de cuánto dinero dejó de percibir por la suspensión de las transmisiones de fútbol, y la cadena de Televisión continúa reclamando la emisora.

Fallo de la SIC tardaría hasta un año
De no haber un arreglo directo, la Superintendencia de Industria y Comercio será la primera instancia. Portafolio supo que la decisión del organismo de control se tomaría como mínimo seis meses para emitir un fallo, si no se presentan demoras en el aporte de pruebas y la verificación de las mismas.

Aunque en los próximos días se llegue a un acuerdo, las secuelas harán que la relación de Caracol Televisión y Caracol Radio quizás no vuelva a ser la de antes.