En Cartagena alistan comercio para los turistas de cruceros

Promotora A. Cohen tiene en la plaza La Serrezuela, hoy abandonada, un plan comercial y cultural especializado.

Jacques Simhon, subgerente de La Serrezuela, explica el proyecto que impulsará el comercio en la zona de la Ciudad Vieja.

Archivo particular

Jacques Simhon, subgerente de La Serrezuela, explica el proyecto que impulsará el comercio en la zona de la Ciudad Vieja.

Empresas
POR:
enero 07 de 2015 - 01:55 a.m.
2015-01-07

Entre los turistas que van a la ciudad de Cartagena en un año, se estima que unos 300.000 corresponden a los que llegan en los cruceros.

Justamente ese es un mercado al que quiere responder La Serrezuela, un complejo comercial que se levantará en el marco de la plaza que lleva el mismo nombre y que está abandonada.

Jacques Simhon, subgerente de La Serrezuela, explica que “lo que hace único a este negocio es la ubicación, el centro histórico de Cartagena, que es el que más turismo recibe y el que menos espacios comerciales tiene”.

Se estima que en la llamada Ciudad Vieja operan 7.000 metros cuadrados entre restaurantes y boutiques, sin contar con las grandes superficies establecidas en la zona.

La idea es que el nuevo centro comercial que se empezará a construir en el primer semestre de este año aporte otros 10.000 metros cuadrados más. La obra durará 36 meses y se espera abrir operaciones a mediados del 2018.

“Atendemos una población flotante de casi 3 millones de personas al año, entre las cuales hay 300.000 turistas de crucero que tienen un promedio de gasto mucho más bajo en Colombia que en otros destinos turísticos de crucero porque no tienen a dónde ir a buscar compras y entretenimiento, ya que van a la Ciudad Vieja y allí la oferta es limitada”, dice el empresario.

Parte de la estructuración como proyecto es que todos los comerciantes estén dispuestos y abiertos a atender en los horarios de llegada de los cruceros, señaló.

El proyecto vale 205.000 millones de pesos, con terreno ya adquirido. La Serrezuela tendrá alrededor de 21.900 metros cuadrados de área construida, en tanto que contará 9.840 metros cuadrados para desarrollo comercial, lo cual se puede traducir a un máximo de 100 locales.

Con este plan comercial, de paso, se rescata una joya de la arquitectura local.

Según Jacques Simhon, en el barrio San Diego los vestigios de la antigua plaza de La Serrezuela son el recuerdo de una joya perdida, por lo que un grupo de empresarios, liderados por la Promotora A. Cohen, buscan restaurar y renovar la plaza.

Los inversionistas lograron comprar y sanar financieramente los lotes y luego concebir un modelo financiero para asegurar la culminación del proyecto y revivir La Serrezuela.

El proyecto está estructurado como un fideicomiso. “Nuestros inversionistas adquieren derechos fiduciarios de la explotación de todo el centro cultural y comercial”, dijo.

“Tiene todas las ventajas del esquema inmobiliarias, pero no tiene los riesgos de un local comercial”, explicó Simhon.

Agregó que a diferencia de un centro comercial, lo que tendrá este complejo como local ancla o principal, es un atractivo turístico que va a ofrecer eventos culturales diseñados para atraer el turismo en forma permanente a lo largo del año.

El mix comercial está por definirse, aunque está claro que por ser parte del centro histórico la oferta comercial es de gama alta y media, con un componente local importante. Debe tener una muestra de productos colombianos y latinoamericanos, lo suficientemente importante, que no repita la oferta frente a otros sitios en donde paran los cruceros.