Casa Toro venderá maquinaria amarilla

El 1 de mayo la empresa hará el lanzamiento oficial de su nuevo
negocio que llega justo cuando se harán las grandes obras viales del país.

Este tipo de maquinaria se usa para la construcción de obras civiles.

Este tipo de maquinaria se usa para la construcción de obras civiles.

Archivo particular

Empresas
POR:
Juan C. Domínguez
marzo 11 de 2016 - 12:40 a.m.
2016-03-11

La empresa colombiana Casa Toro, concesionaria de la compañía de maquinaria agrícola John Deere, anunció que desde este año tiene la representación de la llamada ‘línea amarilla’ del mismo fabricante.

Con este calificativo se conoce a la maquinaria rodante utilizada en las obras de construcción o la minería.

Entre estas se destacan los buldóceres, palas cargadoras, retrocargadoras, minicargadoras, miniexcavadoras, mototraíllas y compactadoras, entre otras.

Según Juan Manuel Villegas, gerente de Maquinaria Agrícola de Casa Toro, en enero de este año firmaron con John Deere un contrato de distribución para la zona norte del país.
“Estamos en el montaje de todo este negocio”, indicó Villegas.

Vale la pena recordar que John Deere fabrica maquinaria amarilla desde la década de los años 40 del siglo pasado.

“Casa Toro tiene la representación de la maquinaria agrícola desde hace más de 60 años y este año se amplió el contrato de distribución de este tipo de maquinaria, para construcción, especialmente para movimiento de tierras.

“Desde enero estamos ejecutando la logística interna, de la mano con el fabricante, para conocer ‘a fondo’ este nuevo negocio para la compañía.

“Una vez todo esté listo, haremos el anuncio oficial, que estimamos que sea el próximo primero de mayo, concluyó Villegas.

También, la empresa está adecuando sus vitrinas de distribución en la costa Atlántica, lo que ha obligado al trasteo de una a nuevas locaciones y a la ampliación de otras.
La apuesta del distribuidor se hace justo en el momento que Colombia ejecutando obras de infraestructura.

Por ejemplo, las llamadas vías 4G, que serán más de 4.571 kilómetros (primera y segunda ‘ola’) entre nuevas, mantenimiento y rehabilitación, que demandan inversiones por más de 30 billones de pesos, donde se ejecutarán 26 proyectos.

Por otra parte, se hará el mantenimiento de 800 kilómetros de vías nacionales y secundarias, del Invías, en 57 proyectos, que tienen un costo de 4 billones de pesos.
Así las cosas, para la ejecución de todos estos proyectos se requiere una inmensa cantidad de maquinaria ‘amarilla’ para construcción.

Juan C. Domínguez
Economía y Negocios