‘Castañer prevé abrir 15 tiendas en los próximos tres años'

La marca española de calzado comienza su expansión por Latinoamérica en Colombia y Chile, y próximamente en Miami. La firma produce 450 mil zapatos al año y exporta un 75% a países como Japón, Corea, China, Italia, Francia y Dubái, además de fabricar para grandes casas de lujo.

Antonio Castañer, presidente de Castañer.

Archivo

Antonio Castañer, presidente de Castañer.

Empresas
POR:
mayo 21 de 2015 - 04:25 a.m.
2015-05-21

Hace justo 24 meses que la sofisticada marca española de calzado Castañer tuvo la primera conversación con la familia Tcherassi para formar la alianza estratégica mediante la cual inauguran hoy su primera tienda en Colombia, y la expansión de la firma en Latinoamérica, según explicó a Portafolio el presidente de Castañer, Antonio Castañer.

¿Cómo llega Castañer a Colombia?

Esto es una sociedad conjunta: Castañer España junto con la familia Tcherassi. Conocimos a Silvia Tcherassi hace ya 12 años y desde entonces hemos colaborado siempre haciendo unas adaptaciones de nuestras colecciones para sus tiendas, tanto en Colombia como en Estados Unidos.

¿Por qué se sintió ella interesada por la marca?

Lo que Silvia diseña también es un poco mediterráneo y se ha sentido atraída por Castañer y nosotros también por lo suyo. Hubo una buena unión y por ello decidimos dar el salto a Suramérica.

¿Cuál fue la razón?

Es un momento en que está despertando económicamente la región. Elegimos este país por dos motivos: primero, cuando vas a un país extranjero tienes que ir de la mano de alguien local (y los Tcherassi cumplen perfectamente ese requisito), además son una empresa familiar como la nuestra, lo que nos facilita las cosas porque nos entendemos. En segundo lugar, Colombia junto con Chile son dos de los países que pueden aceptar nuestros productos, además hay una seguridad jurídica y económica. Por el contrario, hay otras naciones en el Cono Sur donde es más complicado el entrar porque no existe esa seguridad.

Además de ello, los Tcherassi tienen un pie muy importante en Miami, donde probablemente abramos una tienda antes de que finalice el año. Y será la primera tienda de Castañer allí.

¿Qué ven en el mercado estadounidense?

Miami es el principal escaparate de Suramérica.

¿Dónde más abrirán?

En Chile se abre una a final de junio, en el centro comercial Santa Fé (en Bogotá) también se inaugurará otra en un mes. Además hay aperturas previstas en Barranquilla y Cartagena, para final de año se prevé que haya abiertas unas siete tiendas.

¿Cuál ha sido la inversión de esta primera tienda en el centro comercial Andino?

45.000 dólares. Nos gustaría llegar en tres años a tener 15 tiendas en las principales ciudades y centros comerciales.

750 mil dólares será el monto de inversión aproximadamente.

¿Es muy costoso el alquiler de esta primera tienda?

Sí, principalmente en Bogotá está alto, más que en otros lugares. Suele ser 120 dólares mensuales por metro.

¿Piensan abrir en otros países de la región, además de Chile y Colombia?

Hay estudios pero nada en firme. Hay posibilidades en lugares como Puerto Rico, la República Dominicana, en Panamá, Costa Rica o México.

¿Por qué cree que va a funcionar el concepto de sus alpargatas?

En este país hay potencial para que un producto de este nivel tenga éxito.

¿Cómo están la ventas en España?

Llevamos ahora seis meses de crecimiento sostenido. Este año estamos con crecimiento del 18 por ciento.

¿Qué tienen de especial estas zapatillas de esparto que no tenga el resto?

Tienen originalidad, que nos copian. Esto sigue siendo una empresa cien por cien familiar.

¿Cuál es su mayor competencia?

El fabricante español, sin duda.

EMBLEMÁTICO CALZADO HECHO A MANO

La marca española también fabrica para terceros desde hace más de veinte años, principalmente para las grandes firmas de lujo internacional como Hermés, Chanel y Loewe.

La producción para estas marcas supone un 30 por ciento de su facturación. Actualmente, Castañer cuenta con presencia internacional en más de 57 países de Europa, Asia y América con un promedio de facturación de 25 millones de euros.

Inmaculada Iglesias

inmigl@eltiempo.com