CDO Lérida podrían reclamar que se responda por deudas

La Superintendencia de Sociedades declaró que estas hacen parte de un mismo grupo empresarial, controlado por la familia Villegas.

El derrumbe del edificio Space, en Medellín, golpeó comercialmente al grupo CDO.

Archivo particular

El derrumbe del edificio Space, en Medellín, golpeó comercialmente al grupo CDO.

Empresas
POR:
enero 13 de 2015 - 01:55 p.m.
2015-01-13

En rueda de prensa, Francisco Reyes, superintendente de Sociedades, informó que la Supersociedades reconoce que la familia Villegas controla el grupo de construcción CDO, conformada por seis empresas, algunas de las cuales entraron en liquidación: Calamar, Vifasa, Alsacia, Bepamar, Acuarela y Lérida.

A esa conclusión se llegó después de que el 23 de diciembre pasado, el propio Álvaro Villegas Moreno le dijo al superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, que su esposa, Beatriz Mesa, sus hijos Pablo y Mauricio, así como él mismo son las cabezas de dos empresas radicadas en Panamá (la fundación Santa Cruz de la Sierra y Surquesa Investments) que funcionan como vehículo de inversión para otras 14 firmas, entre ellas CDO Lérida, con domicilio en Colombia.

La consecuencia directa, según explicó Reyes Villamizar, es que si los bienes de Lérida no son suficientes para responderles a las víctimas del colapsado conjunto residencial Space y otros edificios cuya estabilidad está en cuestión, podrían demandar a las demás para que estas respondan con su patrimonio.

Al declarar la situación de control por parte de los Villegas, la Súper puede entrar a analizar posibles situaciones cruzadas entre estas compañías.

El funcionario se reunirá este miércoles en Medellín con el alcalde, Aníbal Gaviria, los acreedores y representantes de la Defensoría del Pueblo, entre otros.

Frente al caso Lérida, Reyes aseguró que “el 30% de los reclamos ya han sido resueltos. 120 familias (89,6%) han recibido pago” y recordó que está en liquidación.

Aclaró que la Supersociedades consideraría asumir el control del grupo solo si se encontrara en una ‘situación crítica’ financiera.

El 27 de junio de 2014, la Superintendencia de Sociedades calificó de inviable la situación de Lerida, con más de 50 años de experiencia.

Así mismo,ordenó el embargo y secuestro de los activos de las sociedades en insolvencia y el estudio de una solicitud de liquidación judicial de la empresa Lérida Constructora de Obras - Lérida CDO S.A.

También decretó la apertura del proceso de reorganización de CDO.