Así celebró Bancolombia sus 20 años en la Bolsa de NY

Entre los retos para este año, el grupo Bancolombia espera un crecimiento del 12 % en la cartera de crédito, impulsado por todas las modalidades, pero vigilando de cerca el de consumo. Hay inquietudes por la inestabilidad jurídica.

Así celebró Bancolombia sus 20 años en la Bolsa de NY

Archivo Portafolio

Así celebró Bancolombia sus 20 años en la Bolsa de NY

Empresas
POR:
mayo 26 de 2015 - 03:35 a.m.
2015-05-26

Este martes, Bancolombia celebró sus 20 años de presencia en Wall Street, con el toque de campana en la Bolsa de Nueva York (Ver video).

Esto se produce en una coyuntura retadora en el mercado local, no solo por la desaceleración de la economía, sino por la inestabilidad jurídica que afecta a prácticamente todos los sectores.

Por esto, el comienzo de año para el Grupo Bancolombia ha sido agridulce, según su presidente, Carlos Raúl Yepes Jiménez. Sobre este y otros temas, el directivo habló con Portafolio.

¿Cómo percibió el comienzo del año?

El arranque ha sido agridulce. Lo difícil ha sido que estamos en un entorno en que los flujos de inversión están saliendo de mercados emergentes hacia países con mayor seguridad. En Colombia, lo que más está pesando es el impacto del dólar y de la caída en los precios del petróleo sobre el ecosistema que se mueve alrededor de esta industria. Por otra parte, si bien el impuesto a la riqueza ha afectado la competitividad de empresas de todos los sectores, vemos que siguen haciendo esfuerzos para crecer. De todas formas, aunque hay sectores con dificultades, hay otros con oportunidades, por ejemplo en las firmas exportadoras, las de agroindustria, y todo lo que tiene que ver con construcción.

¿Cuáles son los temas que más le inquietan?

Reivindico el papel del empresariado, de las fundaciones y de los deportistas, que están sacando la cara por el país. En cuanto a los empresarios, no están oponiéndose a los impuestos ni pidiendo que les regalen nada, la preocupación es que no haya claridad en las reglas de oro desde el punto de vista económico, y sobre el país en general me inquieta la fragilidad institucional, empezando por el sistema judicial. Esos son prerrequisitos para que la economía crezca.

¿Qué tanto le preocupa la desaceleración de la economía?

Uno quisiera ver al país creciendo por encima del 4 o 4,5 %, y aunque la dinámica va a ser menor, la economía sigue expandiéndose. Un crecimiento de entre 3 y 3,5 % va a permitir que el sistema financiero crezca más de 10%. Hay iniciativas muy importantes de los empresarios, por ejemplo en infraestructura –no son solo carreteras–, agroindustria, pymes, y además el aumento en el precio del dólar va a acelerar la demanda interna, pues se limitan las importaciones. Todo eso demanda un esfuerzo grande, pero hay dificultades por el lado de la reforma tributaria y de la inestabilidad jurídica para todos los sectores. Hay que acompañar al Gobierno para que tenga claras las necesidades y cómo resolverlas, porque esa incertidumbre influye no solo en las firmas locales sino en la inversión extranjera.

¿Cuál ha sido el comportamiento de la cartera y qué expectativa hay?

En el último año la cartera del Grupo ha crecido 22%, hay un crecimiento orgánico más un aumento en las filiales del exterior, sobre todo por la incorporación del Banistmo de Panamá, y hay algo de efecto de tasa de cambio. Se espera un crecimiento del 12 % este año, que sigue siendo bueno en medio de unas perspectivas más moderadas para la economía.

¿Cuáles van a ser los segmentos más dinámicos?

En el sector comercial hay una buena dinámica, en el hipotecario se ve moderación, pero va a seguir siendo un motor de desarrollo. Al consumo hay que ponerle cuidado, no estamos prestando por prestar, sino elevando los estándares para que no aumente de manera indebida, hay que cuidar el ahorro privado y hacer una colocación responsable y cuidadosa. Puede que el consumo crezca, pero el llamado a la banca es a tener prudencia para no sobreendeudar a las personas y que a futuro tengamos un problema de vencimiento de cartera.

¿Cómo va la morosidad?

Sigo creyendo que los colombianos pagan, hay presiones en ciertos sectores, pero no vemos señales de alerta. Estamos dentro del promedio, con una morosidad del 3 %, y por cada peso vencido tenemos 1,3 pesos de cobertura.

¿Y la infraestructura?

Hemos visto que para las vías 4G, Asociaciones Público-Privadas (APP) y otras iniciativas, se necesitarán más de $100 billones en los próximos años. Eso demanda la participación de muchos actores, entre ellos la banca local, que tiene por ahora entre $25 y $30 billones para hacer ese financiamiento, de hecho Bancolombia tiene entre $10 y $12 billones. Lo importante es cómo entre todos hacemos buenos cierres financieros y contractuales, de manera que se fijen bien los precios, se mitiguen los riesgos y se logre sacar adelante la financiación.

¿Cuál es la estrategia de expansión?

Este año nos estamos centrando en cinco cosas: eficiencia, innovación, tecnología, servicio al cliente y consolidación. En cuatro años Bancolombia más que duplicó sus activos, y por mucha capacidad financiera que haya para hacer compras, se necesita capacidad de gestión. Por eso, en este momento somos prudentes y no estamos pensando en adquisiciones.

¿Qué ha representado para la entidad estar en las grandes ligas bursátiles?

Eso fue un proceso que tomó más de un año, y escogimos el camino más complicado, que fue un ADR nivel III, lo cual nos llevó a elevar nuestros estándares. En ese momento, parecía increíble que el séptimo banco por nivel de activos, perteneciente a un país convulsionado, llegara a Nueva York y fuera capaz de venderse. Esa es una historia de coherencia, pues muestra cómo ahí logramos ser atrevidos para levantar recursos y cómo lo seguimos haciendo. Ahora, incluso somos capaces de vender bonos por US$1.300 millones en 3 horas.

Luisa Gómez R.
Subeditora de Portafolio