Centro Empresarial Colpatria sigue sumando metros

De los cuatro edificios propuestos dos están listos y el tercero se entregará en abril del próximo año.

Centro Empresarial Colpatria sigue sumando metros

Archivo Portafolio

Centro Empresarial Colpatria sigue sumando metros

Empresas
POR:
septiembre 13 de 2015 - 10:01 p.m.
2015-09-13

Avanza a buen ritmo la torre 3 del Centro Empresarial Colpatria, ubicado en la carrera 53A con calle 127, en el norte de Bogotá, donde actualmente están otros dos edificios de oficinas del complejo: el de Bavaria y otro con participación mayoritaria del Fondo Inmobiliario Colombia, de Bancolombia.

La obra, que será entregada en abril del 2016, tendrá doce pisos y también ofrecerá espacios de gran formato que oscilan entre 1.900 y 2.500 metros cuadrados.

Sin embargo, algo que tienen en común todas las torres del megaproyecto es la apuesta sostenible.

De hecho, la segunda de ellas acaba de ser reconocida por el Consejo Estadounidense de Construcciones Verdes de Estados Unidos (USGBC) con el certificado LEED en la categoría oro, por los ahorros de energía y agua, entre otros.

Y la tercera, que está en obra, ya fue precertificada, lo que es un indicador del aporte de la arquitectura a la meta de hacer obras más amigables con el medioambiente.

“Como diseñadores y ejecutores tenemos la inmensa responsabilidad de hacer desarrollos que garanticen el adecuado mantenimiento y la preservación de los recursos naturales, y en esa medida estamos convencidos de que la sostenibilidad debe ser un factor de primer orden a la hora de emprender un proyecto”, dijo Amparo Polanía, presidenta de la Constructora Colpatria.

DE ALTOS ESTÁNDARES 

A estas novedades hay que agregarle la creciente necesidad de ofrecer oficinas Tipo A+, es decir, de estándares internacionales, que son las que exigen las multinacionales y las grandes compañías locales.

Esto, precisamente, ha motivado el cambio en lo que se debe construir; incluso, con la situación del mercado, en la que hay mucha oferta y los potenciales inquilinos tienen la oportunidad de negociar precios bajos, los desarrolladores también han tenido que ser creativos.

Esto significa entregar un ‘plus’, a través de espacios diferenciadores que el usuario aprecie al pagar.

gabflo@eltiempo.com