Cerrejón comenzó el año con
pérdidas de US$20 millones

El presidente de la compañía, Roberto Junguito, asegura que se trabaja
en un plan de ahorro a todos los niveles para ser eficientes y productivos.

Operación Cerrejón

Los trabajadores de Sintracarbón votaron a favor de la huelga por no llegar a un acuerdo en la parte salarial. 

Archivo particular

Empresas
POR:
Pedro vargas
marzo 03 de 2016 - 11:11 p.m.
2016-03-03

Roberto Junguito, presidente de Cerrejón, afirma que aunque los precios internacionales del carbón han tenido una caída dramática y el negocio ya dio pérdidas por 20 millones de dólares en el primer mes de este año, trabaja en un plan para ser eficientes y productivos porque es lo único que garantiza la viabilidad de la compañía a futuro.

¿Cómo le va a Cerrejón en esta época de crisis en la industria?

La situación internacional del sector pasó de ser una situación retadora, como venía siendo en los últimos años, a ser crítica.

Hay una contracción dramática en los precios de niveles de 100 dólares la tonelada de hace cinco años, el año pasado por debajo de 60 dólares y hoy a 40 dólares, con la preocupación de que los precios a futuro continúan cayendo a niveles de 35 dólares para el año entrante y 32 dólares la tonelada para el año 2018. Esto principalmente porque China dejó de importar 67 millones de toneladas de carbón.

¿Y en materia de utilidades?

En el 2015 redujimos en 86 por ciento nuestras utilidades frente al 2014, y en enero con las condiciones actuales de tasa de cambio, gastos en combustible y precio del carbón perdimos 20 millones de dólares en el primer mes del año.

¿Espera equilibrar la operación en lo que resta de año?

Los resultados de la compañía van a estar muy dependientes de qué termina pasando con los precios del carbón. Si siguen cayendo va a ser muy difícil para Cerrejón no tener pérdidas contables durante el 2016.

¿Cómo evitar seguir perdiendo plata este año?

En estos momentos el enfoque principal es mejorar los niveles de eficiencia y productividad, que es lo único que podemos hacer para garantizar la viabilidad de la compañía a futuro. Lo hemos hecho en los últimos dos años con 155 millones de dólares en reducciones de costos sostenibles no asociadas a los precios de los combustibles o devaluación y tenemos que seguir profundizándolo. Si no hacemos la tarea vamos a tener problemas.

¿En qué otras áreas ha trabajado?

El elemento central es la productividad y eficiencia de los equipos, hemos dejado sin operar 76 equipos mineros por no ser eficientes. También en los costos de los insumos, combustibles, explosivos, llantas, servicios contratados a particulares. No ha habido un solo contrato en que no hayamos revisado la necesidad específica de consumir ese material y renegociar precios. Algunas reducciones en contratos a término fijo, en gastos menores. En todas las áreas.

¿Ha habido reducción de personal?

Ha sido marginal en los últimos meses. Continuamos teniendo 12.600 empleados entre contratistas y empleados directos, desde unos 13.000 con que contábamos.

¿Mantendrían los inversionistas la operación a pérdida?

Claramente los resultados financieros que han tenido nuestros inversionistas nos llevan a pensar que ellos no tienen los recursos para subsidiar pérdidas en Cerrejón. Tenemos que ser capaces de racionalizar costos, mejorar niveles de eficiencia para evitar necesidades de fondos externos.

Afortunadamente Cerrejón es una empresa sólida, con un muy bajo nivel de endeudamiento y bien posicionada con sus clientes.

¿Por qué la devaluación del peso no compensa los bajos precios del carbón?

Cuando uno mira el impacto que ha tenido la devaluación y la caída de los precios de los combustibles, vemos que solamente nos ha ayudado a compensar la mitad del impacto que ha tenido la caída del precio del carbón.

El precio del carbón ha caído de 100 a 40 dólares la tonelada, pero tenemos una serie de costos en dólares que representan el 53 por ciento de los costos totales de la compañía.

¿Cómo cuáles?

Los combustibles, las llantas, explosivos y todos los elementos de partes y equipos. No estamos en una compañía donde todos los insumos son en pesos y los ingresos en dólares, el cien por ciento de los ingresos son en dólares, pero más del 50 por ciento de la base de costos está atada al dólar.

Ustedes ampliaron Puerto Bolívar por un costo de 1.100 millones de dólares, ¿lo están utilizando a total capacidad?

Eso era para darnos la posibilidad el día de mañana de poder exportar 40 o 41 millones de toneladas y estamos a niveles de 33.

No estamos utilizando la totalidad de la capacidad sobre la cual invertimos, pero sí estamos haciendo uso de todas las inversiones que se hicieron en la mina y el ferrocarril.

NO SABÍAMOS LA DECISIÓN DE ANGLO AMERICAN’

¿Lo tomó por sorpresa el anuncio de Anglo American de vender su participación en Cerrejón?

No teníamos información previa, en reunión con los analistas de resultados algunos meses atrás, había incluido a Cerrejón como una de las empresas que querían mantener.

¿A quién le vendería Anglo American si los socios (Glencore y BHP Billiton) están igual de mal?

Es un momento difícil para estar vendiendo minas en general. Sin embargo Cerrejón es un gran activo, una gran empresa.

¿Hay ya algún avalúo?

No tenemos esa información.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio