‘Cerveza de Los Simpsons no es real; la nuestra, sí’

Este martes, los colombianos que crearon la bebida que en el mundo virtual toma Homero Simpson tendrán que retirar su producto del mercado.

Alvaro Ballesteros Ortiz y Oscar Ballesteros

CEET/ Abel Cárdenas

Alvaro Ballesteros Ortiz y Oscar Ballesteros

POR:
agosto 28 de 2012 - 04:55 a.m.
2012-08-28

Jamás se imaginaron ser noticia. O por lo menos no por estar en líos legales.

Los hermanos Álvaro (31 años) y Óscar (26 años) Ballesteros aseguran que nunca pensaron que la idea de crear una cerveza inspirada en la serie animada Los Simpsons los llevaría a pasar por el momento en el que están: se enfrentan jurídicamente a la 20th Century Fox y tienen como plazo este martes, 28 de agosto, para retirar su producto del mercado.

“Cerca de 50 personas dependen económicamente de ese negocio”, advierte el menor de los hermanos, el mismo al que en el 2006 se le ocurrió la idea de crear la cerveza.

“Nunca intentamos copiar a nadie”, insiste. Y asegura, junto a su hermano, que es absurdo que tengan en curso un proceso civil por competencia desleal.

“La cerveza de Los Simpsons no es real. ¿Contra quién se supone que estamos compitiendo? Homero no se emborracha. Simplemente esa cerveza no existe. La de nosotros sí”, dice Álvaro.

Y lo repite su hermano. Ellos no solo tienen que enfrentar el asunto de competencia desleal.

El par de ingenieros de sistemas, que se decidieron por los negocios, también deben afrontar una denuncia penal, que les podría dar hasta ocho años de cárcel. Esto, por el delito de usurpación de marca.

Ellos, en compañía de su abogado Santiago Mora, de Mora Agudelo Abogados, tratan de explicar que la marca que registraron es DUH Beer no DUFF BEER, desde su empresa, creada en el 2007, que sí se llama DUFF Sudamérica.

“¿Qué letra ve ahí?”, pregunta el mayor de los hermanos. Y él mismo responde, “Esas no son dos F enlazadas, es una H”, dice.

Sin embargo, para las autoridades y para la Superintendencia de Industria y Comercio la respuesta no es tan sencilla. Por eso, los hermanos Ballesteros tienen como plazo el próximo 28 de agosto para recoger la totalidad de las cervezas del mercado.

Y aunque están acatando la orden, dicen que planean desde ya producir la cerveza en lata (hoy solo existe botella de 330 mililitros con 4,3 grados de alcohol). Creen que la batalla contra Fox, la ganarán.

“Tenemos argumentos de sobra.

Nuestro registro de marca DUH fue anterior al de ellos, tenemos tres derechos de propiedad industrial, dos como nombre comercial y uno de marca, la de nosotros es la única cerveza (real) con ese nombre e imagen en el mercado y por último, no tenemos interés en sacar provecho económico de Fox”, dice el abogado Mora.

Otra cosa sostiene, sin embargo, la contraparte. En diálogo con la agencia AFP, la abogada Alicia Lloreda aseguró que “El hecho de que la 20th Century Fox no tenga un producto en el mercado no quiere decir que se pueda aprovechar de una marca.

Hay marcas notorias y no se debe aprovechar de su reputación (…) Ellos argumentan que tienen el registro para vender cerveza 'DuH Beer', sí con hache, pero esto es lo más falso, errado y débil que se puede conocer".

Pero los Ballesteros no piensan perder. Dicen que llevan años trabajando y que no permitirán que su negocio se vaya al piso. Su abogado anuncia que apelarán para que las cervezas vuelvan al mercado y se alista para la diligencia judicial que el próximo 3 septiembre se llevará a cabo en los juzgados de Paloquemao, en la que se conocerá la decisión de un juez frente al presunto delito de usurpación de marca.

“Tenemos cómo defendernos. En poco tiempo esperamos que las cervezas vuelvan a estar en la calle, cumpliéndole a nuestros clientes”, dice Álvaro.

Mientras tanto, la cerveza se sigue vendiendo en Brasil y en Chile. Y los Ballesteros siguen insistiendo en que el día en que les demuestren que hay otra cerveza como la de ellos en la vida real, se rendirán. Además siguen viendo con asombro como sus nombres y caras aparecen en medios internacionales.

“Jamás creímos que nos volveríamos noticia. Y mucho menos por eso. Tenemos la conciencia tranquila.

Nunca hemos utilizado ninguno de los personajes de Los Simpsons para hacer publicidad”, dice Álvaro.

Su hermano agrega que ya ni siquiera ver la serie. El lío judicial, les hizo perderle el gusto.

Siga bajando para encontrar más contenido