China amenaza la industria de acero

Rafael Rubio, director de la Asociación Latinoamericana del Acero- Alacero- visitó Colombia el 18 y 19 de junio pasados, y durante su estadía transmitió un mensaje contundente: China no se comporta como una economía de mercado que pone en riesgo la supervivencia de la industria.

Acero

Archivo particular

Acero

POR:
julio 13 de 2015 - 11:24 p.m.
2015-07-13

Según Rubio, China es una economía centralmente planificada por cuanto el Gobierno de dicho país “tiene el control político absoluto” sobre la propiedad de la tierra, tiene “margende maniobra para lograr sus objetivos industriales sin limitaciones”, “decide quiénes son sus "ganadores“”, “canaliza recursos e instrumentos para hacerlos “ganar””, “estableció industrias líderes, entre ellas el acero, e  inició su proceso de industrialización-exportación, favoreciéndolas y apoyándolas financieramente”.

El director de Alacero afirmó también, que China produce el 49,7 % del acero mundial, siendo el propietario de 6 de las 10 empresas más grandes del sector en el mundo. Para lograr ese nivel de producción, el Gobierno chino invirtió 800 mil millones de dólares entre 2000 y 2013, lo que equivale la suma del PIB de Colombia, Chile y Perú en 2013 y más del doble del PIB colombiano para ese año. Adicionalmente, China adoptó una política de subsidios y apoyos a la industria, de incentivos o prohibiciones a las exportaciones (según lo que más convenga), de control sobre los precios de los insumos y el tipo de cambio, de condonación de préstamos y de entrega tierra, entre muchos otros.

China, dijo Rubio, cuenta con 425 millones de toneladas de sobrecapacidad en acero, lo que sumado a la contracción de la demanda mundial y al aumento de las exportaciones, presiona hacia la baja el precio internacional e incrementa el uso de medidas de defensa comercial en el mundo. Esto se traduce en márgenes de rentabilidad que no son sostenibles en la industria.

De acuerdo con Alacero, en América Latina las importaciones de acero laminado de China tuvieron un incremento del 29% entre el primer cuatrimestre de 2014 y el mismo periodo en 2015, llegando en este año a representar el 14% del consumo aparente de acero laminado en la región. En Colombia, las importaciones de acero Chino representan actualmente el 20% del total del consumo de acero en el país.  Esta situación está acompañada de una reducción significativa en el precio del producto importado chino, que ha caído cerca de USD 350/tonelada desde 2011.

Según Camila Toro, directora del Comité Colombiano de Productores de Acero, las importaciones de aceros largos provenientes de China pasaron de tener una participación sobre el total, del 2% en 2009, al 25% entre mayo de 2014 y abril de 2015. Dichas importaciones aumentaron 230% entre 2013 y 2014, y en los últimos 12 meses han tenido un incremento del 322% frente al mismo periodo anterior. El alambrón ha sido el producto mayormente importado, con un incremento de  394% entre los últimos 12 meses y la misma anualidad anterior.

Para el Comité Colombiano de Productores de Acero, la industria colombiana se encuentra expuesta a una competencia desigual frente a China, y por lo tanto es necesario que el Gobierno adopte medidas para equilibrar las condiciones de ambas industrias. Esto es especialmente importante si se tiene en cuenta que la autorización expresa otorgada por la Organización Mundial del Comercio para dar a China el trato de una economía que no es de mercado, culmina al finalizar el año 2016. En este sentido, si vencido ese plazo, Colombia reconoce a China como economía de mercado, se verá afectada una de las herramientas más importantes con las que hoy cuenta la industria nacional, que son las medidas antidumping frente a las importaciones desleales de dicho país.

Siga bajando para encontrar más contenido