La ciberseguridad, nueva preocupación de las empresas

El director regional de la firma Kroll para América Latina, Recaredo Romero, hace recomendaciones sobre el tema. “Si el fraude o la corrupción no se detectan a tiempo estos pueden tomar ventaja, y aumentar su frecuencia y el costo del daño a las empresas”, aseguró el ejecutivo .

La ciberseguridad, nueva preocupación de las empresas

Archivo Particular

La ciberseguridad, nueva preocupación de las empresas

POR:
mayo 14 de 2013 - 11:39 p.m.
2013-05-14

La corrupción y el fraude en las empresas tienen cada vez mayores dificultades para su control. Pero el problema no radica en la falta de estrategias que ayuden a la prevención, sino en la ausencia de una cultura de prevención de la fuga de recursos e información valiosa para las compañías.

Recaredo Romero, director regional de Kroll para América Latina, habló con Portafolio sobre los nuevos problemas que enfrentan las empresas para el control de fraudes. En su opinión, las compañías están amenazadas por una serie de prácticas ilegales por parte de empleados y proveedores, y se enfrentan ahora a un nuevo fenómeno: la ciberseguridad.

¿Cómo ha evolucionado en las empresas colombianas la estrategia de control de sus recursos?

Las compañías nacionales, y en general en América Latina, se está saltando de la investigación y la sanción a hechos ya sucedidos, a la prevención. Cada vez hay mayor interés en este tema y eso le ha permitido a Kroll aumentar su presencia en el mercado regional y el local.

¿Pero hay un nuevo enfoque en la atención de esta amenaza para las empresas?

Efectivamente. Los grandes grupos empresariales de América Latina han comenzado a salirse del ámbito-lugar, compitiendo en las naciones vecinas de tal manera que cada vez más requieren controles eficaces, con un enfoque preventivo al riesgo.

¿Cómo se aplica ese nuevo enfoque?

Lo que se busca es que las empresas pongan atención a los aspectos de alto riesgo en la relación con sus proveedores y empleados.

No se trata de que simplemente se cumplan unas normas, sino de que exista una estrategia clara de detección temprana de los riesgos. Colombia ha avanzado mucho en prevención, pero aún hay un enorme camino por recorrer.

Si el fraude o la corrupción no se detectan a tiempo estos puede tomar ventaja, y aumentar su frecuencia y el costo del daño a las empresas.

¿Según la experiencia de Kroll, en promedio, al cabo de cuánto tiempo se detecta un fraude en una empresa?

En general, los fraudes y hechos de corrupción se detectan un año después de haberse cometido por primera vez.

Sin embargo, esto varía de acuerdo con los niveles de control que las empresas hayan adoptado, es decir, en el establecimiento de alertas. Esto genera grandes pérdidas a las compañías.

¿Cuál es mayor en Colombia y en América Latina. La corrupción privada o la pública?

Los casos más conocidos son los públicos, debido a que la corrupción privada es muy difícil de detectar. En este tipo de actos ilegales siempre participan personas que están dentro de la compañía.

Generalmente, el fraude se comete en complicidad con proveedores de bienes o servicios. En el 60 por ciento de los casos de corrupción en el sector empresarial hay participación de los empleados.

¿Cuáles son los desafíos más importantes en materia de control del fraude empresarial?

El primero de ellos es dedicarle recursos a la amenaza del nuevo factor de riesgo: la ciberseguridad.

En segundo término, reducir al máximo el impacto del fraude en la reputación de las empresas.

Otro factor importante es la responsabilidad social, y aun más en materia de protección a los recursos naturales.

¿Cómo se ha comportado en Colombia la demanda por los servicios de diseño de estrategias de control del riesgo al fraude?

Muy bien. El mercado colombiano está en crecimiento. Cada vez más empresas nacionales buscan frenar la pérdida de recursos por concepto de fraude y corrupción.

Esa es una de las razones por las cuales, a partir de ahora, las oficinas que Kroll tiene en América Latina (Sao Paulo, Buenos Aires, Ciudad de México y la Isla Granada) reportarán a la sede de Bogotá. Antes lo hacían a Miami. Kroll tiene 65 oficinas en todo el mundo.

¿Por qué escogieron a Colombia?

Por la confianza que hay en el país, su ubicación geográfica estratégica y el tamaño del mercado.

¿El tipo de fraude es común en todos los países del área?

No. Hay tendencias comunes, pero en general, cada país tiene sus matices. Hay énfasis por sectores. Por ejemplo, en Colombia y México se registra alta incidencia del fraude protagonizado por proveedores, mientras que en Brasil hay muchos casos de conflicto de intereses y ataques informáticos.

Ahora, en materia de debilidades, estas se registran principalmente en empresas de rápido crecimiento, ya que su aumento en el tamaño las deja expuestas al fraude.

ASPECTOS PARA TENER EN CUENTA

Las siguientes son cinco recomendaciones claves en prevención de corrupción y fraude interno.

1. Conocer bien el proveedor.

2. Apoyarse en herramientas tecnológicas

3. Hacer un buen análisis de riesgo.

4. Diseñar programas de cumplimiento basados en enfoque de riesgos y no de normas.

5. Debida diligencia para detectar riesgos, mediante amplio conocimiento de los empleados.

Siga bajando para encontrar más contenido