Cinco claves para revisar la rentabilidad de su mipyme

Estas compañías afrontan retos de supervivencia financiera e infortunadamente cuentan con pocas herramientas para solventar su baja rentabilidad.

Pymes bbva3

Pymes bbva3

POR:
Portafolio
junio 03 de 2018 - 11:49 a.m.
2018-06-03

Dentro del mundo empresarial, la rentabilidad es quizás la expresión más utilizada por los asesores y consultores para señalar la capacidad de una compañía para generar resultados, bien sean positivos o negativos, a partir de un capital invertido.

Si bien, la rentabilidad es el indicador más habitual a la hora de medir el éxito o fracaso en la gestión de una compañía, la mayoría de organizaciones tienen diversas formas de medirla, llevando a que muchas se vuelvan sonámbulas y pierdan de vista los datos fundamentales.

(Lea: Así podrá ayudar a las Mipymes y obtener rentabilidad). 

Una rentabilidad adecuada permite que las empresas entiendan y atiendan la forma en que crecen para mantener, consolidar o mejorar su posición competitiva dentro de la industria en la que se desenvuelven. Al respecto, varios estudios señalan que la rentabilidad de cualquier compañía depende en un 70% de su desempeño, mientras que el 30% restante obedece a los vaivenes del sector en el que está jugando.

Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en Colombia afrontan retos relacionados con su supervivencia financiera casi a diario e infortunadamente cuentan con pocas herramientas para solventar su baja rentabilidad. Adicionalmente, cuando las compañías buscan asesoría externa se enfrentan a recetas tradicionales que curan los síntomas, pero no atacan las causas que causan la enfermedad. Al respecto, Javier Silva Salazar, cofundador y consultor de Business Life, considera que dichas recetas resultan generalistas y subestiman las necesidades de cada compañía.

“Muchos asesores plantean los tres caminos habituales para mejorar la rentabilidad: controlar de manera estricta los gastos, mejorar los márgenes por producto y aumentar la frecuencia de las ventas. Sin embargo, estas acciones olvidan las particularidades y minimizan el hecho de que cada empresa es un organismo único que genera valor de diversas formas. Por eso resulta necesario aplicar la lógica inicial de utilizar los recursos locales, para solucionar necesidades locales, lo que permitirá entender la verdadera salud de la organización y velar por una correcta eficiencia financiera”, agrega Silva.

(Las mipymes y la economía colombiana). 

Por su parte, Cesar Hernández Álvarez, consultor de Multiedro Consulting, estima que la mejor forma para mejorar la rentabilidad es a través de un control inteligente sobre las cifras contables y financiera, mantenerse sobre la senda de la innovación continúa y crear valor de manera rentable.

La mentalidad empresarial de una gran parte de las mipymes considera que en el mercado gana el que más vende y olvidan que el verdadero ganador es el que produce más caja, es decir, el que genera más utilidades. Las mipymes deben perseguir el crecimiento rentable, que es definido como aquel escenario donde el valor generado crece más rápido que los esfuerzos. En otras palabras, en una empresa sana y rentable, la utilidad crece por encima de las ventas”, enfatiza Hernández.

CLAVES PARA EVALUAR LA RENTABILIDAD:

1
Haga el test del crecimiento rentable: evalúe la dinámica y el comportamiento de los últimos 3 años de las ventas (ingresos operacionales) y del indicador de rentabilidad (utilidad neta, Ebitda).

Si la tasa de crecimiento de las ventas es mayor a la tasa de crecimiento de la utilidad neta entonces su empresa está creciendo de manera no rentable; de lo contrario, usted está en una posición privilegiada que debe seguir consolidando.
2
Evalúe su posición relativa frente al sector al cual pertenece: compare la dinámica de las ventas de los últimos 3 años de dicho sector frente a las ventas de su empresa. En caso que su compañía tenga una tasa de crecimiento menor a la de la industria entonces es hora de replantear su estrategia.
3
Afine su foco: identifique cuáles son esos productos y servicios vitales para su empresa y que le dejan ganancias de manera constante y descontinúe inmediatamente aquellos que son triviales, innecesarios y que solo consumen su energía, tiempo y recursos. Con respecto a este punto, Hernández, de Multiedro Consulting, afirma que este proceso resulta muy doloroso para muchos empresarios, pero entre más rápido se haga, será mejor: “Esto le permitirá a la organización y sus directivos enfocarse en los productos o servicios más rentables y reenfocar los esfuerzos que estaban desperdiciándose sobre aquellos productos que generan el valor para la compañía”.
4
Analice sus números financieros con nuevos ojos: recolecte esa información que está perdida en los archivos de contabilidad y que no suelen aparecer en los informes financieros tradicionales. Por ejemplo, Silva, de Business Life, aconseja entender el ciclo de generación de flujo de dinero de una organización. “La generación de flujo de dinero permite medir tres cosas: primero, si se está generando suficiente flujo de dinero; segundo, cuáles son las fuentes de generación de dinero; y tercero, cómo se está utilizando ese dinero. Responder estas preguntas con su equipo financiero es muy importante para tener un absoluto control sobre el circuito del dinero”.
5
Innove continuamente: enfoque una buena parte de sus recursos y esfuerzos en la gestión de introducir innovadores bienes y servicios para crear nueva demanda en segmentos del mercado inexplorados por sus competidores. Pero recuerde que para innovar no es obligatorio que haga grandes inversiones en tecnología, más bien piense en cómo puede dejar de lado a su competencia y ganar en nuevos mercados. Sin embargo, para lo anterior necesita tener trabajadores talentosos y mantener una disciplina férrea sobre la investigación y desarrollo de nuevos productos.
Siga bajando para encontrar más contenido