Claro dice que acoge la orden de Superindustria

Alega que los cargos asimétricos en telefonía móvil ya no se justifican. Telefónica le reclama más de $ 6.000 millones por mes.

Claro dice que acoge la orden de Superindustria

Archivo Portafolio

Claro dice que acoge la orden de Superindustria

Empresas
POR:
abril 14 de 2015 - 01:48 a.m.
2015-04-14

Comcel, titular de la marca Claro, anunció este lunes que acatará la medida cautelar que la obliga a pagarle a Telefónica el diferencial de la tarifa por los llamados cargos asimétricos de interconexión, como se lo ordenó la Superintendencia de Industria y Comercio.

Desde enero pasado estos operadores de telefonía celular, junto con Tigo, han estado enfrascados en una lucha por el pago de interconexión que se hace entre las empresas, el cual, según Movistar y Tigo, debía ser asimétrico como ha venido ocurriendo en los dos años anteriores: ellos pagando un valor menor del que recibían de Comcel por cada minuto de voz que se intercambiaba en sus redes.

Así lo había ordenado la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) desde el año 2007, como medida de protección, debido a la condición dominante que detenta Claro en el mercado nacional. La cifra a reconocer son 19,01 pesos para el esquema de cargos por minuto o uso, y 7’616.514,53 para la opción de cargos de acceso por capacidad (expresados en pesos constantes de enero del 2014 y actualizados anualmente). Por el no pago de estos durante el 2015, Telefónica aduce que ha dejado de percibir más de 6.000 millones de pesos mensuales.

“La Superindustria, luego de analizar la petición elevada por Telefónica y de escuchar los argumentos de Comcel (Claro), encontró que esta última estaría compitiendo de forma desleal en el mercado al desconocer los cargos asimétricos”, dijo el organismo de control, que se pronunciaría también en los próximos días con relación a los valores dejados de pagar a Tigo.

En un comunicado, Comcel indicó que cumplió con los cargos de acceso asimétricos a Movistar (Telefónica) y Tigo por los años 2013 y 2014, “lo que representó subsidios para estas compañías por más de $ 250.000 millones”. No obstante, cita un estudio donde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) dice que estos cargos solo deben aplicarse para operadores entrantes y por un plazo determinado y se deben eliminar luego, pues “distorsionan la competencia”. Además, dice que entre Telefónica y Tigo hoy día ostentan cerca del 40% del mercado de telefonía móvil.