‘La clave es leer bien la necesidad habitacional’

Miguel Díez Trujillo, presidente de Hoteles Estelar, habló de los planes de expansión de la compañía y de la consolidación de mercados a través de nuevas aperturas. Asimismo, destacó la importancia de crear hoteles que sean verdaderamente ocupados y rentables para sus inversionistas.

POR:
junio 03 de 2014 - 03:01 a.m.
2014-06-03

Hoteles Estelar, tiene en la mira grandes proyectos, tanto a nivel nacional como internacional. Su sueño, tal y como lo describe su presidente, Miguel Díez Trujillo, es penetrar en ciudades intermedias en Colombia, y en el exterior su mira está sobre Perú y el Pacífico panameño.

Además, la cadena se prepara para continuar afrontando el reto de expansión y enfocar esfuerzos en atraer mercados desde países como Brasil, Argentina y México.

¿En qué punto se encuentra la compañía?

La compañía viene escalando de una manera importante, muy acorde con el crecimiento económico del país. La hotelería es el primer indicador de los resultados de la nación, lo primero que hace un viajero de negocios es ir a buscar oportunidades, y los primeros receptores de esas bonanzas somos los hoteleros.

Dentro de ese crecimiento y a raíz de los buenos resultados de los hoteles existentes, venimos creciendo a una tasa del 17 por ciento anual promedio en los últimos años. Esta cifra radica en dos factores: primero, en el crecimiento de los hoteles, y segundo, en nuevos proyectos.

Lo que hacemos, es buscar siempre ser la alternativa integral de alojamiento de las compañías que han venido confiando en nosotros. Siempre estamos muy atentos a lo que las compañías nos están pidiendo. Si nos dicen “vamos a estar viajando a Bucaramanga”, por ejemplo, empezamos a hacer un seguimiento a la ciudad para colocar un producto de la categoría y acorde con el lugar, porque cada mercado y cada viajero son diferentes.

El tamaño también es muy importante. Para nosotros no es relevante colocar grandes hoteles, sino colocar hoteles que sean verdaderamente ocupados y rentables para nuestros inversionistas.

En los últimos ocho años hemos inaugurado un promedio de 3 hoteles anuales. Pasamos de tener 9 operaciones en el 2006 a tener 28 en este año.

¿Qué esperan para este 2014-2015?

Continuar con el mismo ritmo de crecimiento. Ya abrimos Yopal y Villavicencio este año, y para el entrante debemos estar abriendo Cartagena. El año pasado inauguramos Bucaramanga y Bogotá.

Tenemos dos crecimientos: a nivel nacional e internacional. Nos falta por crecer en Cúcuta, Neiva, Pereira, Valledupar y Montería. Hasta el momento estamos mirando con interés estas ciudades, son nuestro futuro y así quedaría el panorama de Colombia cubierto.

En Perú es donde están las otras grandes oportunidades que vemos. Tenemos dos hoteles en Lima y en Arequipa, la segunda gran ciudad del país vecino. En Panamá, estamos observando unos proyectos hacia el Pacífico.

¿Toda esta estrategia viene enfocada, en gran medida, por la gran cantidad de competencia que ha llegado al país?

Nuestro modelo de crecimiento es totalmente diferente. Otros construyen un hotel, lo venden a terceros, le ponen una marca –la cual no invierte–.

Para nosotros, además de nuestro mercado, es importante nuestro inversionista. Y por eso nosotros tenemos hoteles de todos los tamaños, hasta de 31 habitaciones.

La ocupación continúa cayendo, ¿cómo están lidiando con esto?

Hay una sobreoferta en un segmento. Bogotá es una unión de muchos factores. Nosotros estamos en el 61 por ciento de ocupación hotelera. La sobreoferta está en algunas zonas y para algunos viajeros.

Hay una oferta excesiva en 4 estrellas superior y 5 estrellas, pero si te bajas y buscas una tarifa de 80 dólares en una zona buena, no la hay.

Nosotros estamos mirando ahora ese segmento. Hay que buscar dónde acomodarse y en que segmento.

¿Cómo van a competir con los otros operadores?

Buscando la diferencia. Ofrecer productos de muy buen nivel, con unos precios accesibles al mercado, pero siempre con un servicio muy bueno.

CONSOLIDACIÓN DE MERCADOS Y EXPANSIÓN

En los últimos ocho años han inaugurado un promedio de 3 hoteles anuales, pasando de tener 9 operaciones en el 2006 a 28 en este año. En Cartagena han invertido 158 mil millones de pesos; en Villavicencio, 47 mil millones, y en Yopal, 18.900 millones. La cadena reportó al cierre del 2013 una utilidad superior a los 124.000 millones de pesos y unos ingresos operacionales cercanos a los 200.000 millones. Su objetivo: seguir manteniendo las ventas y el posicionamiento de la compañía.

Inmaculada Iglesias

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido