Colchones ElDorado planea locales en otros países

El fundador de la compañía, Gumercindo Gómez, habla del mercado de colchones, de la historia de la marca y las proyecciones que tiene.

Gumercindo Gómez Caro, fundador de colchones ElDorado.

Gumercindo Gómez Caro, fundador de colchones ElDorado.

Archivo Portafolio

Empresas
POR:
Portafolio
octubre 25 de 2016 - 08:16 p.m.
2016-10-25

En 1957, con un capital de 35 pesos, don Gumercindo Gómez Caro creó con un conocido la empresa que hoy se conoce como colchones ElDorado. Casi 60 años después la firma se mantiene como protagonista de un importante renglón de la industria. El empresario habló con Portafolio.

¿Cómo surge la idea de crear una empresa de colchones?

A los 19 años un expatrón, el señor Luis Zárate me sugirió la idea. Yo trabajaba en una fábrica tapizando muebles y don Luis me dijo, “vea allá hacen colchones también, póngase a aprender y ponemos una fábrica”. Al lunes siguiente me puse en la tarea, me hice amigo de los que hacían colchones y en mis ratos libre me ponía a ayudarlos, al mes ya estaba listo e hice mi primer colchón. No es por nada, pero me quedó más bonito que los que ellos hacían.

El señor Luis Zárate (q.e.p.d.), fue quien me propuso que pusieran una fábrica pequeña de colchones, la que iniciamos en sociedad en el año 1957, con un capital de $ 35, que hoy equivaldría a no más de $ 50.000.

Ese fue el inicio de lo que hoy es Colchones ElDorado, orgullo de la industria auténticamente colombiana y experta en el arte y la ciencia del buen dormir.

¿Era fácil iniciar empresa en esa época?

Mucho más fácil que ahora, es más, yo comencé fabricando colchones y venderlos sin necesidad de hacer empresa formalmente, luego por necesidad la fui creando.
Una de las dificultades por las que tuvo que pasar la empresa era que no conseguíamos resorte para fabricar los colchones, así que me invente una máquina de hacer resortes.
Era un rollo de hierro fundido cónico con una ranura por donde se acomodaba el alambre y portaba una manivela; se metía el alambre y con ésta se le daba vueltas hasta que terminaba en forma de resorte, se cortaba con un alicate, se sacaba, se anexaba y se anudaba en una prensa.

¿Usted ha creado otras empresas?

Otra empresa de Colchones Morfeo, nos fue bien. Aún existe el nombre registrado a mi nombre.

Pero le cuento que Colchones ElDorado es varias empresas en una sola, basado en la variedad de colchones para un buen dormir y para todo tipo de canales como lo es para la línea hogar, línea institucional, grandes superficies y tiendas por departamento.
Al interior de la compañía nos mantiene un gran compromiso en la promoción de la salud y seguridad de nuestros empleados y sus familias.

¿Con cuántos empleados inició la empresa?

Con uno solo, ambos hacíamos de todo. En la década de los 60’s, la empresa llegó a tener 15 obreros fabricando cerca de 300 mil resortes al mes y 30 colchones diarios. Por la época se abre el primer registro que tiene la marca. Abrimos el primer local en Medellín, luego vinieron Cali, Barranquilla y otras ciudades.

¿Qué ha sido lo más complejo de mantener la fábrica?

Al principio no era muy fácil conseguir las materias primas de buena calidad; hemos tenido temporadas complicadas de manejo al ser una empresa familiar, pero en general con empeño y mucho amor es la empresa exitosa de hoy en día.

Claro, no hemos sido ajenos a las crisis, por ejemplo en la década de los 90’s, en 1996, sufrió una crisis de tipo económico, que dio lugar a altos niveles de endeudamiento con el sector financiero y con proveedores, sumado al proceso de apertura económica que permitió la proliferación de diversos competidores.

Y en noviembre de 2001, fuimos admitidos por parte de la Superintendencia de Sociedades en un acuerdo de restauración.

¿Cuántas sedes tienen y en qué ciudades están?

Sedes una sola, tenemos varios locales en ciudades como: Tunja, Barranquilla, Medellín, Cali, Bucaramanga, y con distribuidores regionales en varias ciudades intermedias.
Contamos con más de 35 puntos de venta propios en todo el territorio nacional, de las cuales el 60 % aproximadamente está en Bogotá.

Adicional a ello, tenemos en cada rincón de la región colombiana varios distribuidores regionales. También contamos con nuestros productos en grandes cadenas de comercio, como también la participación en el mercado virtual que en los últimos años está abarcando gran participación de ventas de clientes que elaboran por este medio de compras.

Cabe destacar que en el mercado global se hacen alianzas estratégicas para mantener una participación nacional y proyectada internacionalmente, por ello parte de nuestros puntos de venta está acompañada de la marca Sally, empresa americana con más de 130 años que tiene gran reconocimiento en este mercado a nivel mundial.

¿Solo hacen colchones o algo más?

Hacemos colchones y varios productos complementarios como lo son base camas, cabeceros, almohadas, sábanas, duvets, plumones. Por ello tenemos un líder dentro de nuestra compañía que se dedica exclusivamente a tener proveedores que nos otorguen exclusividades de estos productos.

¿Cuál ha sido la clave para mantener la industria como empresa familiar?

Porque siempre hemos separado las relaciones laborales de las familiares. Al salir de la empresa somos una familia, aunque en la empresa la relación es estrictamente laboral. Siempre bajo el respeto y el cariño. Claro no siempre ha sido fácil, pero ya vamos a cumplir 60 años en el mercado y seguimos siendo una empresa familiar.

¿Cómo es hoy ese negocio?

Hay mucha competencia, pero nosotros siempre nos destacamos por nuestra calidad e innovación.

Debemos tener en cuenta que estamos dentro de las pocas compañías que abarca el mercado formal de estos productos (45 % aproximadamente), el 55% restante es mercado informal.

¿Es una industria en la que no se evoluciona mucho?

Todo lo contrario, nosotros nos hemos destacado por innovar en telas, resortes y confort. Hemos estado siempre un paso adelante del mercado colombiano, las telas con tratamiento que tiene nuestra línea 2017 son únicas, y lo que siempre hemos hecho por nuestros clientes, no son solo telas bonitas a la vista, son telas funcionales que coadyuvan en el buen dormir y confort del usuario.

¿Qué planes tiene colchones ElDorado?

Seguir desarrollándonos haciendo las cosas bien. En algún momento exportar y tener locales en otros países.