Cómo el reggaetón salvó a Codiscos de la quiebra

La compañía antioqueña encontró en el reggaetón y en los músicos sus mejores aliados para enfrentar la era de la música en internet.

Adriana Restrepo

Adriana Restrepo, presidenta de Codiscos.

Foto: Codiscos.

POR:
Portafolio
julio 31 de 2017 - 09:12 p.m.
2017-07-31

Codiscos, una compañía de tradición en Colombia, sobrevivió a los embates de la digitalización de la industria, luego de enfrentar el ‘hoyo negro’ que significó la llegada de internet y la música gratis y que les costó la existencia a muchas empresas alrededor del mundo. Ya acumuló tres años con crecimientos anuales y un futuro interesante ya que además de montarse en las plataformas digitales, ahora es uno de los máximos exponentes del reggaetón y una firma ‘360 grados’.

(Lea: Codiscos se mantiene a pesar de la piratería

“Desde el 2003 con la aparición del iPod e internet la industria de la música tradicional enfrentó la más larga crisis del sector por cerca de una década. La música estaba disponible a nivel mundial con descargas gratuitas. Antes, con los CD’s piratas uno los buscaba y sabía a quién enfrentaba, aquí nadie sabía en qué parte del mundo alguien subía la música, no había a quién perseguir”, comentó Adriana Restrepo, presidente de Codiscos, reflejando los años difíciles.

(Lea: El Bogotá Music Market: de Colombia para el mundo

Esa crisis llevó a que desaparecieran importantes compañías independientes en Colombia como: Sonolux, Discos Victoria y Dorado, entre otros.

Codiscos, creada en 1954, con unas instalaciones de más de 22.000 metros cuadrados y máquinas de prensar discos de larga duración, enfrentó un cambio trascendental que modificó profundamente su forma de hacer negocios. Pero los dueños deciden mantener la compañía.

(Lea: LG lanza minicomponente que estimula las habilidades musicales

“Yo llegué hace 12 años a Codiscos a conocer este negocio y con la junta directiva decidimos cambiar el chip, pero conservando la filosofía de la empresa”, recordó Restrepo.

“Vimos en Medellín una serie de artistas de reggaetón de gran aceptación entre la gente y nuestro equipo de directores artísticos nos dicen que debemos invertir en ellos. Así que Codiscos comienza a tenerlos en su catálogo y esto explota en el mundo entero”, afirmó la directiva.

“Empieza un fascinante cambio que va de la mano de la transformación que estaba viviendo la firma. Nosotros entendimos que el formato físico ya no era el core del negocio. En medio de nuestra crisis pasamos a ser una empresa de 140 personas en el año 2005 a 70 colaboradores y ¡apriete! Nosotros no renunciamos a lo que sabemos hacer, descubrir talentos: de cada 10 lanzamientos, tres tienen posibilidades, pero solo uno es un superéxito”, explicó.

Así que Codiscos diseña una combinación de estrategias, moviéndose en tres ejes: el talento, que sigue siendo la clave del negocio, es decir, compositores e intérpretes. Planear su proyección, promocionarlos y tener la mayor exposición de ellos en los medios digitales.

Luego sigue el área legal, en la que los contratos amparan la propiedad intelectual. Y empezamos a incluir algunos aspectos de marketing como ingresos por imagen de los artistas y presentaciones.

Por último la tecnología, un elemento transversal del negocio. “No se llame a engaños, nosotros seguimos porque esta industria siempre ha tenido grandes transformaciones desde que se inició como renglón productivo. Desde los megáfonos, pasando por el cilindro, los larga duración, el casete, luego los CD y los DVD, hasta el 2003 esa fue la realidad física de esta industria. De ahí en adelante comienza lo digital, que es otro mundo, el rey del mercado es el streaming, un negocio por suscripción (con audio y video) y las descargas. Ese negocio se mueve hoy con 290 tiendas o plataformas en las cuales el 70 por ciento es gratis y el 30 por ciento que paga por la suscripción obtiene un contenido Premium”, anotó.

Desde el 2008 se usa la data y se vuelve mucho más relevante en los últimos 3 años con el enorme alcance de las redes sociales, porque es importante identificar los países donde escuchan la música de la empresa, conocer las edades de la audiencia, cuáles son sus gustos, qué dispositivos usan, etc., dando así el paso a la inteligencia artificial.

“Mire, nosotros en el mejor momento de la industria en Colombia tuvimos algo menos de 700 tiendas y en el año 1994 vendimos entre toda la industria en el país 25 millones de cds y fue el mejor año. Hoy tenemos 200 millones de clientes, es decir personas suscritas a las plataformas digitales en más de cien países. Y miles de personas en YouTube ¿Dígame con el sistema tradicional, nosotros solos cuándo íbamos a tener todo ese mercado?”, refirió con orgullo.

Hoy el mercado sigue cambiando, por ejemplo, las cifras más recientes del mundo son las de 2016, y muestran un crecimiento del 5,6% a nivel mundial. Compuesto por un 70% de suscripciones gratuitas, las ventas físicas de CDs cayeron 7,6 por ciento, y las descargas cayeron 20,5 por ciento. “¿Para dónde va el negocio?: para la música de alquiler”, es decir el stream afirma la experta.

“En Latinoamérica vamos repuntando fuertemente con crecimientos cada año exponenciales, claro recuerde que vengo de unas caídas abismales”, dijo la Presidenta.

“Hoy nuestro mercado es 90% digital y 10% físico. Somos básicamente un semillero de artistas, los descubrimos, proyectamos su carrera y muchos de ellos alcanzan grandes éxitos. Vendemos en cualquier parte del planeta, pero en lo digital nos pagan centavos, es que el negocio de plataformas es así, se gana por volumen”.

Y paso a paso se convirtieron en una disquera 360 grados, en dónde las oportunidades de negocios incluyen varios tópicos y para ello tienen en el área de música 1,3 millones de suscriptores en YouTube con 1.400 millones de visitas, y un promedio de 40 millones de visitas al mes. “A través de nuestro departamento de marketing hemos diversificado el negocio, allí se especializan en buscar nichos de mercado y nuevos negocios, por ejemplo, les ofrecemos a las marcas la imagen de nuestros artistas para sus campañas de promoción, ofrecemos shows, sincronizaciones, entre otros”.

“El reggaetón, es ahora el género más fuerte en las plataformas digitales, pero hoy tenemos además otra unidad de negocios que se llama Panter, a través de la cual ofrecemos tecnología en el desarrollo de aplicaciones con más de 120 desarrolladas y algunas de ellas disponibles en el app-store, en esta unidad también se ofrecen diseños para terceros, somos granadores de un Premio Grammy al mejor diseño de carátula. Así decidimos diversificar las fuentes de ingreso, pero la música es la parte principal del objeto social”.

“Hoy la democratización de la música está en todo el mundo esto permite que cualquier artista puede producir su propia música y subirla a internet. Pero este sigue siendo un negocio de mucho glamour y de alto riesgo, aquí pule uno la paciencia y el largo plazo”, concluyó.

Siga bajando para encontrar más contenido