Cogeneración, negocio alterno de los ingenios

El bagazo de la caña se ha usado para alimentar sus calderas y el vapor, como energía para el funcionamiento de sus procesos.

Esta situación que se vive en Colombia no es ajena a la tendencia mundial de utilizar cada vez más recursos renovables.

Archivo particular

Esta situación que se vive en Colombia no es ajena a la tendencia mundial de utilizar cada vez más recursos renovables.

Empresas
POR:
febrero 24 de 2015 - 03:56 a.m.
2015-02-24

La agroindustria azucarera del país está sacándole provecho a sus programas de reconversión industrial, con el fin de incursionar en el negocio de la cogeneración de electricidad.

Este no es nuevo, pues en la medida que los ingenios han cambiado sus calderas, estas les han proporcionado la suficiente energía eléctrica para autoabastecerse y sus remanentes para venderlos al sistema integrado nacional.

“Con la producción azucarera y con la venta de dichos excedentes se amortiza la deuda contraída para esas inversiones de renovación de equipos”, dijo un analista del mercado azucarero colombiano.

El experto consultado indicó que el futuro de este negocio (que aparentemente, no genera más del uno por ciento de las utilidades de los ingenios) dependerá del desarrollo de la Ley de Energías Renovables (Ley 1715 de 2014), concluyó.

La cogeneración será debatida durante el seminario internacional ‘Negocios con valor agregado en caña’, que sesionará pasado mañana en Cali, organizado por el gremio de los cultivadores de caña azucarera, Procaña.

“El encuentro se hará con expertos brasileros y colombianos, quienes abordarán experiencias sobre el potencial calórico y económico de la biomasa de la caña de azúcar, derivado del uso de los residuos de cosecha y bagazo”, explicó un vocero del gremio agrícola.

Una de las novedades del evento es que la cogeneración podría hacerse con pequeñas plantas móviles ubicadas en los predios de los productores de caña.

Del seminario también harán parte seis conferencistas nacionales, quienes abordarán temas como el alcance de la Ley anotada.

Por su parte, tres expertos expondrán sobre el potencial calórico y económico de la biomasa de la caña, derivado del uso de los residuos de cosecha y bagazo, el cual tiene beneficios para el mejoramiento de suelos y en la generación de energía.

CAPACIDAD Y PERSPECTIVAS DEL SECTOR SUCRO-ENERGÉTICO

Los proyectos de cogeneración, que se identificaron hace unos años atrás, ya se han venido implementando, lo cual ha incrementado la capacidad de cogeneración del sector.

Por esto, la capacidad instalada de cogeneración, al cierre del 2014, fue de 215 megavatios.

Los excedentes que hoy en día se están vendiendo son de 68 megavatios.

De acuerdo con la evolución de la reglamentación de la Ley 1715 de 2014, los cronogramas de implementación de los proyectos llevarán a que en el año 2018 el sector tendrá una capacidad de cogeneración de unos 369 megavatios de los cuales podría vender a la red aproximadamente unos 163.

Según un inventario realizado por la Andi en 2014, funcionan 21 plantas de cogeneración en el país, con una capacidad instalada de 351 megavatios, de los cuales el 59 por ciento corresponde a los ingenios.