Colanta venderá este año casi $ 3 billones en lácteos

Jenaro Pérez, gerente de la cooperativa, dice que no harán ningún cambio en las etiquetas de los quesos tipo europeo que producen.

Jenaro Pérez, gerente de Colanta.

Archivo Portafolio.co

Jenaro Pérez, gerente de Colanta.

POR:
octubre 14 de 2013 - 11:04 p.m.
2013-10-14

El gerente de la Cooperativa Lechera de Antioquia (Colanta) es contundente a la hora de defender el impacto social que se deriva de la protección a la producción nacional de leche.

En su opinión, el Gobierno debe tener en cuenta que los productores colombianos nacionales son en su mayoría pequeños campesinos que viven de vender diariamente unas botellas de leche y que no tienen nada más con qué sostenerse.

En diálogo con Portafolio, el dirigente cooperativo aseguró que los TLC son buenos, pero hay que ponerles límites. Rechaza la solicitud de los países europeos para que les cambien de nombre a los quesos identificados con nombres de regiones de ese continente, producidos en Colombia.

¿Qué opina de los TLC?

Los TLC son buenos, pero los hicieron a las patadas y sin estudiarlos. Por ejemplo, en lo que se firmó con Mercosur, Argentina es un gran ganador en el tema de los lácteos.

¿Qué ha pasado con ese mercado?

Pues que nos inundaron de leche en polvo. Nos entraron 32.000 toneladas en un solo año. Eso es inaceptable porque Colombia es un país productor de leche. Si no tuviéramos producción nacional, pues tendríamos que aceptar que ingresara leche.

Pero los TLC ya están vigentes, ¿qué hacer?

Poner aranceles más altos. Por ejemplo, en la leche se requiere un nivel del 95 por ciento. Hay que tener en cuenta que en el caso de Colanta, nosotros subsidiamos 2,2 millones de litros de leche diarios para poder llevar el producto a las zonas pobres. Tenemos leche sobrante. Estamos exportando leche en polvo.

¿Cuáles son los productos lácteos que estamos importando y que afectan a la producción nacional?

Lo más grave es dejar importar leche en polvo y lactosueros. Este último producto es un engaño para la gente. Ese es un subproducto que queda de la elaboración de quesos. Muchos lo usan para mezclarlo con leche en polvo importada y otros productos lácteos, lo que da como resultado una leche que se podría llamar adulterada.

¿Qué hace Colanta con el suero que sale de la producción de sus quesos?

Lo pulverizamos y lo vendemos a las empresas para confitería. Por ejemplo para hacer arequipe. En la industria láctea, el suero cumple la función del azúcar. Es el azúcar de la leche.

¿Colombia es competitiva en producción de leche?

La Cooperativa Lechera de Antioquia es la única que hace muchas cosas por la producción de leche. A punta de calidad, este año vamos a vender 2,8 billones de pesos en leche. Y súmele a eso la leche que hemos regalado a las familias de bajos recursos. Ya llegamos a 80 millones de litros de leche, durante los meses de abundancia mayo, junio y julio; vamos a los barrios pobres, la gente hace cola y se lleva el alimento.

Además del impacto social, ¿qué más buscan con el programa de leche regalada?

También lo hacemos con el fin de mantener el empleo rural.

¿Quiénes son los dueños de Colanta?

Los 6.000 trabajadores y 14.000 productores de leche.

¿Cómo van a solucionar el tema de la protección de la denominación de origen de los quesos tipo europeo?

Es que los nombres que utilizamos son genéricos. Por ejemplo: nosotros decimos, queso tipo manchego Colanta. Vamos a defender ese principio. No es justo ni equitativo que los grandes colosos de Europa, donde los gobiernos subsidian la producción de leche, ahora nos digan que nosotros no podemos hacer nuestros quesos. Nosotros no vamos a decir que el queso manchego de Colanta viene de España, sino que es hecho por nuestra empresa. No le estamos mintiendo a la gente.

¿Cree que ese argumento es suficiente para mantener la producción de quesos tipo europeo, sin cambiar nada?

Yo estoy tranquilo. Creo que tenemos argumentos de peso y que hay que hacer justicia con los campesinos colombianos que no tienen más de qué vivir, sino de la producción de leche en pequeña escala.

Estoy seguro que los países europeos nos van a entender y no se van a poner a cambiarles el nombre. Esos productos los tenemos en el mercado hace 10, 15 o 20 años. Hay que ser justos con los países en vía de desarrollo.

¿Cómo van las ventas a Venezuela?

Bien. Toda la vida hemos exportado leche a Venezuela. Ya se está solucionando el problema de la demora en el pago. Pero nosotros aspiramos a seguir vendiéndoles leche en polvo. Veo que ese negocio va a dar resultado.

¿Cómo les van a pagar?

Ellos nos hacen el pedido, nos consignan el dinero, y luego nosotros enviamos la leche en polvo. (De contado y por adelantado).

Siga bajando para encontrar más contenido