Colfuturo firmó acuerdo con bancos

La entidad oficializa su alianza con Sufi y Banco de Bogotá para convertir la deuda de los beneficiarios de dólares a pesos. Habrá plazos más largos de repago, pero mayores intereses.

Colfuturo firmó acuerdo con bancos

Archivo Portafolio

Colfuturo firmó acuerdo con bancos

Empresas
POR:
septiembre 13 de 2015 - 08:56 p.m.
2015-09-13

Colfuturo, Sufi y el Banco de Bogotá hicieron oficial la opción para los estudiantes de convertir su deuda de dólares a pesos con el objetivo principal de no depender más de la volatilidad de la divisa.

Sufi de Bancolombia ofrece una tasa efectiva anual del 15,39% con un plazo máximo de 60 meses y un pago de cuotas más bajas en el primer año. Los becarios que opten por el Banco de Bogotá podrán pasar su deuda a pesos con una tasa efectiva anual del 12% a un plazo de 7 años, dos años más que el que tenían con Colfuturo.

Cabe recordar que el interés anual de los estudiantes con Colfuturo es de 9% efectivo anual (en dólares) y que el plazo máximo de repago es de 5 años.

La preocupación de muchos estudiantes frente a la opción que ofrece Colfuturo es que el dólar vuelva a bajar y tengan que asumir una deuda aún más costosa de la que tenían inicialmente.

Jerónimo Castro, director de la organización, aseguró que esta no sigue un esquema obligatorio y los beneficiarios que tengan expectativa de que el dólar vuelva a bajar pueden pasar parcialmente una parte de su deuda a pesos con un banco y reducir las cuotas que le pagan a Colfuturo. “El estudiante es libre si quiere pasar todo, una parte o nada de lo que debe”, dijo el director.

Sobre los incentivos que tendría un estudiante para convertir su deuda a pesos y negociar con un banco, el dirigente aseguró que hay varios incentivos.Primero, que los programas con las instituciones financieras permiten extender el plazo y reducir el monto de las cuotas que pagaría el estudiante mensualmente.

Además, subrayó que las tasas de interés que se negociaron los bancos fueron muy favorables. Finalmente, Jerónimo Castro afirmó que la opción es buena para aquellos que se quieran quitar de encima la preocupación de la volatilidad del dólar.

COLFUTURO SIGUE SIENDO UNA BUENA OPCIÓN  

Según el más reciente estado de solicitudes para el crédito beca, este año se ha presentado el número de estudiantes más alto en la historia de la organización (1.509). Del número de aspirantes aceptados, solo el 12% (187) ha renunciado al programa y 43% (650) está pendiente de legalizar.

Estas cifras muestran que a pesar de estar asumiendo una deuda en dólares, el programa sigue teniendo alta aceptación entre los jóvenes que quieren hacer sus estudios en el exterior. “Aún haciendo la ecuación con pesos, estamos ofreciendo una tasa de interés negativa”, dijo el dirigente incluyendo en su cálculo la condonación del 50% que ofrece el programa.

Sobre las dudas del origen de los fondos que financian parte del programa, Jerónimo Castro aseguró que Colfuturo es una entidad privada ya que la mayoría de los fondos vienen de los grupos económicos más grandes del país.

Próximamente, el Banco Popular y Colpatria oficializarán sus acuerdos con Colfuturo para ofrecer opciones similares a los becarios.

LO QUE PIDEN LOS ESTUDIANTES A COLFUTURO

Los becarios que ya regresaron al país están viendo crecer cada vez más la cuota mensual que tienen que pagar. La deuda que asumieron en dólares pero que pagan en pesos ha aumentado hasta en un 30%, según afirman los propios estudiantes. Considerando esta presión cambiaria, un grupo de más de 800 estudiantes le escribió a las directivas de Colfuturo hace 7 meses una carta con 8 alternativas. Entre las opciones presentadas, se destaca la petición de que Colfuturo y los becarios asuman conjuntamente la carga cambiaria. En otras palabras, que si el valor de la deuda se incrementó en 800 pesos, que Colfuturo asuma una mitad y la otra los estudiantes. La segunda alternativa, es extender el plazo de pago para que las cuotas mensuales se reduzcan y no les quede tan duro cumplir con sus obligaciones financieras. Sin embargo, la única opción que se adoptó fue la que se acaba de oficializar con los bancos, donde se permite cambiar la deuda de dólares a pesos. Daniel Ospina, beneficiario Colfuturo 2012 la calificó como una “muy mala opción” dado que además de congelar la tasa representativa con la que asumirían la nueva deuda, los intereses son más altos y el plazo, en el caso de Sufi, es igual. “Para nadie es atractiva la alternativa, al menos con los estudiantes con los que yo hablo, ninguno va a optar por esta opción”, aseguró el beneficiario que cursó un posgrado en Ingeniería Eléctrica en la Universidad del estado de Ohio en EE. UU. A pesar de reconocer el diálogo abierto que han tenido con el director del programa, los becarios sienten que Colfuturo se ha cerrado a escuchar otras propuestas y llegar a una solución que favorezca a los estudiantes.