Collins entregará las obras del túnel de La Línea en noviembre

Pese a ello, la vía solo sería abierta al público a inicios de 2018, ya que requiere de los accesos y la puesta en marcha de los equipos internos.

Túnel de la Línea

La doble calzada requiere de la construcción de varios viaductos que están en obra.

Empresas
POR:
Portafolio
mayo 01 de 2016 - 05:24 p.m.
2016-05-01

Aunque las obras del túnel de La Línea avanzan de manera acorde al cronógrafo, los colombianos solo podrían transitar por ese tramo a partir de comienzos del 2018.

Así lo dio a conocer el Invías a Portafolio, al explicar que la habilitación total de la obra, para la circulación de los vehículos, depende de la puesta en marcha de los equipos, de iluminación, ventilación, extinción y control automatizado de última tecnología, lo cual está proyectado para el 2018.

“Se espera la entrega de la obra civil del túnel principal y la segunda calzada para noviembre de este año. El Invías ya realizó la contratación de los equipos electromecánicos de tal manera que se puedan iniciar los trabajos de instalación de los mismos inmediatamente sean recibidas las obras civiles. La meta es tener instalados todos los equipos en enero de 2018 y dar al servicio al público la obra”, señaló un vocero autorizado del Invías.

Justamente, en días pasados el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, pidió mayor celeridad en los trabajos a la firma contratista de las obras de construcción del túnel de La Línea.

Y es que el objetivo del Gobierno es entregarle al país una de las obras más requeridas por los colombianos, y tras más de medio siglo de espera.

El proyecto de infraestructura permitirá reducir en 40 minutos el recorrido entre los municipios de Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío).

De acuerdo al Invías, la construcción del túnel principal y la segunda calzada Calarcá-Cajamarca, a cargo del contratista Unión Temporal Segundo Centenario, tiene un costo de 629 mil millones de pesos, y se espera su culminación para el 30 de noviembre de este año.

“Este contrato comprende la construcción del primer túnel unidireccional (8,6 km), la construcción de la segunda calzada entre el municipio de Calarcá y el intercambiador Américas (9,39 km), y la construcción de la segunda calzada entre el municipio de Cajamarca y el intercambiador Bermellón (8,89 km)”, señala el Invías, y agrega que la ejecución del mismo se encuentra en un 84 %.

Por su parte, la segunda calzada en la zona del Tolima presenta el siguiente avance: vía a cielo abierto: longitud: 4,45 km, avance del 80%. Puentes y túneles: longitud 4,44 km (15 túneles y 13 puentes), avance 72%.

En cuanto a la segunda calzada en territorio del Quindío, que tiene una longitud de 6,97 km, ha avanzado 85%. Puentes y túneles: longitud 2,42 km (15 túneles y 13 puentes), avance 85%.

Finalmente, el Invías informó que el túnel de La Línea presenta el siguiente avance: la excavación está al 100%, las actividades de soporte han adelantado en 80 por ciento y el revestimiento en 40%.

Sobre la terminación del túnel piloto, a cargo del Consorcio Conlínea 3, y cuyo contrato tiene un valor que supera los 104 mil millones de pesos, se proyecta una fecha de culminación al 15 de diciembre del 2016. Esta obra, que tendrá utilidad como túnel de rescate y vía principal, tiene un avance superior al 30 por ciento.

En cuanto a las obras anexas, como es el caso de la terminación del acceso en el portal Quindío, este se encuentra en desarrollo y a la fecha tiene un avance superior al 90 por ciento.

Por su parte, el intercambiador Versalles se encuentra en etapa de preconstrucción de 4 meses, el contratista está adelantando las gestiones de tipo predial y ambiental para el inicio de obras, señala el Invías.

Tropiezos en el camino

De acuerdo con el Invías, durante la ejecución del contrato del túnel de La Línea, en septiembre del año 2014, la interventoría recomendó iniciar proceso administrativo sancionatorio por el presunto grave incumplimiento de las obligaciones y de declaratoria de caducidad del Contrato No. 3460 de 2008.

Aunado a lo anterior, el Invías inició el referido proceso garantizándole el derecho al debido proceso y defensa del contratista con fundamento en el respectivo informe de la interventoría, y se llegó a determinados acuerdos, e incluso fue necesario realizar una reprogramación del cronograma de la obra, el cual quedó establecido en la conciliación realizada el año pasado.

Según lo señalado por el Invías a Portafolio, la ejecución de las obras se está cumpliendo a cabalidad, tal como ha sido constatado en el proceso de seguimiento acordado entre el Gobierno y el empresario Carlos Collins, representante legal de la firma contratista, Unión Temporal Segundo Centenario.

María Trinidad León
marleo@eltiempo.com