‘En Colombia tenemos mucho por hacer’


El presidente para Latinoamérica de Daimler Mercedes-Benz, Matthias Barth,
habla de la crisis, de la cual considera que ya pasó lo peor. 

Matthias Barth

El presidente para Latinoamérica de Daimler Mercedes-Benz, Matthias Barth

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 16 de 2016 - 11:25 p.m.
2016-03-16

Si bien este no será un año fácil en ninguno de los países de la región, para la multinacional alemana Daimler Mercedes-Benz, en Colombia habrá buenos resultados y un crecimiento importante en el sector de vehículos comerciales.

El presidente para Latinoamérica de la firma, Matthias Barth, dice que el compromiso en Colombia es total, que la marca en autos creció en ventas un 50 por ciento y que las inversiones se mantienen. A su paso por el país, el directivo habló con Portafolio, sobre Latinoamérica y el Caribe y cómo se ven estos países.

¿Cómo está el mercado en la región?

La situación es difícil. En Brasil, que es el país en el que más vendemos vehículos comerciales, pasamos de tener años de 200.000 unidades a 120.000 y este año esperamos 60.000 unidades.

Y ese efecto se siente en buena parte de la región. Allí se conjugan dos variables que complican la realidad del país: hay crisis política y económica. Cada día hay noticias que no son buenas y que no dejan de sorprender.

¿Seguirá la caída en Latinoamérica?

No. Creo que tocamos fondo y que lo que viene es mejor, en muchos países vemos señales positivas. Claro, los problemas no son en todos ellos. La dependencia de las materias primas los afecta a unos más que a otros. Mire Chile, la caída en el precio del cobre ha resentido la economía en cifras importantes.

¿En dónde se ve mejor el panorama?

Por ejemplo, Argentina muestra señales positivas, el buscar salidas a la deuda habla bien del país y todos los días envía señales en diferentes aspectos, que le devuelven la confianza a la banca internacional y a los empresarios.

Creo que Bolivia es la gran sorpresa de la región, es un mercado pequeño, pero los indicadores económicos están en orden, algo están haciendo bien, parece que el discurso político es uno y la realidad económica es otra.

Ecuador es un caso complejo, la nación no puede devaluar y les ha tocado tomar medidas que uno entiende porque es lo único que pueden hacer para evitar que se vayan los dólares, pero que nos dejan fuera del mercado.

Y en Venezuela, la situación es demasiado compleja, este año no esperamos ventas y tenemos una nómina de 890 personas que debemos mantener, porque en ese país está prohibido despedir personal. Así que estamos resistiendo y esperando un cambio.
Y en el caso de Centroamérica y el Caribe en términos generales les va bien. Los países del Caribe tienen indicadores muy positivos, son mercados pequeños pero están creciendo.

En el caso de las naciones de Centroamérica, lo que vemos en Costa Rica y Nicaragua es que les va muy bien, porque con la caída de los precios del petróleo las economías que son puramente importadoras de combustibles (caso Nicaragua) hoy tienen recursos para atender más asuntos. Y Panamá muestra indicadores sanos.

Llegamos a Colombia...

Estoy convencido de que Colombia tiene todos los indicadores básicos muy bien. Para nosotros este es uno de los mercados importantes de la región y en vehículos comerciales vamos a facturar más que en el anterior.

En automóviles el año pasado colocamos más de 4.000 unidades; esas cifras nos convierten en el más vendedor del segmento premium y vamos a seguir como los número uno este 2016.

En buses, tendremos un excelente año, creo que las ventas serán muy superiores.

En camiones pesados las cosas están difíciles, en la línea de transporte intermunicipal y de mercancías que cruzan el país la situación es compleja.

Además, el país sigue teniendo problemas con temas como la chatarrización, aún no se ve claridad en el asunto.

En la línea de camiones livianos, con nuestra marca Fuso vamos a crecer, muy en línea con lo que le pasa a la industria y prevemos un año importante en esa marca.

Pero además, en el caso colombiano tendremos más innovaciones, y en los próximos días haremos la presentación de un portafolio más robusto en materia de servicios.

La inversión de las vitrinas sigue cada vez más grandes, nuestra área de repuestos ya supera, en inventarios, los 20 millones de dólares, lo que implica más área y una confianza total en el país y en el mercado colombiano.

Cómo les ha ido con su planta en Funza...

Creemos que este es el año de empezar a despegar y mejorar las ventas. El Grupo hizo una inversión importante, pero llegó un periodo difícil y creemos que ya lo peor pasó y van a mejorar las cosas. Lo bueno es que en este país siempre hay trabajo.

¿En autos seguirán creciendo este año?


Lo que pasa es que las ventas del año pasado pagaron la boleta, fue un desempeño espectacular, las condiciones actuales son diferentes. La devaluación ha sido fuerte y eso se refleja en el precio de nuestros modelos.

Sin embargo, lo reitero seguiremos siendo el número uno en el segmento premium.

Y eso afecta las novedades este año...

No. De hecho estamos próximos a presentar los nuevos clase E y aquí estaremos.
Tenemos un portafolio de productos en cada línea bastante robusto y el crecimiento no es solo en vehículos en la línea de buses, estamos cada vez en más segmentos.

César Giraldo
Subeditor Portafolio