Colombia apuesta al millón de hectáreas de palma de aceite

La razón es que es el cultivo oleaginoso más importante del mundo, y su aceite vegetal, el más consumido.

Palma de aceite

Archivo particular

Palma de aceite

Empresas
POR:
septiembre 27 de 2015 - 11:03 p.m.
2015-09-27

La inclusión de la palma de aceite en el listado de cultivos que se promoverán dentro del plan Colombia siembra es un voto de confianza que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha dado a esta planta, presente en el país desde hace 60 años, una buena parte de los cuales han transcurrido bajo la orientación de Fedepalma y la investigación de Cenipalma.

Y es que no fueron pocos los elogios de Aurelio Iragorri, ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, durante su intervención en la XVIII Conferencia Internacional sobre Palma de Aceite, “Sigue siendo un buen negocio”, dijo, y ya es mucho decir para un producto agrícola en medio de las realidades de la balanza comercial y el panorama agreste establecido por el Tercer Censo Nacional Agropecuario.

En efecto, Iragorri se encargó de recordar que “Colombia siembra” o el plan del millón de hectáreas que se lanzará el primero de octubre, pretende aumentar en esa cantidad el área sembrada nacional, que hoy asciende a 7,2 millones de hectáreas. Parecen pocas y son pocas, si se tiene en cuenta que de las 113 millones de hectáreas rurales de Colombia, hay 44,5 millones aptas para la siembra. Es decir, que 37 millones simplemente colonizan la tierra y no clasifican siquiera como lotes de engorde.

Colombia es considerada por la FAO como uno de los siete países en los que se centrará el 50% de la siembra futura para la producción de alimentos. Y si bien la palma de aceite ofrece la alternativa provechosa del biocombustible, la mitad de los productos que se elaboran diariamente en el mundo tienen al aceite de palma como ingrediente principal.

Colombia, con 1,70 %, es el cuarto productor de aceite de palma en el mundo y el primero en América. Lo siguen Ecuador y Honduras en la región, y todos están lejos aún de las 10,5 millones de hectáreas que tiene sembradas Indonesia, que junto con Malasia cubre el 85 % del mercado.

Al cierre del primer semestre de 2015, el sector palmicultor colombiano consolidó una producción de 653.657 toneladas de aceite de palma crudo, en aproximadamente 500 mil hectáreas. Lo anterior representa un incremento el 3 % frente a lo reportado en el mismo período de 2014. Se espera que el 2015 cierre con una producción de 1.200.000 toneladas, lo que según Jens Mesa Dishington, presidente ejecutivo de Fedepalma, “muestra la recuperación de productividad en algunas áreas”.

La “Pudrición del cogollo” (PC) se ha llevado 100.000 hectáreas de palmas en las últimas dos décadas. Y está el mercado… Mientras las exportaciones alcanzaron 163.400 toneladas durante el primer semestre del año, el consumo nacional fue de 494.000 toneladas, 2 % menos que en 2014. Los aceites locales están siendo asediados por aceites vegetales crudos importados.

En todo caso, y como dijo el ministro Iragorri: “Este país tiene futuro. Pero no tendrá el mismo futuro sin la palma de aceite”.

Carlos Gustavo Álvarez G.

Especial para Portafolio