Colombia, clave en diversificación de Old Mutual

El país hace parte del área de mercados emergentes, en donde el foco es ampliar la oferta para clientes actuales y atender el mercado masivo.

Rose Keanly

Rose Keanly, directora de Operaciones de Old Mutual Emerging Markets.

Empresas
POR:
Luisa gómez
abril 04 de 2016 - 08:13 p.m.
2016-04-04

Luego de que el grupo financiero Old Mutual anunciara su división en cuatro unidades de negocio, el área de mercados emergentes –del cual hace parte Colombia– se sustentará en la diversificación para seguir creciendo.

De hecho, este segmento, que ofrece soluciones de inversión, ahorro y crédito en 14 países de América Latina, Asia y África, es uno de los que más crece y de mayor aporte en las ganancias del grupo.

Rose Keanly, directora de Operaciones de Old Mutual Emerging Markets, explicó que es justamente la diversidad de negocios, regiones y clientes lo que le da pie al grupo sudafricano para seguir invirtiendo.

Aunque la atención al cliente afluente marcó el inicio de sus operaciones en América Latina (tras la compra de Skandia), ahora ven grandes oportunidades en el mercado masivo.

No en vano, en Colombia han incursionado recientemente con productos que combinan ahorro, inversión y seguros, que se suman al negocio de pensiones obligatorias y voluntarias y administración de portafolios.

“En vez de vender productos, el futuro de los servicios financieros está en la asesoría: entender qué piensan los clientes, cuáles son sus proyectos y metas, y de acuerdo con eso vemos qué soluciones financieras podemos darles para lograrlo”, explicó.

Dijo además que la tarea de que las personas tengan mayor comprensión financiera ha recaído principalmente en los bancos, lo cual les abre una oportunidad importante.

Sin embargo, uno de los desafíos está en los canales de distribución, que en ciertas partes son un tema complejo, aunque señala que el uso de la tecnología y de los canales digitales se convertirá en una herramienta para acercarse más a sus clientes.

En cuanto al tema pensional, Keanly afirma que, en momentos en que la expectativa de vida es mayor, el ahorro cobra un papel fundamental entre la población. “Si una persona no ahorra para su retiro y no es obligada a hacerlo, a la larga se convertirá en una carga para sus familias o para el Estado. Por eso, apoyamos todo lo que se haga para que las personas ahorren”, dijo.

Precisamente, en África han desarrollado varias iniciativas para incentivar la cultura del ahorro en la población no afluente.

Por ejemplo, hay un producto en el que el usuario va ahorrando y el dinero se distribuye en dos bolsillos: uno, cuyos recursos pueden ser usados en caso de emergencia, y el otro en el que el dinero se deja con una vocación de largo plazo.

Igualmente, en una alianza con entidades bancarias, ofrecen una cuenta con una tarjeta débito, que al ser utilizada como medio de pago para hacer compras, permite que un porcentaje del valor pagado se destine automáticamente a otra cuenta exclusiva para ahorrar.

En la medida en que se conozcan las necesidades de los consumidores latinoamericanos, no se descarta que productos similares puedan traerse a Colombia y México.

Por lo pronto, los principales desafíos para Old Mutual en mercados emergentes han estado concentrados en la depreciación de las monedas y en ciertos asuntos regulatorios.

De todas formas, la directiva señala que “las regulaciones son inciertas, pero son pocos los países en donde eso no pasa, de manera que esa es la naturaleza del negocio en mercados emergentes”.

Luisa Gómez R.
Subeditora de Portafolio
Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Por invitación de Old Mutual