Colombia, clave para el nuevo dueño de Scribe

La firma fue adquirida por la también mexicana Bio-Pappel. La empresa tiene planta en Pereira.

Colombia, clave para el nuevo dueño de Scribe

Archivo particular

Colombia, clave para el nuevo dueño de Scribe

Empresas
POR:
enero 16 de 2015 - 02:13 a.m.
2015-01-16

La operación de Scribe en Colombia promete fortalecerse, ahora que la corporación a la que pertenece en México pasó a manos de Bio--Pappel.

La transacción que se concretó en octubre pasado contempla la adquisición de la totalidad de las acciones de la empresa y está pendiente del visto bueno de las autoridades correspondientes en materia de competencia del país azteca.

Al momento de reportar la operación, cuyo monto no se reveló, Bio- Pappel explicó que tiene una capacidad instalada de 2 millones de toneladas al año, mientras que Grupo Scribe aportaría 800,000 toneladas.

Scribe hoy vende más de 500 millones de dólares en México y en Colombia al año. Colombia aporta cerca del 10 por ciento de la operación total.

Se estima que los activos de Scribe ascienden a los 700 millones de dólares

Al explicar los alcances del negocio, Erika González, gerente de mercadeo de Scribe Colombia, señala que Scribe cuenta con seis plantas en México y otra en Colombia, más exactamente en Pereira, dedicada a la producción de cuadernos.

“A futuro está proyectado hacer inversiones en la fábrica pero hay que esperar que entre en operación nuestro nuevo dueño que es Bio-Pappel para definir cuáles de esos proyectos se llevarán adelante”, señaló.

Según la directiva Bio- Pappel es la más grande productora en Latinoamérica. Tiene 30 plantas, tanto en México como en el sur de los Estados Unidos y es una compañía que se caracteriza por su política ciento por ciento biodegradable y biorreciclable.

Bio-Pappel se dedica a la producción y comercialización de papel reciclado, de papel para la elaboración de libros y cuadernos, entre otros, de interés para el sector grafico.

Según la directiva, este negocio se da porque ambas empresas tienen una sinergia muy interesante. Bio-Papel no tenía la categoría de cuadernos y su producción es un nicho importante para Scribe.

“Seguramente, se van a hacer muchas cosas para catapultar la categoría y también se llegará a nuevos mercados”, consideró.

Por su parte, hacer parte de Bio-Pappel le abre a Scribe nuevas categorías, teniendo en cuenta las fortalezas que tiene también en cartón corrugado para empaques y material para fotocopias.

Erika González destacó que Scribe Colombia fue una parte importante de la negociación por el interés que tiene la nueva dueña de ampliarse a nuevos mercados.

“Ellos no tienen operación actualmente en un país de Suramérica y está viendo a Colombia como la plataforma estratégica para poder expandirse a otros mercados, empezando por el local que es el más importante”, comentó.

Scribe ha hecho exportaciones puntuales a México, Venezuela y Perú.

Sin embargo, señaló la gerente de mercadeo de Scribe “buscamos en los próximos años tener participaciones importantes en los mercados más cercanos como Perú y Ecuador, principalmente”.

Desde su perspectiva, con seguridad la operación colombiana va a ser un foco muy importante dentro de la nueva etapa de Bio-Pappel, no solo a nivel de producto, sino de toda la ampliación del portafolio en nuevas categorías, en las inversiones y en el staff de Colombia para ir a nuevos países.

Además de cuadernos, Scribe Colombia maneja carpetas, producidas localmente, y colores que vienen de Oriente.

Se trata de líneas que nacieron el año pasado y que espera impulsar como unas nuevas categorías para la compañía.

LA TEMPORADA ESCOLAR 'PINTA' BIEN 

Con la meta de crecer este año a niveles de doble dígito, Scribe tiene expectativas favorables sobre el desempeño de los negocios en la actual temporada escolar.

“Hemos ampliado el portafolio porque queremos consolidarnos como los líderes del mercado en este segmento premium y tener crecimientos muy importantes en los demás segmentos que manejamos”, dijo Erika González.

“Como se está moviendo la temporada escolar y el mercado, yo creo que lo vamos a lograr”, añadió.

La marca tiene el 50 por ciento del mercado en el segmento premium, por el que compite con Norma.

La responsable de mercadeo de Scribe explica que los análisis de mercado le han hecho entender a la marca que el cuaderno es un elemento demasiado personal, que no es transferible y que es una expresión de la personalidad.

Por eso, dice, es importante la oferta para que cada quien pueda identificarse con la variedad de motivos que ofrece Scribe y que contempla texturas, olores y experiencias alrededor de este producto escolar, comentó.

congom@portafolio.co