Colombia evalúa evacuar carbón por el Caribe

Hay cerca de 200 mil toneladas represadas. Los sobrecostos para llevar el carbón hasta puertos colombianos en vez de usar los venezolanos, alcanzan 20 dólares por tonelada, según información oficial.

Colombianos deportados

EFE

Colombianos deportados

Empresas
POR:
agosto 30 de 2015 - 10:56 p.m.
2015-08-30

El gobierno de Colombia evalúa evacuar por sus puertos del Caribe el carbón represado por el cierre parcial de la frontera con Venezuela, por donde se enviaban toneladas del material por vía terrestre, informaron las autoridades.

Las ministras de Transporte, Natalia Abello, y de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez, evaluaban este fin de semana esa posibilidad "para conseguir la evacuación de carga a través de los puertos de la región Caribe", informó en un comunicado la cartera de Transporte, ante el represamiento que este fin de semana alcanzaba las 200.000 toneladas de carbón tras el cierre parcial de la frontera ordenado por el presidente venezolano Nicolás Maduro hace dos semanas.

Este domingo, Abello se reunía con directivas de los puertos de Barranquilla y de Santa Marta, en el Caribe colombiano, para tratar el tema.

En una reunión el viernes con empresarios del departamento colombiano de Norte de Santander, afectado por esa medida, "las ministras analizaron las posibilidades de armar una cadena logística para exportar carbón por las terminales marítimas y así garantizar el transporte y el comercio de los productos colombianos", agregó el texto, ante la preocupación de empresas colombianas que enviaban el material por vía terrestre para embarcarlo en puertos venezolanos.

Los sobrecostos para llevar el carbón hasta puertos colombianos en vez de usar los venezolanos, alcanzan 20 dólares por tonelada, según información oficial.

La tensión entre Bogotá y Caracas comenzó el 19 de agosto con el cierre de algunos pasos fronterizos ordenados por Maduro tras un ataque a militares venezolanos, ocurrido días atrás en medio de una operación anticontrabando en el fronterizo estado venezolano de Táchira y que el mandatario atribuyó a "paramilitares colombianos".

La crisis aumentó con el estado de excepción decretado por el presidente venezolano el 21 de agosto y se profundizó aún más el jueves, cuando ambos países llamaron a consultas a sus embajadores en medio de denuncias de violaciones de derechos humanos de los damnificados.

Este fin de semana, la cifra de colombianos deportados era de 1.097, mientras que la de quienes retornaron voluntariamente por temor a ser expulsados, ascendía a más de 7.000. El paso de Cúcuta, en el departamento colombiano de Norte de Santander, es el principal en los 2.219 km de frontera que ambos países comparten.

AFP