Colombia gana ‘Óscar’ al diseño de empaques

El primer Pentaward ya había ayudado a posicionar el estudio ImasD en el mercado.

ste fue el diseño ganador ante consumidores y jurado.

Archivo particular

ste fue el diseño ganador ante consumidores y jurado.

Empresas
POR:
octubre 10 de 2014 - 12:06 a.m.
2014-10-10

Con el rediseño de su imagen, la marca Ecoflora aumentó sus ventas en un 40 por ciento y la firma colombiana artífice de esta campaña acaba de ser galardonada con el Bronze Pentaward, considerado el ‘Óscar’ en el diseño de empaques.

El premio les fue entregado el miércoles en Tokio a Carolina Alzate y David Freyre Márquez, fundadores de ImasD, un estudio especializado en Packaging y Branding (empaques y posicionamiento de marca) que tiene su sede en Medellín.

Lo más meritorio es que se impusieron entre casi 1.600 trabajos y casi siempre ganan japoneses, ingleses y franceses.

Alzate cuenta que el diseño tuvo una fase inicial de creación, de 45 días en los cuales el equipo casi se trasladó al jardín botánico de Medellín buscando inspirarse en la naturaleza.

“Todas las partes inferiores de los empaques son texturas de hojas, la parte iconográfica del logo se hizo a partir de una Suculenta, que es una planta que crece como en fractales. Todo el producto está impreso en serigrafía para ser más ecológico. La etiqueta nunca se cae y va a durar mas tiempo con el consumidor para tener menor impacto ecológico”. Adicionalmente, hubo pruebas con un potenciales usuarios, según explica Álvarez.

La implementación posterior de la campaña duró un año, pero valió la pena porque cautivó a grandes empresas dedicadas a la línea de aseo que se convirtieron en clientes. Ya en el 2012, tras su primer Pentaward, les habían llegado contratos de marcas reconocidas como Dersa, Club Colombia, Alpina, Team Foods y el Grupo Gloria, subiendo su facturación en el 2013 en un 200 por ciento.

Hoy están posicionados en el top5 nacional en su campo de trabajo y los llaman con ofertas de toda América Latina, Estados Unidos y Europa. Las exportaciones representan entre el 35 y 40 por ciento de su facturación y hace tres meses ImasD abrió una oficina en Ecuador.

“Siempre nos ha encantado tener proyectos de envergadura y marcas potentes, pero también nos asociamos con firmas pequeñas sin capacidad económica para llegar a este tipo de servicios”, anota la empresaria.